2022-08-26

Hace poco, el aire acondicionado de nuestra casa dejó de funcionar, así que contratamos a un técnico. Cuando el técnico llegó, trajo a su hijo de cinco años, que en un momento dado se distrajo y no se fijó en que su padre había salido. Se alarmó porque su padre no estaba," me dejó solo", pensó.

Lo cierto es que su padre había salido afuera para comprobar algo del trabajo que estaba realizando. Cuando descubrió a su padre afuera, le dijo: "¡Papá, estás aquí! Pensé que me habías dejado, que me habías abandonado", a lo que su padre respondió: "¿Cómo podría dejarte, eres lo más grande para mí en este mundo?"

¿Estás pasando por un momento de prueba? ¿Ha sucedido algo que te ha hecho sentir que Dios ya no está contigo?

Si has respondido afirmativamente a cualquiera de las dos preguntas, entonces esta entrada del blog es para ti.

De vez en cuando, todos experimentamos un período de dificultad. Estos momentos difíciles pueden ser causados por diferentes cosas, como una enfermedad física, la muerte de un ser querido, problemas financieros, tensiones relacionales o cualquier otra cosa que ponga tensión en nuestras vidas.

En estos momentos es muy fácil sentirse solo, como si Dios nos hubiera abandonado y no hubiera salida a nuestros problemas. Pero amigos, ¡incluso en tu hora más oscura Dios está contigo! Puede que no lo parezca, pero Él está ahí con su amor interminable y su fidelidad inagotable. Siga leyendo para descubrir por qué Dios está siempre contigo y cómo esto debería alentar y fortalecer tu fe durante los tiempos difíciles.

Dios está contigo cuando estás en tu punto más bajo

A veces, experimentaremos un verdadero punto bajo en nuestras vidas. Todas las cosas en las que hemos confiado anteriormente ya no parecen estar ahí para nosotros. Es en estos momentos cuando nos sentimos más solos. Pero amigos, incluso cuando estamos en nuestro punto más bajo, Dios sigue estando con nosotros.

Así es, Él escucha nuestro grito por ayuda y nos levanta suavemente, devolviéndonos a un lugar de esperanza y fuerza. Durante estos tiempos, es muy fácil perder de vista todos los maravillosos regalos que Dios nos ha dado. Pero cuando estamos en nuestro punto más bajo, es el momento perfecto para dar un paso atrás y mirar todo lo que Dios ha hecho por nosotros. Cuando hacemos esto, descubrimos que Dios nos ha proporcionado todo lo que hemos necesitado, incluso cuando no lo sabíamos.

Dios está contigo cuando nadie más lo está

En ciertos momentos de nuestra vida, nos encontramos en situaciones en las que nadie más está a nuestro lado. Esto puede deberse a que nos encontramos en un lugar donde no tenemos amigos, o puede ser porque todos los que nos rodean tienen sus propios problemas y no pueden ayudarnos. También puede ser porque nos hemos colocado en una situación en la que hemos sido rechazados por los demás. Sea cual sea la razón, habrá momentos en los que nadie más esté ahí para nosotros.

Pero amigos, incluso cuando no hay nadie más que esté ahí para ti, ¡Dios siempre estará contigo! Él es tu Padre. Nunca te dejará ni te abandonará. Él estará allí en tu hora más oscura y te dará la fuerza que necesitas para superar cualquier situación difícil que estés enfrentando. En los momentos en los que no haya nadie más para ayudarte, Dios seguirá estando ahí con su amor y fidelidad sin límites.

Él conoce tu dolor y está ahí para ayudarte a superarlo. Él nunca te dejará ni te abandonará y quiere levantarte de la situación difícil y darte la fuerza para seguir adelante en la vida.

Dios está contigo cuando nada parece ir bien

Habrá momentos en nuestras vidas en los que trataremos de hacer algo bueno y parecerá que todo va mal. Puede ser que tratemos de ayudar a alguien y no salga nada, o puede ser que tratemos de hacer algo bueno para nosotros mismos y no salga bien. Cuando suceden estas cosas, es fácil sentir que nada va bien.

Pero amigos, incluso cuando nada parece ir bien, ¡Dios está con ustedes! Él está con ustedes para fortalecer su fe y para mostrarles que incluso en su hora más oscura Él es fiel. Durante los momentos en que nada parece ir bien, da un paso atrás y mira lo que Dios ha hecho por ti. Él te conoce y conoce tus planes. Él sabe lo que estás tratando de hacer y sabe por qué estás tratando de hacerlo. Date cuenta de que Él está contigo incluso en tu hora más oscura y quiere levantarte con su amor interminable.

Dios está contigo cuando otros dudan de tu fe

Habrá momentos en los que otros dudarán de tu fe y tratarán de persuadirte de que no lo hagas. Dirán que Dios no es real o que no puede ayudarte o que no escucha tus oraciones. Puede ser un pariente o un amigo el que dude de tu fe, o puede ser alguien que esté tratando activamente de alejarte de tu fe.

Mira, no importa cuáles sean las circunstancias, en momentos como estos, Dios está contigo. Él está ahí para darte la fuerza necesaria para defender tu fe y demostrarles que están equivocados. En los momentos en que los demás dudan de tu fe, da un paso atrás y mira lo fiel que ha sido Dios contigo. Date cuenta de que Él está contigo incluso en tu hora más oscura y quiere levantarte con su amor infinito. Sepa que Dios es fiel y que nunca lo dejará ni lo abandonará. Él escucha cada oración que usted hace y le dará la fuerza para defender su fe.

Dios está contigo cuando te sientes solo y abandonado

A veces en nuestras vidas nos sentiremos como si estuviéramos solos y que nadie se preocupa por nosotros. Puede ser porque nos hemos alejado de nuestros amigos y familiares, puede ser porque los hemos alejado, o puede ser porque estamos pasando por un momento de prueba y dificultad y nos sentimos abandonados por Dios.

No importa cuáles sean las circunstancias, en momentos como estos. Pero amigo, amiga, aun cuando se sientan solos y abandonados, Dios sigue estando con ustedes. Él está ahí con su amor y fidelidad interminables. Él te conoce y conoce tus luchas. Está ahí para ayudarte a superarlas y darte la fuerza que necesitas para seguir adelante. Date cuenta de que Dios está ahí contigo, incluso en tu momento más oscuro. Él es fiel a ti y nunca te dejará ni te abandonará.

Conclusión

Puede ser fácil sentir que Dios nos ha abandonado cuando estamos pasando por un momento de prueba y dificultad. Puede parecer que Él ha dejado de preocuparse por nosotros, que ha dejado de escucharnos y que nos ha dejado solos ante nuestros problemas. Pero amigos, incluso en su hora más oscura, Dios está con ustedes.

Él está ahí con su amor y fidelidad interminables y quiere levantarte y darte la fuerza que necesitas para superar tus dificultades. Durante los tiempos de prueba, es fácil centrarse en todas las cosas malas que están sucediendo a tu alrededor y en ti. Es fácil quedar atrapado en lo que está sucediendo y olvidarse de mirar a Dios, que está a tu lado y trabaja para levantarte.

Recuerda, durante estos tiempos, es importante mantener los ojos en Dios y recordar que Él está con usted, pase lo que pase. Él está trabajando para levantarte y darte la fuerza que necesitas para seguir adelante. Date cuenta de que Dios está ahí contigo, incluso en tu momento más oscuro. Él es fiel a ti y nunca te dejará ni te abandonará.

Close Ad