La tiroides: La culpable silenciosa de tu falta de sueño

2020-11-09

Si Dios esta conmigo nada ni nadie puede contra mi

Salmo 27:5: “Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto”

El Rey David, escritor de este bello salmo, estaba consciente que estar cerca de la luz de Dios vencería la oscuridad dentro de él.

Sabia, que la salvación, la victoria, la respuesta,  no era algo que él podía conseguir solo, sabía que su vida estaba en las manos de Dios y por ende, estaba agradecido por la protección y Gracia de Dios quien le mostraba el camino.

Salmo 27:11: “Enséñame, oh Dios, tu camino, Y guíame por senda de rectitud”

Dios es el camino y donde quiera que nos encontremos, Él nos conduce hacia la Gracias a través de la oración. Y un corazón pleno de la Gracia de nuestro Señor responde de inmediato a la llamada de Dios y al beneficio de la guía y de la protección Divina.

David, como tú, era una persona con luchas y situaciones muy difíciles.

Muchos eruditos ubican el Salmo 27 al principio de la vida adulta del Rey David, cuando se encontraba huyendo del Rey Saúl para salvaguardar su vida.

Sin embargo, las situaciones que se mencionan en este Salmo, como el acecho de los malvados y las traiciones de los falsos testigos también describen varios sucesos de  la vida de David. Lo importante es que el periodo de tiempo en que se ubica el Salmo no afecta el gran valor de su significado.

La definición de "Salmo" es "Canto o Himno sagrado", y muchos de los relatos de la vida de David fueron utilizados durante tiempos de adoración colectiva.

Estos principios, al igual que hoy, se transmitieron y enseñaron a través de la música y la audiencia prevista para un salmo seria el pueblo de Israel.

El Salmo 27 comienza con los  versículos 1-3 manifestando una declaración de confianza contra el miedo.

Después los versículos 4-6 adquieren un tono íntimo, ya que David pide permanecer en la presencia de Dios en todo momento; y es ahí donde reside su verdadera confianza y seguridad.

A partir de allí, David es llevado a la oración  (versículos 6-12), buscando la seguridad de que Dios todavía está cerca de él en medio de sus tribulaciones. Finalmente, con un espíritu calmado, David reafirma su fe y su confianza en la bondad de Dios (versículos 13-14).

El Salmo 27 es un recordatorio de que Dios es nuestra luz, nuestra fuente de fortaleza y valentía para permanecer firmes cuando surgen dificultades, y solo Él le mostrará siempre infinitas bendiciones a aquellos que verdaderamente lo buscan.

Si quieres llenarte de fortaleza lee estas palabras, presiona aqui

Baja estas canciones, GRATIS

Mira este hermoso video