¿Cómo mejorar la vida sexual en el matrimonio?

2022-07-13

Piensa en la última vez que no te sentiste nada especial. Aquella ocasión en la que te sentiste como una cara más entre la multitud. Estoy dispuesto a apostar que esa horrible sensación, de no ser único ni amado, vino de algún lugar dentro de ti.

Con sinceridad, dime si esto no es algo que te haya ocurrido por accidente o por culpa de otra persona: es algo que vive dentro de ti, porque tú lo dejaste entrar.

¿Has oído alguna vez el dicho "los amigos falsos te hunden"? Lo mismo ocurre con los pensamientos negativos sobre ti mismo. Si son negativos y falsos, te hundirán el espíritu. Pero si son positivos y verdaderos, ¡te levantarán!

Así es que, no busques más que esta lista como prueba de que hay algo único en ti y que hay alguien que te quiere por lo que eres. Puede que encuentres algo de inspiración aquí, pero sobre todo, piensa que es un espejo que refleja tu belleza interior para que a partir de ahora... la veas.

En caso de que una de estas razones no resuenen contigo en este momento, tenemos otras que te harán sentir que eres amado.

Se te quiere porque marcas la diferencia en la vida de la gente.

Se te quiere porque marcas la diferencia en la vida de las personas. Si hay algo que todos necesitamos es saber que marcamos la diferencia, que estamos cumpliendo con nuestro propósito en este mundo.

Muchos de nosotros tenemos dones y talentos especiales que podemos utilizar para dar alegría a los demás. Incluso el gesto más pequeño puede marcar una gran diferencia y ayudar a otra persona. Esto es algo muy especial en ti. Se te quiere por tu bondad y generosidad.

Ser amable y generoso es una de las mejores maneras de hacer felices a los demás. Pero hay algo más que eso. Son cualidades que definen quién eres como persona. También son cosas que te hacen feliz. Así que al ser generoso, no solo estás ayudando a los demás, sino también te ayudas a ti mismo.

Eres amado por lo único que eres. Puede que no seas un científico, un médico o un actor o actriz famosos, pero eres especial a tu manera. Puede que seas un gran amigo, un hermano cariñoso, un artista con talento, un padre servicial, una pareja cariñosa, un profesor comprensivo, un chef creativo o un empleado valioso. No importa lo pequeño que sea tu papel en este mundo, eres importante y marcas la diferencia.

Se te quiere por lo mucho que te preocupas por los demás.

Es fácil preocuparse por uno mismo y por su propio bienestar. Pero preocuparse por los demás es completamente diferente. Requiere sacrificio, un corazón desinteresado y mucho amor.

Esto demuestra que eres un hijo, una hija de Dios. Una persona especial que tiene un alma bondadosa y cariñosa. Se te quiere por lo único que eres.

Eres especial porque eres diferente a los demás. Tienes tus propias manías, deseos, miedos y sueños. Tienes tu propia forma de sentir, pensar y ser. Y por eso, eres único. No hay nadie más en el mundo como tú. Eres especial para tu Padre Celestial.

Se te quiere por la persona que te esfuerzas en ser.

La persona que eres ahora es especial en muchos aspectos, pero la persona que te esfuerzas por ser es aún más especial. Quieres ser mejor y más, y te esfuerzas por conseguirlo.

Esto es algo muy especial en ti porque no todo el mundo se esfuerza por ser mejor. Muchas personas están satisfechas con lo que son y donde están en la vida. Pero tú no eres una de ellas. Te esfuerzas por ser mejor y eso te hace especial.

Eres amado porque no hay nadie más en el mundo como tú.

Hay miles de millones de personas en el mundo, pero no hay nadie más como tú. Nadie más tiene las mismas huellas dactilares, los mismos padres, los mismos pensamientos, las mismas ideas y los mismos sueños que tú.

Esto es algo muy especial en ti. Esto te hace único y especial.

También se te quiere porque, a pesar de todo esto, sigues estando aquí...

Sí, se te quiere por todas estas razones y más. Pero lo que te hace aún más especial es que, a pesar de todo esto, sigues aquí.

Así es, estás vivo y eso es algo realmente increíble. Piénsalo: de todos los miles de millones de personas que hay en el mundo, tú eres uno de los agraciados de estar aquí.

¡Que Dios te siga bendiciendo!

Close Ad