10 celebridades que fueron producto de una violación

Este artículo señala 4 puntos importantes para que puedas enseñarles a tus hijos a tomar decisiones adecuadas y tener control de sus vidas.

Vivimos en un planeta donde los valores morales están desapareciendo; donde es muy simple para los hijos ser engañados por la tendencia a ‘desobedecer’ a sus progenitores. Muchos padres se preguntan de qué forma pueden educar a los hijos y enseñarles los beneficios de la obediencia, como el reconocer que la desobediencia siempre y en todo momento va a traer desventajas. 

Generalmente, se sabe que la obediencia produce dicha y paz, al paso que la desobediencia conlleva a dudas, miedo y falta de confianza en las personas. Lo antes posible debemos inculcar este principio a los hijos para que, así, sean mayores las recompensas que conseguirán en sus vidas. Ahora, se especifican 4 principios morales que en calidad de progenitores precisamos enseñar a nuestros hijos, para que puedan decidir prudentemente cuál es el mejor camino a seguir:

1. Hacer lo adecuado, en especial cuando absolutamente nadie mira
El camino del obediente siempre y en todo momento va a estar más claro, más despejado. Esto los anima a ser prudentes y confiados en sí mismos. En este camino prácticamente, absolutamente nadie transita. Hacer lo correcto incluye hacer el bien, incluso cuando absolutamente nadie ve nuestras acciones.

2. Buscar la sabiduría
Las personas obedientes no sortean las reglas, “No dejes camino real por vereda”. También, respetan la experiencia de las personas mayores que obedecieron y consiguieron recompensas y se complacen en seguir los buenos ejemplos.

3.Tomar resoluciones propias
La mayor parte de las personas siguen a la gente popular, sean buenas o malas, sin medir las consecuencias. Hacen lo que hacen, mas con el tiempo se dan cuenta de sus equivocaciones, decepciones y observan horrorizados lo que han perdido. Las personas obedientes, en cambio, toman sus propias decisiones, si bien sean los únicos que hacen lo que es adecuado y sean objeto de mofas y críticas.

Si pasas de 35 años no tomes esta pastilla porque puede provocarte un derrame cerebral o ataque de corazón

 
4.Eludir tomar atajos
La mayor parte de las personas desobedientes siempre, y en todo momento, llegan antes por el hecho de que toman atajos. Estas personas conocen mil sendas alternativas, no admiten reglas o sencillamente las ignoran. Al final se presentan con cara de triunfo: se creen mejores pues lo reciben todo sin esmero alguno; pues efectúan cosas que, de alguna forma, los hace sentir superiores, más inteligentes y populares que los demás: les da un éxito momentáneo. Debemos enseñarles a nuestros hijos a ver un patrón en esos casos: generalmente, lo que fácil viene, fácil se marcha. 

No es tan complicado saber cuándo alguien es obediente, y, en contraste a los precedentes, esta persona está presta a admitir los retos. Además de esto, está presta a aprender y comprende que todo requiere paciencia antes de conseguir resultados. Hay que enseñar a nuestros hijos a esmerarse por continuar el camino que les va a llevar a conseguir las cosas diciendo la verdad, con honestidad.

9 cosas que jamás debes publicar en Facebook

Cuando los hijos comprenden que no hay dos caminos, sino más bien solo uno que les conduce a lo bueno y al auténtico éxito, y que el otro camino no es sino más bien un espejismo, los padres tendrán mayor oportunidad de guiarles, a fin de que puedan seleccionar las decisiones apropiadas que conduzcan a una vida completa. Una vida en donde siempre y en toda circunstancia se recibe más de lo que se da.

 

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus