Cómo enseñar a los niños a cepillarse los dientes

2022-08-02
Qué bendiciones les esperan cuando la gente los odie y los excluya, cuando se burlen de ustedes y los maldigan, como si fueran gente maligna, porque siguen al Hijo del Hombre (Lucas 6:22).

A la luz de nuestras convicciones, podemos estar expuestos a ciertas situaciones que lleven a la gente a disgustarse o a intentar ridiculizar nuestra vida en numerosas ocasiones. Sin embargo, antes de lamentarnos, debemos comprender, creer y mantener nuestra fe.

Somos hijos de Dios, individuos inteligentes que vivimos por la fe, comprendiendo los tiempos. Cuando la Biblia utiliza los términos "bendito", "dichosos" o "bienaventurado", significa que debemos estar "felices" porque estamos en el camino correcto. Esto quiere decir que, a pesar de los obstáculos que puedan encontrarse, tenemos motivos para alegrarnos.

Muchos sufrieron persecución

En la época de la Iglesia primitiva, los mártires morían por su fe, demostrando su dedicación. Hoy en día, la persecución religiosa adopta diferentes formas. Tal vez busques acercarte a Dios, o intentes cambiar tu forma de pensar, vivir y comportarte. Puede que desees que tu mente y corazón cambien, pero los demás se quedarán perplejos y te criticarán.

Es decir, estarán pendientes de cada uno de tus movimientos, y, ante el menor descuido: te apuntarán con su dedo.

Cuidado con los engaños del enemigo

Cualquiera puede hacer uso de un falso testimonio sobre la vida de otra persona. Cualquiera puede levantar un prejuicio, y la moral de un inocente puede ser dañada hoy. Este es un caso de persecución.

Este caso lo vemos mucho a través de las redes sociales y de todas esas corrientes que buscan alejar a nuestros hijos de la fe. Creamos ambientes cada vez más fríos en los que se ha descuidado la importancia de Cristo.

Incluso ahora estamos siendo perseguidos

A pesar de nuestras mejores intenciones, podemos ser perseguidos por nuestra fe sin siquiera darnos cuenta. Es difícil de entender, pero cuando seguimos a Cristo, la gente siempre vigilará nuestro comportamiento para encontrar rápidamente faltas en nosotros, condenarnos y querer acabar con nuestras vidas.

Vivir una vida de fe no nos protege de las experiencias dolorosas, pero cuando caminas de la mano con el Padre, él puede inundarte de paz en medio de cada una de esas tormentas.

Permanece quieto

Hoy debes mantenerte firme en tus convicciones, sin importar los obstáculos que se interpongan en tu camino. Debes mantenerte firme en tu fe y tus valores, sin importar cuántas personas no estén de acuerdo contigo. Jesucristo te ayudará a sortear cualquier obstáculo que se te presente y seguir caminando por la senda correcta.

Recuerda que no tienes que discutir ni pelear. Dios no necesita que lo defiendan. Permanece quieto, ora, ten fe y deja que Él pelee por ti.

Conclusión

Estar en el camino de la fe, como fue el caso de Job, puede traer muchos obstáculos, muchas experiencias agonizantes: la pérdida de aquellos que te importan, e incluso la traición.

Cuando confías en Dios y te aferras a su amor, Él te guiará a través de la oscuridad hacia la paz; te ayudará a aligerar tu carga y te revelará el "por qué" de cada situación que enfrentes. Es más, no tienes ni que aferrarte, si crees, ya Él te tiene a salvo en el hueco de su mano, porque estás en Sus caminos: estás haciendo lo correcto.

Si estás siguiendo a Jesús, puedes estar seguro de que serás perseguido, pero satisfecho. Él es el camino correcto.

Close Ad