La sacaron de su casa y luego la asesinaron con “cuernos de chivo”

2018-05-13

El calcio es un mineral muy importante en el metabolismo humano, que representa aproximadamente el 1-2% del peso corporal de un humano adulto. Además de su función ampliamente conocida en la estructura ósea, el calcio se utiliza para ayudar a controlar la función muscular y nerviosa, así como para controlar el equilibrio ácido/base en nuestro torrente sanguíneo.   

A partir de esta descripción muy simple, se puede ver cómo los alimentos ricos en calcio pueden desempeñar un papel importante en muchos aspectos de su salud que se extienden más allá del área específica del bienestar óseo.   

Si bien el problema más común relacionado con el metabolismo del calcio es, sin duda, la pérdida ósea por la ingesta de muy poco calcio, pueden haber problemas cuando la ingesta de este nutriente también es demasiado alta.   

El exceso de calcio puede depositarse en lugares a los que no pertenece, incluidos los vasos sanguíneos y los riñones (en forma de cálculos renales). Todavía existe cierto debate sobre qué tan problemático es esto para el adulto promedio, pero en este momento, la mayoría de los expertos en nutrición están de acuerdo en que el exceso de calcio en la dieta es muy poco probable y posiblemente sea el resultado de una dieta que depende en gran medida de los productos lácteos. 

 
El aporte dietético recomendado para adultos es de 1,000 mg al día, aumentando a 1,200 mg para los hombres a los 71 años y para las mujeres a los 51 años. 

  
Consumir vegetales ricos en calcio. 

  

La mayoría de las personas saben que la leche y otros productos lácteos son una gran fuente de calcio. Sin embargo, los productos lácteos también son ricos en grasas saturadas. Además, las personas con intolerancia a los lácteos o aquellos que eligen las dietas veganas no pueden beneficiarse del alto contenido de calcio en estos productos por razones obvias.   

Comer verduras con alto contenido de calcio puede ayudar a aquellos que no pueden obtener su dosis diaria de calcio de los productos lácteos. Los vegetales de hojas verdes oscuras y los frijoles secos son algunos de los vegetales ricos en calcio más conocidos, pero no son las únicas fuentes vegetales de calcio. A continuación se encuentran algunos de los mejores vegetales para obtener el calcio.   

Nota: la ingesta alta de sodio puede provocar la pérdida de calcio, por lo que es mejor saltear la sal. 

  
Kale.   

Una de las mejores fuentes vegetales de calcio es la col rizada. Dos tazas de kale crudo contienen 201 mg de calcio, y es incluso más biodisponible que el calcio en la leche, dice Connie M. Weaver, PhD, profesora distinguida y directora de ciencias de la nutrición de Purdue University. 

 
Bok choy o col china.   

También conocida como col china, el bok choy es otra fuente fantástica de calcio vegetal: dos tazas le darán 148 mg. Es el único alimento vegetal que al ser estudiado se ha demostrado que tiene una absorción de calcio especialmente alta.  

Almendras.   

Una taza de almendras tostadas al aceite contiene 457 mg de calcio. Pero no coma todo eso a la vez, pues una taza también le administrará casi 1,000 calorías. 

  
Semillas de sésamo.   

Sólo una cucharada de semillas de sésamo ofrece 88 sabrosos mg de calcio. 

  
Semillas de chía.   

Una onza de semillas de chía tiene 179 mg de calcio. Excelente alternativa para comer en el desayuno o de merienda por las tardes.  

  
Tofu.   

El tofu con calcio es una opción adecuada para los huesos. 1.2 porciones aporta la misma cantidad de calcio absorbible que un vaso de leche.  

OTROS ESTÁN LEYENDO

Remedios caseros para combatir los dolores menstruales

Conoce Los Síntomas De La Endometriosis Y Sus Posibles Causas

¿Por qué me duelen los ovarios?

Cómo vencer la timidez

¿A qué le tienes miedo?

18 Momentos De Miedo Que Te Dejarán Impactado

Los 10 peores miedos de la humanidad

Quimbombó o molondrón.   

El quingombó es una fuente vegetal rica en calcio. Es un vegetal poco conocido que tiene 81 mg de calcio en cada 100g, 8% de la dosis diaria recomendada.   

Espinacas.   

La espinaca es conocida por ser la verdura más rica en nutrientes que existe, y es alta en una variedad de micronutrientes. Con respecto al calcio, el vegetal suministra 99 mg de calcio por 100 g de espinaca, que es alrededor del 10% de la dosis diaria recomendada.   

Hojas de remolacha.   

Una excelente forma de obtener calcio son las hojas de remolacha. Este es otro vegetal rico en calcio, que proporciona 112 mg del mineral por cada 100 g, el 12% de la dosis diaria recomendada.   

Brócoli.   

Una taza de brócoli cocinado, es decir, alrededor de 156 g de brócoli aporta alrededor de 63 miligramos de calcio.   

Nabos.   

Los nabos son una rica fuente de calcio. Alrededor de 100 gramos de nabos generan aproximadamente 190 miligramos de calcio.