Las mujeres de estos tiempos: Un ofensa a la mujer

2018-04-16

La apariencia es importante para cada uno de nosotros, y nuestro cabello es una parte vital de nuestra apariencia. De hecho, es una cuestión de orgullo para todas las mujeres tener un cabello suave y brillante. Por lo tanto, es natural preocuparse si notamos algo mal. Por ejemplo, demasiado pelo en el cepillo después de peinarse.  

La salud del cabello juega un papel decisivo en factores como el estilo y la personalidad. Condiciones como la caída del cabello, la resequedad y la caspa son algunos de los problemas más comunes que enfrenta el cabello.  

La caída temprana del cabello solía ser un signo de envejecimiento. La contaminación cada vez mayor, el estilo de vida agitado y el estrés laboral sin fin allana el camino para la caída del cabello.   

En el pasado, las mujeres cuidaban mejor su cabello. Ya no tenemos ese tipo de tiempo. Nos alejamos de los remedios naturales para tratamientos químicos en busca de resultados instantáneos.   

Los resultados inmediatos definitivamente no son la solución correcta para un cabello saludable. Hemos visto y entendido eso con el tiempo. Es hora de traer de vuelta las antiguas soluciones.    

Tratamientos naturales.   

Leche de coco.   

La leche de coco promueve el crecimiento del cabello. La leche de coco es una solución para múltiples problemas de cabello debido a varios factores:   

La leche de coco es rica en grasas saludables. Contiene vitamina E que tiene propiedades antioxidantes y repara los folículos capilares dañados. El magnesio en la leche de coco fortalece el cabello. Mejora la elasticidad e hidratación del cabello. Contiene niacina y ácido fólico que son conocidos por su capacidad para aumentar la circulación sanguínea.   

¿Cómo preparar leche de coco?  

 Rompe el coco y luego ralla. Pon el coco rallado en un pedazo de tela para tamizar queso o en un colador en su defecto. Agregue un poco de agua, exprime la leche en un tazón. Filtra la leche y ponla en un sartén. Cocine a fuego lento durante cinco minutos. Espere a que la leche se enfríe y aplícala en tu cuero cabelludo. Sé minucioso Espere 3-4 horas. Lava tu cabello y repite dos veces a la semana para mejores resultados.    

El vinagre de sidra de manzana.  

Durante años, el vinagre de sidra de manzana se ha utilizado para tratar diversas afecciones del cabello y la piel. No es una sorpresa que sea un remedio eficaz para la pérdida de cabello. Pero ¿por qué es eso? El vinagre de sidra de manzana contiene enzimas y ácidos que previenen el crecimiento de bacterias.  

Restaura el equilibrio del pH natural del cuero cabelludo y actúa como un agente de limpieza mediante la eliminación de productos químicos, la piel muerta y la suciedad. De esta manera, destapa los folículos pilosos y promueve el crecimiento del cabello. También aumenta la circulación sanguínea del cuero cabelludo, que a su vez proporciona a los folículos capilares nutrientes.  

¿Cómo usarlo?   

Mezcle ½ taza de vinagre de sidra de manzana orgánico con ½ taza de agua tibia. Lave el cabello con champú. Enjuague su cabello con el vinagre diluido. Masajea tu cuero cabelludo. Espere de 10 a 15 minutos y luego enjuague con agua abundante. Repetir varias veces a la semana para mejores resultados.    

Jugo de cebolla.  

Este es el remedio casero más antiguo y más eficiente para el crecimiento del cabello. El jugo de cebolla es rico en azufre que aumenta la producción de colágeno en los tejidos y ayuda a hacer crecer el cabello.  

¿Cómo usarlo?  

Use cebollas rojas de preferencia. Córtelas en pedazos pequeños; exprima su jugo y aplíquelo en su cuero cabelludo cuidadosamente dejándolo durante 15 minutos. Finalmente enjuague con un champú suave.  

Mascarilla de huevo.   

Este remedio casero contiene altos niveles de proteínas que ayudan en la formación de nuevo cabello. También es rico en azufre, zinc, hierro, selenio, fósforo y yodo. El alto contenido de proteínas hace que los huevos sean uno de los mejores ingredientes para promover el crecimiento del cabello.   

¿Cómo usarlo?   

Toma la clara de un huevo y agrega 1 cucharadita de aceite de oliva y miel; Mézclalo todo bien para formar una pasta suave. Aplícala sobre todo tu cabello cuidadosamente y déjalo por 20 minutos Enjuaga con agua fría y champú suave. 

Más: La verdadera historia detrás de Lion

Más: Si tienes una de estas enfermedades, no consumas jengibre 

Más: La ciencia dice que los maridos altos y las esposas bajitas tienen mejores matrimonios

Más: La clave de la perseverancia

Más: Los niños deben dormir a oscuras, según estudios

Más: Consejos para tener un bebé saludable

Aceite de oliva.   

Todos los entusiastas de la belleza están familiarizados con los beneficios del aceite de oliva. Este se usa en máscaras faciales, exfoliantes, aceites corporales, tónico capilar, etc. ¿Por qué? El aceite de oliva ayuda a prevenir y curar la pérdida de cabello y estimula la formación de cabello nuevo.   

El uso regular del aceite de oliva previene la formación de la hormona DTH y, por lo tanto, facilita el crecimiento del cabello. Rico en antioxidantes, es beneficioso para la salud general del cabello. El aceite de oliva también actúa como un acondicionador natural al hacer que tu cabello sea suave y sedoso.  

¿Cómo usarlo?   

Incluye el aceite de oliva en tu dieta diaria. Úsalo como un tratamiento previo al champú. También puedes mezclarlo con lavanda, salvia y aceite de romero para el tratamiento de aceite caliente.  

Aceite de romero.   

Se prepara a partir de la destilación de la hierba de romero. El aceite de romero aumenta la división celular y expande los vasos sanguíneos, estimulando así la circulación sanguínea. Aumenta el crecimiento del cabello y también actúa como un tónico capilar.   

¿Cómo usarlo?   

Puedes usar aceite de romero mezclándolo con tu champú o acondicionador. También puedes masajear tu cuero cabelludo combinándolo con otros aceites esenciales como el aceite de oliva o el aceite de árbol de té.