Siempre publican estudios científicos que afirman haber encontrado alguna información increíble. A pesar de que las estadísticas son claras y pueden medir los resultados, no está comprobado de que sean completamente un hecho. Es decir, los temas del estudio proporcionan los resultados, y estos pueden no ser el mismo si usted participó en la investigación. Variables como raza, cultura, empleo, nacionalidad, sexo, educación pueden influir en los resultados de un estudio. Sin embargo, son geniales para leer y analizar.

El resultado de un estudio que se realizó en 2017 y en el que participaron 8,000 indonesios encontró una correlación entre la altura del marido y la felicidad percibida de su esposa. Cuanto más alto sea el marido y más centímetros los separen físicamente a los dos, mayor placer tendrá la esposa. Aunque después de 18 años de matrimonio, parece que hay una disminución sustancial en esta delicia.

Puede pensar que la felicidad percibida de la esposa es solo debido a las pulgadas entre ella y su cónyuge. No es así. Existen otros factores que también pueden contribuir a esta emoción. Los ingresos, la autoestima y la confianza del hombre también juegan un papel clave en la felicidad conyugal.

Tide Pod Challenge: Comer cápsulas de detergente es el nuevo reto viral

El estudio también reveló cómo los esposos más altos podrían tener un mejor potencial de ingresos, lo que resulta en una mayor gratificación entre sus cónyuges. Los hombres más altos pueden parecer más confiables y capaces para los empleadores. Por lo tanto, es posible que sean los primeros en considerarse para aumentos y promociones. Sin embargo, en el esquema general de las cosas, el ingenio de un hombre era solo un pequeño factor en comparación con su estatura y su felicidad.


No es difícil concluir también al examinar el tema de la altura, cómo el estudio también descubrió que los hombres más lánguidos se consideran más atractivos que los hombres más bajos. Supuestamente, los hombres más altos experimentan una mayor satisfacción en la vida. Con esta sensación de autoestima y confianza, podría parecer que los hombres más grandes son mucho más atractivos.

Las mujeres se sienten atraídas por los hombres más grandes y altos porque se pensaba que eran mejores cazadores-recolectores durante la prehistoria. Así que podemos echarle la culpa a la evolución.

Ahora bien, el hecho de que las mujeres con maridos más altos se sientan más felices porque perciben que sus hombres son más atractivos, ingeniosos y contentos, no lo hace así.

Iglesia recurre a la lectura de cartas para predicar a Cristo

El estudio también señaló que la altura de uno no debería ser un factor decisivo en las relaciones. Estamos de acuerdo. Tenemos los resultados de otro estudio para respaldar esto. La investigación publicada en 2010 encontró que las mujeres no se sentían más atraídas por los hombres más altos que mostraban un interés romántico en ellos.

Cualquier relación sólida se basa en la empatía, la confianza, el respeto y la comunicación. La altura, el ingenio y los otros factores mencionados en este estudio no son cruciales en el panorama general.

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus