Científicos desarrollan un colirio capaz de disolver las cataratas (Segunda parte)

2021-03-24

Las reflexiones cristianas para jóvenes son buenas. Dice un viejo refrán: “El tonto no aprende de sus errores. El inteligente aprende de sus errores, pero el sabio, aprende de los errores de los demás”.

La siguiente historia -más que una reflexión cristiana para jóvenes- es una experiencia de vida. Habla del poder que tiene la oración de una madre. Si tienes amigos en problemas o si conoces madres jóvenes que no tienen mucha experiencia: esta historia es para ti. ¡Compártela! 


5 MINUTOS POR TU HIJO

 



TE PUEDE INTERESAR:

-Reflexiones cristianas: El amor de un hermano

-Reflexiones cristianas: El campesino y sus zapatos viejos

-Reflexiones cristianas: El indígena repugnante

-Reflexiones cristianas: El mejor amigo

-Reflexiones cristianas: El rabioso de los clavitos

window.twttr = (function (d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0], t = window.twttr || {}; if (d.getElementById(id)) return t; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://platform.twitter.com/widgets.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); t._e = []; t.ready = function (f) { t._e.push(f); }; return t; }(document, "script", "twitter-wjs"));