2018-05-15

He oído que el polvo para bebés es dañino para los mismos y no debe usarse durante largos períodos de tiempo. ¿Es esto cierto? ¿Debo cambiarlo y usar almidón de maíz en su lugar? ¿Existe un vínculo entre el talco y algún tipo de cáncer?   

Has escuchado correctamente. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda no usar polvos para bebés, como también lo hacen muchos pediatras individuales. El problema es el talco que una vez fue utilizado en estos polvos pero que, afortunadamente, se ha ido eliminando en muchos de estos productos.   

El talco es un mineral compuesto de silicato de magnesio hidratado. El peligro es que los bebés pueden inhalar fácilmente partículas diminutas que son lo suficientemente ligeras como para transportarse en el aire. Cuando se inhala, el talco puede secar las membranas mucosas de un bebé, afectar negativamente la respiración del bebé y causar daños graves a los pulmones.   

Los estudios han demostrado que el talco puede provocar dificultad para respirar y sibilancias en los bebés y también puede conducir a la obstrucción de las vías respiratorias. Algunos bebés han desarrollado neumonía y algunos, incluso, han muerto como resultado de una falla respiratoria por la inhalación del polvo.   

El almidón de maíz tampoco es ideal, pero sus partículas son más grandes y no se inhalan tan fácilmente como el talco. También debe tener cuidado de no usar ninguno de estos polvos en niños mayores o adultos con asma debido a la irritación que puede causar cuando se inhala.   

Cómo usar el talco.   

Si usa polvo, asegúrese de no rociarlo directamente sobre el cuerpo de su bebé y mantenerlo lo más alejado posible de la cabeza. Lo mejor sería sacudir parte del polvo en sus manos lejos del bebé y luego usar sus manos para aplicarlo al bebé. Asegúrese de guardar cualquier polvo que use en un recipiente a prueba de niños para que otros jóvenes no lo abran y lo derramen accidentalmente o lo sacudan al aire.   

Como alternativa más recomendable al polvo de bebé, puede usar cremas o ungüentos de venta libre para tratar la dermatitis del pañal. La gelatina de petróleo es otra opción.   

Talco en polvo y cáncer.   

Es probable que haya leído sobre un posible vínculo entre el talco en polvo y el cáncer. Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, la principal preocupación es si las personas que han tenido exposición prolongada a partículas del mineral tienen un mayor riesgo de cáncer de pulmón como resultado de inhalarlas. Además, algunos estudios han sugerido que las mujeres que usan regularmente polvos de talco en el área genital tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de ovario.   

En cuanto a un vínculo con el cáncer de pulmón, la gran pregunta es si el talco podría ser el culpable o si pequeñas cantidades de asbesto, que se producen con algunos tipos de talco, son el problema. Otras exposiciones minerales también pueden jugar un papel importante en esto.   

A pesar de esto, la Sociedad Estadounidense del Cáncer señala que no se ha informado un aumento del riesgo de cáncer de pulmón con el uso de polvos de talco por parte del consumidor.  

La cuestión del riesgo de cáncer de ovario entre las mujeres que usan talco en polvo no ha sido resuelta. Algunos estudios han demostrado un pequeño incremento en el riesgo y otras investigaciones no han mostrado ninguno. Sin embargo, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, que forma parte de la Organización Mundial de la Salud, clasifica el uso de polvos a base de talco en la región genital como "posiblemente carcinogénico para los humanos".   

Aunque el riesgo adicional, si acaso alguno, de cáncer de ovario sería ser muy pequeño, la Sociedad Estadounidense del Cáncer sugiere que las mujeres opten por evitar o limitar el uso de productos que contengan talco.  

OTROS ESTÁN LEYENDO

Remedios caseros para combatir los dolores menstruales

Conoce Los Síntomas De La Endometriosis Y Sus Posibles Causas

¿Por qué me duelen los ovarios?

Cómo vencer la timidez

¿A qué le tienes miedo?

18 Momentos De Miedo Que Te Dejarán Impactado

Los 10 peores miedos de la humanidad

Alternativas naturales para el talco en polvo.  

Polvo de bebé floral.   

Puedes hacer tu propio polvo para bebé. Las flores de manzanilla, pétalos de rosa o brotes de lavanda son una excelente alternativa cuando están finamente pulverizados y mezclados con almidón de maíz y aceites esenciales.   

Polvo para hornear más almidón de maíz.   

Cuando se combinan y se usan como base, estos pueden proporcionar una excelente protección para la piel. Para hacer el tuyo, combina 1/2 taza de polvo de hornear y 1/2 taza de almidón de maíz en un recipiente con tapa. Cierra el recipiente y agita hasta que esté bien mezclada. Si quieres fragancia, agrega una o dos gotas de aceite de lavanda u otro aceite que prefieras, cierra el frasco y agita nuevamente.  

Almidón de maíz.   

El Burt's Bees por ejemplo, es un polvo sin talco hipoalergénico y probado por pediatras hecho de almidón de maíz, arcilla de caolín y corteza de olmo en polvo para mantener al bebé cómodo y seco.

Considere cambiar a este producto si su bebé tiene piel sensible.   

Almidón de tapioca.   

Algunas compañías optan por utilizar tapioca como base porque absorbe los aceites y la transpiración. Eche un vistazo a Nature's Baby Organics, que combina tapioca y aloe, y no contiene fragancias.