2018-05-08

Me encanta cocinar, así que probablemente no sea una sorpresa que una de mis actividades favoritas sea organizar una cena saludable. Me encanta planificar un menú, decorar una mesa e invitar a mis seres más queridos a disfrutar de una excelente comida en buena compañía.    

Cuando comencé a pensar en hacer algo diferente me decidí a organizar algunas cenas saludables, y al comentarlo a mis invitados a menudo respondían con "eso suena genial ... ¿pero toda la comida va a ser súper saludable?"   

Uno de los mayores estigmas sobre la alimentación saludable es que lo único que se puede comer es verduras, las opciones son limitadas, las comidas no sacian y no tienen mucho sabor a nada.   

Bueno, desde mi experiencia, este definitivamente no es el caso. Recientemente me he dado cuenta de que las personas son cada vez más conscientes de los alimentos que se llevan a la boca, y están más preocupados por comer alimentos de buena calidad en lugar de comidas rápidas o comidas listas del supermercado.   

De hecho, ahora cuando invito a la gente a cenar, a menudo están entusiasmados con probar nuevas recetas saludables y están interesados en aprender más sobre la alimentación saludable y la cocina en el hogar.   

Si planeas organizar una cena y quieres darle un toque un tanto diferente haciendo recetas saludables, estos son mis mejores consejos para mantener las cosas saludables en casa.  

Sé inteligente con los aperitivos.   

En lugar de hacer platos de queso, patatas fritas, nueces tostadas o carnes curadas, prueba algo diferente. Prepara un plato grande de verduras en rodajas con algún dip saludable de espinacas, alcachofas o de garbanzos; prueba las galletas de linaza con salsa de aguacate o pan pita con harina de garbanzos con salsa de yogur.   

Estas son todas opciones deliciosas y livianas para comenzar la noche. ¡También son fáciles de compartir!   

Elije tus bebidas sabiamente.   

Prefiere las bebidas con un contenido de azúcar más bajo, como el vino tinto, los tragos de vodka con lima fresca, o prueba un cóctel saludable, perfecto para todo el año. Asegúrate de mantener una jarra de agua sobre la mesa durante toda la comida para asegurarte de que todos se mantengan hidratados.   

Puedes darle un toque diferente y divertido hasta al agua mediante la adición de menta, rodajas de pepino y lima. Refrescos y bebidas con mucha azúcar evítalas.  

Controla los tamaños de las porciones.   

No optes por una opción tipo buffet pues hace que sea casi imposible controlar el tamaño de las porciones, y te asegurarás de que no terminen la comida sintiéndose demasiado llenos.   

Asegúrate de tener medidas y números exactos, para que puedas colocar la cantidad necesaria en cada plato. Esto también significará que no se ocupará demasiado, si no ningún espacio en tu refrigerador pues no tendrás muchas sobras, y a la vez ahorraras dinero. 

OTROS ESTÁN LEYENDO:

11 Cosas que no sabías del Libro de Las Revelaciones

22 fotografías que prueban la llegada del fin del mundo

Los infartos muestran señales un mes antes de ocurrir

Mujer se traga un parásito para adelgazar

Mira cómo puedes eliminar la ansiedad para siempre

Descubre los síntomas del cáncer ocular

Di sí a los sabores naturales.   

La comida sana puede tener buen muy buen sabor, ¡Solo tienes que saber lo que estás haciendo y con qué sazonarla y aderezarla! Cocina con muchas especias y condimentos, hornea o asa a la parrilla los alimentos, cocínalos con aceite de coco o mantequilla de buena calidad, y adereza tus ensaladas con aceite de oliva, limón o vinagre balsámico (¡o los tres!).  

¡No te olvides del postre!   

¡Una cena saludable no significa una cena sin algo dulce! De hecho, el postre es parte de la cena favorita de todos. Existen muchas opciones que van desde muy fáciles hasta muy elaboradas de postres saludables de los cuales puedes elegir para complacer el deseo de algo dulce que queda en el paladar luego de comer cosas saladas.   

En conclusión.   

Como has visto, sí es posibles hacer una comida, cena, brunch e incluso desayuno saludable para los tuyos sin mayor necesidad de volverse loco y gastar gran cantidad de dinero, y con un sabor rico que les encante a todos tus invitados.   

Solo pon en práctica estos consejos y te aseguro no te arrepentirás.