2016-05-12

Por DiosEsBueno.com


Ronny Huffman, compositor, productor, arreglista, cantante y guitarrista estadounidense (pero latino de corazón).


Huffman ha producido discos para Torre Fuerte, Crystal Lewis, Rojo, Marcos Witt, Jesús Adrián Romero, Marcos Vidal y otros artistas de renombre.


De una manera especial queremos darle las gracias a este gran artista, por apartar un tiempo para nosotros y compartir detalles de su profesión. Pero sobre todo, queremos darle las gracias a Ronny, por abrirnos su corazón y contarnos cómo Jesús ha hecho maravillas en su vida.



DEB—  ¿A qué edad te comenzó a interesar la música?


RH— Desde siempre. Empecé a cantar a los cuatro años. Mis hermanos tomaron clases de música, aunque no practicaban mucho. Sin embargo, mis padres decidieron que no querían gastar más dinero conmigo. Así que a mí no me "obligaron a estudiar música". Mi hermano mayor tenía una guitarra y me moría por tocarla. Sin embargo, me dijeron que no podía  porque era muy costosa. Luego, aunque estaba prohibido, no pude resistir la tentación y empecé a tocar su guitarra y a componer a escondidas. Tenía 10 años. (Mis papás ya me perdonaron, ¡ja,ja,ja!).


DEB— 

 ¿Cuál fue tu papel con el cantautor José Feliciano?

RH— 

Había estado grabando música con una grabadora de carrete cuando tenía 11 años,  y a los veinte conocí al maestro José Feliciano.

El primer día que trabajé con él, fui a su estudio de grabación personal para grabar una canción suya como muestra. Al día siguiente él tenía que salir por unos cuatro días a hacer un par de conciertos. Cuando regreso, me llamó su esposa, Susan, para citarme de nuevo…


Cuando llegué le pregunté al maestro, si quería escuchar un arreglo de su nueva canción que habíamos grabado como muestra. Su cara me dijo que no estaba interesado, pero me dijo: "Ponlo, chico”. Me Sentí muy nervioso rodeado de discos de oro, platino y los trofeos de premios Grammys;  pero a los cinco segundos que empezó a sonar la canción, vi en él una gran sonrisa. Luego se puso de pie y comenzó a moverse para delante y para atrás, al ritmo. Luego gritó: “¡Ajúuuaaaa! ¡Oye! Vamos hacer un buen equipo ‘Maca-Ronny’" (El apodo que me puso).


DEB—¿Uno de los discos que produjiste para José Feliciano fue premiado con un "GRAMMY AMERICANO"?

RH— Bueno, trabajé en varios proyectos con José, uno ganó un Grammy. Pero no sentí que había aportado mucho, simplemente era el ingeniero de la mezcla.Pero José peleó con EMI/Capitol Records e insistió en que yo sería el productor del siguiente disco. Así que, en el disco "NIÑA",  aporte composiciones mías: programé la mayoría de los instrumentos y fui el ingeniero de la producción a la vez.  El primer sencillo "¿Por qué te tengo que olvidar?" llegó a ocupar el lugar #1 en popularidad. Luego fue premiado como "Mejor pop latino" , con un Grammy americano.


DEB— Hablando de música latina,  ¿cómo aprendiste a hablar español tan bien? 

 

RH— Tuve buenos maestros: Torre Fuerte, Miguel Cassina, Marcos vidal... y la lista sigue... (Creo que las primeras palabras que aprendí fueron  "vamos a comer", ¡Jajaja!)


DEB—  Aunque ya estabas teniendo éxito en la música secular, cambiaste de rumbo... ¿Qué te llev�� a producir música cristiana?

RH— Bueno, nunca fue mi plan hacer música cristiana. De hecho, recuerdo perfectamente bien la noche que platiqué con el Señor acerca de eso. Había ganado mucho dinero. Vivía en uno de los áreas más hermosas del planeta, en la costa de California EEUU; manejaba un auto alemán de lujo. Pero me sentía vacío.
Una noche regresé a casa, después de haber ido a un club de jazz. El bajista había hablado de Jesucristo en el bar. Es uno de los músicos más respetados del mundo. Él dijo que Dios es amor y que quería que todos sintiéramos su amor a través de la música.

¡Hombre! Yo sentí ese amor en la música y en la sinceridad de su voz. Me quedé sentado en mi coche y empecé a hablar con Dios.

No le dije: "Señor, si eres real, haz esto o lo otro". Tampoco le dije: “Si eres amor, cómo permites esto y lo otro”... Simplemente, le dije:"Quiero sentir tu amor y vivir en él, como el bajista, Abraham Laboriel”.

DEB — 

¿Cuál fue la primera canción que compusiste en español?


RH— ¡Uuuyyyy! Me acuerdo como si fuera ayer: lo que pasa es que, había estado leyendo una Biblia que tenía los pasajes en inglés y español, de lado a lado. Pero un gran amigo y compositor, Renato Vizuet, me había regalado una Biblia en español, la versión "Dios Habla Hoy". 

Ya ‘masticaba el español’, pero todavía no hablaba "Reina Valera"... Entonces, estaba en el patio de la casa; y después de leer un pasaje que me hizo añorar la presencia de mi Padre Celestial, agarré mi guitarra y comencé a orar en español. Esa oración ahora se llama "QUIERO ESTAR CONTIGO"; la cual fue grabada por Jaime Murrel.

DEB—  ¿Cómo compones tus canciones? ¿Existen elementos o condiciones especiales para que puedas componer una canción?

RH— Definitivamente, creo que el ochenta por ciento (80 %) de mis canciones han llegado a mi mente estando fuera de las paredes. Me refiero a estar fuera de las paredes de un estudio de grabación; fuera de las paredes de una casa y fuera de las paredes de edificios conocidos como "iglesias". El rey David fue fascinado por la grandeza de la creación de Dios, yo también. Y como en el Nuevo Testamento nos enseña claramente que Dios no habita en edificios hechos por manos de hombres, me siento más conectado a Él estando afuera… Creo que es algo parecido a un pintor. Por lo general, las mejores pinturas son simplemente interpretaciones de las maravillas que Dios ha hecho. Mi arte es hacer música y, para mí, en lo personal, "las paredes" parecen alejarme de la presencia del artista, Jesucristo.

DEB— 

 Para componer una canción, ¿piensas que es necesario tocar algún instrumento?

RH— No, para nada. De hecho, mi amiga y cantante, Crystal Lewis, no toca ningún instrumento. Ella simplemente canta una melodía: la letra y la melodía. Realmente, cualquier productor o arreglista sabe cuáles son las armonías o los acordes que van.


DEB— 

 Cada nuevo trabajo representa una nueva experiencia. De los trabajos que has ayudado a realizar, ¿cuáles consideras que han sido los que más enseñanza te han dejado?

RH— 

No hay una sola experiencia que me haya hecho crecer más que otra.

Es como la relación que tengo con mis hijos adoptivos, Juan y David. Todo lo que hemos vivido, tiempos buenos y malos han sido cosas que han fortalecido nuestro relación. Es lo mismo con el desarrollo de un artista, sea escultor, arquitecto o músico.


DEB— 

 ¿Cuál canción o cuáles de tus canciones te hacen sentir más orgulloso?

RH— Bueno, creo que tenemos muchas canciones que tienen frases como " Te alabo porque eres grande"  o "Eres mi esperanza y nunca me dejaras". Frases así, pues nos tocan a nosotros que conocemos a Dios. Aunque probablemente, no significan nada para alguien que no lo conozca.

Sin embargo, me encanta expresar por qué Dios es grande, como en la canción "Yo creo"; donde en cada línea hay una verdad de Jesucristo o expresa la esperanza que tengo en Cristo. Asimismo, en la canción "A un lugar" , de mi disco nuevo. 

Cuando escucho esas dos canciones, siento que no estoy escuchando canciones mías, sino estoy viendo imágenes en mi mente de Él, que es grande y que me da esperanza, Jesucristo.

DEB —  Hay una canción muy especial que todos conocen, pero muchos no saben que es tuya. Cuéntanos acerca del tema, "Serenata Espiritual"  


RH— Pues, "Serenata Espiritual" es la primera canción que compuse dedicada a Dios. Ya les conté que había entregado mi vida a Dios. Pero lo que no mencioné es que le puse a Dios una condición (Ya sé que eso NUNCA se debe hacer. Mira a Jonás ¡Ja,ja,ja!). Le dije: "Señor, toma control de toda mi vida, sólo te pido que no me obligues hacer música cristiana". Bueno, como Dios no me habló al oído, pensé que teníamos un trato…

Un amigo me platico de una reunión en la cual enseñaban la pura Biblia. Me dijo que se juntaban los lunes por la noche. El siguiente lunes fui, y el Joven que habló nos explicó que recibir a Cristo no es sólo decirlo, sino vivirlo. Entendí el mensaje y estaba dispuesto a vivir para Cristo (pero con la condición que le había puesto).

La reunión estaba a punto de terminar y sabía que era tiempo de partir antes de que empezara la "Música Cristiana". Iba saliendo de puntillas, cuando escuche algo hermoso. Una señora de color que cataba como ángel, y más que el sonido de su voz, sentí la sinceridad cuando cantaba de Jesucristo. Llegué a la puerta de atrás y di la media vuelta para ver la señora que cantaba… Resulta que realmente era una jovencita de color (bueno, si blanco es considerado un color). Vi a un mar de gente acercándose a la plataforma para entregar sus vidas a Cristo. Era algo musical y espiritual a la vez. Luego le dio las gracias a la invitada especial, Crystal Lewis.

Cuando llegué a casa, inmediatamente me puse a tocar unos tonos y orar a la vez. Y ahora esa oración se conoce como la canción “Serenata espiritual”.

En el primer proyecto que hice con Torre Fuerte. La grabamos con una excelente adaptación en español (Rubén Solelo), pero nunca me imaginé que años después, Crystal y yo seriamos grandes amigos. Tampoco imaginé que ella cantaría esa canción conmigo, en mi disco " Te seguiré' ".

DEB — 

Ahora nos gustaría entrar un poco más en la persona de Ronny Huffman. ¿Cuál piensas que es tu mayor debilidad y cuál consideras que es tu mayor fortaleza?

RH—

¡Jajaja! Debilidad, nunca he sido buen administrador de las finanzas, y por eso, me siento muy apenado con mi familia y delante de Dios.

Fortaleza, obviamente, Jesucristo en mi vida. Pero ¿cómo? Sé que Cristo está conmigo en cada momento y, por eso, siempre platicamos durante el transcurso del día. El resultado de eso es que me interesa cada persona que Dios pone en mi camino. Siempre intento verlas como Cristo las ve. Me deleito deteniendo la puerta para una madre cargando a su bebé. Siempre le doy las gracias de corazón al que me prepare un café e intento dar una sonrisa genuina o una palabra de ánimo a todos.


DEB —

 ¿Qué es lo más gracioso que te ha pasado en tu trabajo?


RH— 

¡Uuuf! Se me viene a la mente veinte mil respuestas, pero les comparto una cosa que pasó cuando andaba en mi primera gira con Torre Fuerte:

Después de haber terminado el disco "Mi Fortaleza" tuvimos muchas oportunidades de presentar la música en programas de televisión muy populares. Por lo general, invitan a Torre Fuerte porque todos lo relacionan con Luis Miguel.


En un programa muy popular en Perú, El anfitrión les preguntó a Héctor, Heriberto y a Álvaro una pregunta a cada quien acerca de Luis Miguel, luego dijo: "Después de una pequeña pausa regresamos con la música de Torre Fuerte”. Los tres se acomodaron con sus instrumentos y..." 1,2,3.. Estamos en Vivo con los músicos de Luis Miguel”. 


Empezó la música y Héctor cantaba "Mi vida ha cambiado, él me ha perdonado”; y en ese momento, se abre una cortina detrás y salen ocho mujeres bailando en bikinis... ¡Jajaja! Fue la única vez que escuche a Álvaro perder el ritmo en su batería.

DEB —

  ¡Ja,ja,ja! ¡Ejem, ejem!... 

¿Cuáles cosas sientes que aún no has podido realizar? ¿Consideras que te falta algún logro en tu vida?...

 

RH— 

Pues, como he tenido la dicha de trabajar con ciertas personas, con dones especiales para la música, me gustaría filmar un concierto muy especial con una gran variedad de música. O sea, una Fiesta Celestial. Otra cosa que quiero hacer es escribir un libro de todo lo que he vivido viajando por el mundo.

DEB —

 ¿Aparte de la música, cuál es tu pasión?

RH— 

Me alegro que me hayan preguntado eso porque yo no veo la música de la manera en que el típico cristiano de hoy la ve.

Primeramente, tengo que decir que, la música definitivamente es una pasión para mí. Estoy convencido de que es uno de los regalos más grandes que Dios nos ha dado: algo sobrenatural, como una gota del cielo aquí en la tierra.


La música nos puede transportar en el tiempo a un momento que marcó nuestras vidas. La música puede pintar imágenes en nuestra mente. La música nos puede afectar, de tal manera, que al oír una frase nuestros ojos se llenan de lágrimas.


¡Guau! Algo inexplicable en términos humanos. Pero la tenemos porque nosotros fuimos creados a imagen y semejanza de Dios mismo. (Gen 1:27)


La música en sí, no es alabanza. ¡No es adoración! Alabanza y adoración para Dios viene de nuestro espíritu.


Los que componen, tocan y cantan canciones de Dios son vistos como grandes siervos de Dios. Pero cuando veo el papel de la música en el Nuevo Testamento y en el ministerio de Cristo, me doy cuenta de que la música es uno de los ministerios "menos" importantes.


Perdóname por no haber contestado directamente la pregunta acerca de mi pasión. Quería poner en claro que nunca querré que "Mi" pasión por la música, me consuma tanto, que deje pasar por alto la pasión de Cristo.


Me APASIONA ver las caras de las personas encerradas en la cárceles al oír que Jesucristo les AMA. Hace poco tuve la oportunidad de llevar un grupo de personas a visitar doscientos siete (207) huérfanos. Todos sentíamos la alegría de Cristo siendo sus embajadores al llevarles dulces, juguetes y un tiempo de gozo. En fin, mi pasión es dar amor, respeto y esperanza a los que no son muy importantes en nuestra sociedad.


DEB— ¡Wow! Esto ha sido fantástico. Muchas gracias, Ronny, por esta conversación tan amena. Gracias por apartar un tiempo para nosotros.  Estamos muy seguros de que tu  testimonio tocará muchos corazones. Especialmente aquellos corazones tan enamorados como tú de la música; pero sobre todo, para todos aquellos APASIONADOS con Jesús.


RH—Muchas gracias a ustedes, por esta oportunidad de compartir un poco de mi vida.

Les deseo las más grandes bendiciones para sus vidas, Jeremías 20:11.

Con amor en Cristo.




Ronny Huffman




Sitio-web

¡Música, videos, historias de giras con otros ministerios!

www.ronnyhuffman.net



TE PUEDE INTERESAR:

- Entrevista a Gustavo Glauss

- Entrevista a Olga Breeskin

- Entrevista a Pedro Eustache

- Entrevista a la increíble Lizzie Velasquez

- Entrevista a Regina Romero