¿Cómo saber si te quiere de verdad tu pareja?

2020-03-09

En el día a día en que vivimos nos vemos sometidos a una montaña rusa de emociones y por esto, nos encontramos en algún momento de nuestras vidas pensando mucho sobre cómo llevar una vida más saludable al lograr manejar nuestras emociones y reacciones de forma correcta y equilibrada.   

Las emociones pueden tener una influencia importante en la salud física, y es fundamental tratar con eficacia los sentimientos que acompañan los altibajos de la vida diaria. Aquí están 9 pasos que podrán ayudar a manejar nuestras emociones saludablemente.   

1 Usa tus emociones y respuestas corporales para reconocer cuando estás bajo estrés.   

Un pulso acelerado, boca seca, dolor de estómago, músculos tensos o dolor muscular pueden indicar que algo anda mal en tu mundo emocional.   

2 Escribe tus pensamientos y sentimientos sobre lo que te estresa.   

Haz un inventario diario de tus emociones. Al anotar lo que sientes y cuándo lo sientes, podrás lograr identificar patrones de altibajos emocionales. También es importante anotar los pensamientos que van acompañando los sentimientos.  

3 Controla cualquier aspecto asociado al estrés.   

La vida presenta muchas situaciones todos los días, y no debes verlas en términos de blanco y negro: las que puedes controlar contra las que no puedes. Busca los tonos de gris: los elementos que puedes controlar. Cuando sabes lo que sucederá en una situación dada, tu sistema nervioso puede prepararse para manejarlo de forma correcta y más saludable.   

4 No hagas montañas de topos.   

Cuando surgen situaciones difíciles, es importante evaluar cuán malas son realmente antes de entrar en el modo de pánico. Si quieres vivir una vida sin estrés, no te preocupes por cuestiones triviales. Déjalas fluir y ten en cuenta que todo tiene solución. 

 
5 Redefine el problema.   

Tu actitud hacia el estrés puede afectar tu salud más de lo que el estrés en sí mismo puede. Si el problema está fuera de tu control, reconoce eso y redefine el problema para determinar qué partes puedes evitar o manejar y qué partes no.   

6 Desarrolla conductas que te distraigan del estrés.   

Cualquier cosa que hagas que te distraiga del estrés por un tiempo es bueno. Por ejemplo, sal a caminar, trabaja en el jardín, escucha música o lee un libro. Cualquier cosa que te distraiga por un momento de tu entorno para así calmar los ánimos es factible.  

OTROS ESTÁN LEYENDO

Remedios caseros para combatir los dolores menstruales

Conoce Los Síntomas De La Endometriosis Y Sus Posibles Causas

¿Por qué me duelen los ovarios?

Cómo vencer la timidez

¿A qué le tienes miedo?

18 Momentos De Miedo Que Te Dejarán Impactado

Los 10 peores miedos de la humanidad

Ponte en contacto con un amigo o un miembro de la familia.   

Las relaciones sociales son buenas para tu salud, y acercarte a alguien para compartirle sobre tu estrés puede mejorar tu perspectiva. Si careces de redes sociales, puede que te resulte más fácil encontrarte con otras personas durante una actividad compartida.   

Sal a tomar un café o a compartir un almuerzo con algún amigo o familiar; el poder hablar de tu problema con alguien a quien estimas te dará otra perspectiva que tal vez no habías considerado, o simplemente ayudará a relajarte.   

8 Haz ejercicio regularmente.   

El ejercicio regular es bueno para la salud física y emocional. Incluso el ejercicio moderado puede ayudar a reducir el estrés.   

9 Relájate.   

La relajación tiene una amplia variedad de beneficios para la salud, y la reducción del estrés es uno de los más importantes. Programar un masaje relajante, unas vacaciones, o simplemente dar un paseo por la playa puede resultar mucho más beneficioso de lo que imaginas.   

No hay una sola forma de reducir al instante el estrés o controlar tus emociones. Al usar una variedad de herramientas y métodos, podrás calmar tu mente y recuperar así tu salud emocional.