Conoce Las 5 Principales Funciones Del Jabón Zote

2018-04-16

Todos somos propensos a los nervios, ya sean causados por un examen inminente, una gran presentación, una primera cita, una entrevista de trabajo o una competencia deportiva. Hoy analizaremos por qué nos ponemos nerviosos y cómo ayudar a mantener los nervios bajo control. 

 
¿Por qué nos ponemos nerviosos? 

Los sentimientos de nerviosismo son causados por nuestra respuesta de lucha o huida. Cuando nos ponemos nerviosos, nuestro cuerpo se está preparando para pelear o huir en respuesta a una situación. 

En la prehistoria, sentirse nervioso era parte de las habilidades naturales de supervivencia del cuerpo. Fisiológicamente, cuando nos ponemos nerviosos nuestro sistema nervioso simpático se activa, y esto es responsable de nuestra respuesta de lucha o huida. 

Como resultado, podemos comenzar a sudar y aumentar nuestro ritmo cardíaco y presión arterial. Nuestras glándulas suprarrenales liberan adrenalina y desvían los vasos sanguíneos de nuestro estómago de su función normal, por lo que sentimos las mariposas características en el estómago. 

Una vez que se ha activado la respuesta de lucha o huida es muy difícil desconectarse nuevamente. Esto sucede porque tan pronto como registra el hecho por el que se siente nervioso, su cerebro recibe una señal de que existe algún tipo de amenaza y, por lo tanto, continúa estimulando la respuesta de lucha o huida hasta que la situación amenazante ha pasado. 

 Aunque la respuesta de lucha o huida es difícil de apagar nuevamente, puede ser posible. Puede tomar medidas para aliviar la sensación de nerviosismo; aquí están algunos remedios naturales para ayudar a calmar los nervios. 

 6 formas naturales de calmar los nervios. 

 Reduzca la cafeína.   

La cafeína es un estimulante, por lo que cuando ingerimos este tipo de bebidas sentimos como aumenta nuestra frecuencia cardíaca y pueden incluso amplificar nuestros sentimientos de nerviosismo.   

Cuando tomamos cafeína en el período previo a una crisis nerviosa, también puede aumentar la velocidad de nuestra habla, que generalmente es un signo de nervios.   

Si sabe que es probable que se sienta nervioso antes de un gran evento, como una entrevista de trabajo o una presentación grupal, evite tomar cafeína de antemano. En su lugar, intente cambiar por una alternativa libre de cafeína; esto puede variar desde agua, jugo de fruta o infusiones de hierbas. Y para los amantes del café, pruebe con el descafeinado.   

 
Procure ejercitarse.   

Los beneficios físicos y mentales del ejercicio ahora son ampliamente conocidos y respaldados por la investigación. No es de extrañar que el ejercicio regular también ayude a aliviar los nervios.   

El ejercicio funciona para contrarrestar el estrés, la ansiedad y la depresión al producir endorfinas, que son hormonas liberadas por la glándula pituitaria que ayudan a aliviar el dolor e inducen sensaciones de placer y euforia.   

Si sabes que tienes una gran reunión o entrevista, es probable que te sientas nervioso; aumentar tu régimen de ejercicio puede ayudar a despejar tus preocupaciones y calmar los nervios. 

  

Remedios herbales.   

Los remedios herbales, como té de hierbas, se pueden usar para ayudar a calmar los nervios. El té de manzanilla es una buena alternativa libre de cafeína al té regular (que contiene 11 mg de cafeína) porque contiene crisina, un flavonoide responsable de sus propiedades relajantes.   

 
Sales de Epsom y aceites esenciales.   

Las sales de Epsom se encuentran en manantiales naturales y se utilizan principalmente para relajar los músculos y aflojar las articulaciones rígidas. Se cree que el agua descompone las sales de Epsom en magnesio y sulfato y que éstas se absorberán a través de la piel mientras se toma un baño en ellas.   

Se cree que el exceso de adrenalina, causado por sentirse nervioso y ansioso, drena el cuerpo de magnesio, que es un analgésico natural. El magnesio es un electrolito necesario para la producción de serotonina, que es un químico que estimula el estado de ánimo creado en el cerebro.   

Darse un baño con sales de Epsom puede ayudar a reponer el magnesio perdido y promover la relajación. ¿Por qué no intentar agregar algunos aceites esenciales como la lavanda y la manzanilla que también tienen un efecto relajante en el sistema sensorial? Créame que no se arrepentirás.   

Técnicas de respiración.   

Las técnicas de respiración profunda también pueden ayudar a aliviar los nervios. Cuando respiramos desde el vientre, se envía un mensaje al cerebro para que se relaje, y este mensaje se envía al resto del cuerpo. Esto da como resultado que pase más oxígeno a los pulmones y ayuda a regular el ritmo cardíaco y la presión sanguínea.  

Más: La verdadera historia detrás de Lion

Más: Si tienes una de estas enfermedades, no consumas jengibre 

Más: La ciencia dice que los maridos altos y las esposas bajitas tienen mejores matrimonios

Más: La clave de la perseverancia

Más: Los niños deben dormir a oscuras, según estudios

 
Reinterpreta los nervios como un signo de emoción.   

La investigación ha encontrado que la reinterpretación de los nervios como un signo de emoción permite a las personas tener una mentalidad más abierta en lugar de una mentalidad amenazada.   

Se ha demostrado que las frases como 'Estoy emocionado' reprograman la respuesta del cerebro a la situación y, en cambio, la interpretan como una que debería causar emoción en lugar de nervios.   

No trate de "calmarse", diluir o reprimir cómo se siente, sino más bien emociónese. Use su lenguaje corporal para ayudar a amplificar sus niveles de confianza. Utilice su adrenalina de la mejor manera posible.   

Una perspectiva positiva.   

Los sentimientos de ansiedad y nerviosismo son a menudo causados por nuestras creencias y la forma en que pensamos sobre una situación en lugar de la situación en sí.   

Aprender a responder a las situaciones de una manera positiva y relajada ayudará a reducir la cantidad de estrés y nerviosismo que siente. Sin embargo, practicar formas de calmar los nervios no los disolverá por completo; todavía tenemos ese instinto de supervivencia básico conectado a nuestro cerebro, por lo que estamos obligados a sentirnos nerviosos en un momento u otro.   

Aunque nuestros instintos de supervivencia pueden percibir que la situación es potencialmente mortal, nuestra mente consciente es capaz de entender que sentirse nervioso antes de una presentación o entrevista de trabajo es normal y que no existe ningún peligro en ello, ayudando a reducir así los nervios. 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus