Te Sorprenderá Saber el Verdadero Nombre de Chuck Norris y Otros Datos

2022-08-05

Imagina que estás solicitando un trabajo. Tienes las aptitudes y la experiencia necesarias para el puesto, así que estás seguro de que puedes superar la entrevista. Pero entonces el jefe de contratación te hace esta pregunta: "¿Por qué deberíamos contratarle?" El pánico se apodera de ti... ¿Cuál es tu respuesta?

Respondes con algo como "Soy inteligente, trabajador y presto gran atención a los detalles. Además, trabajaré muy duro para ustedes". O dices algo como "Me encanta la contabilidad y quiero utilizar mis conocimientos para ayudar a la gente a gestionar mejor su dinero. De hecho, esa es la razón por la que me convertí en contable público certificado: para poder emplear mis habilidades para marcar una diferencia real en la vida de las personas".

Con la primera respuesta, parece que este trabajo es una casilla más en tu currículum en lugar de formar parte de tu vida. La segunda respuesta muestra lo profundamente arraigado que está este trabajo en lo que eres como persona. ¿Con cuál de las dos te identificas?

Por eso debes hacer lo que te gusta

Si estás pensando en seguir una carrera en un campo que no te gusta, puede ser que te vaya mal. El trabajo duro y el compromiso son importantes en todos los campos, pero son especialmente importantes si no te gusta tu trabajo.

Es decir, tendrás que encontrar la manera de convertir tu disgusto por tu profesión en una pasión. No es fácil, pero es posible. Si, por el contrario, amas lo que haces, es fácil que te involucres plenamente en tu trabajo. Te sentirás naturalmente atraído por lo que haces, con ganas de aprender y comprometido con la excelencia. Además, gracias a su entusiasmo y su actitud positiva, podrá adquirir rápidamente nuevas habilidades y conocimientos.

5 razones por las que deberías hacer lo que te gusta

1. La pasión es el motor de tu éxito

Puede que estés convencido de que quieres hacer algo que te gusta, pero ¿qué pasa si no tienes éxito de inmediato? ¿Y si tardas unos años en acercarte al éxito? ¿Y si tienes que pasar por muchos fracasos? ¿Y si tienes que conseguir un nuevo trabajo en un campo diferente y empezar desde cero?

Estas son algunas de las preguntas más comunes que se hace la gente cuando intenta hacer lo que le gusta. Pero si te apasiona, encontrarás la manera de conseguirlo. La pasión es la fuerza motriz que te hará seguir adelante incluso cuando todos los demás se hayan dado por vencidos.

Por otro lado, si haces algo por el dinero, puede que lo dejes cuando la paga sea baja. La pasión te hará seguir adelante incluso cuando no tengas dinero en tu cuenta. La pasión te dará la energía para volver a empezar cuando fracases. La pasión es la clave del éxito.

2. Tus habilidades y experiencia pueden crecer haciendo lo que te gusta

Cada habilidad que adquieras puede abrirte las puertas a mejores oportunidades en el futuro. ¿Pero qué pasa si no disfrutas con el trabajo que haces ahora? ¿Y si no te gusta el camino que sigues? ¿Y si no te gusta la gente con la que trabajas?

Si no te gusta ninguna de estas cosas, te resultará difícil destacar en tu campo. No serás feliz. No querrás trabajar duro. De hecho, es posible que busques una salida.

Si, por el contrario, amas lo que haces, te resultará fácil destacar. Querrás dedicar más tiempo a trabajar y menos a todo lo demás. Estarás ansioso por aprender nuevas habilidades y estarás encantado de pedir ayuda cuando la necesites. Podrás mirar atrás y ver cómo han crecido tus habilidades y cómo ha mejorado tu experiencia.

3. La forma más fácil de encontrar satisfacción en el trabajo es hacer lo que te gusta

Si haces lo que te gusta, serás feliz con tu trabajo. No dejarás que un sueldo bajo o un horario largo te depriman. Por el contrario, verás estos factores como algo positivo porque es lo que quieres en tu vida.

Si no te gusta tu trabajo, puedes ser infeliz. Puede que estés estresado y cansado todo el tiempo. Puede que busques una salida. Por el contrario, si encuentras un trabajo que te guste, puedes convertir tu pasión en una carrera. Puedes utilizar tus habilidades y experiencia para crear tu propio negocio o encontrar un trabajo que se adapte perfectamente a ti.

4. La práctica constante te convertirá en un experto en lo que te gusta hacer

Si te gusta algo, querrás hacerlo una y otra vez. Practicarás hasta que lo hagas bien. Seguirás hasta que te conviertas en un experto.

Por ejemplo, digamos que quieres ser un gurú del fitness. Quieres ayudar a la gente a ponerse en forma y a perder peso. Te encanta el fitness, pero aún no eres un experto. Quieres ayudar a los demás, pero no sabes cómo. Para convertirte en un experto, necesitas practicar. Necesitas trabajar con personas reales. Tienes que cometer errores y aprender de ellos. Tienes que seguir adelante hasta que te vuelvas cada vez mejor.

Definitivamente, si no te gusta el fitness, puede que te rindas después de unos cuantos intentos. Puede que te resulte difícil seguir adelante. Pero si te gusta el fitness, seguirás adelante hasta convertirte en un experto.

5. Por último, te será mucho más fácil encontrar un trabajo

Si haces algo que te gusta, disfrutarás de tu trabajo. Serás feliz y tendrás una actitud positiva. A los empleadores les encanta contratar a personas que se apasionan por su trabajo porque eso hace que el equipo esté más cohesionado. También hace que el equipo sea más eficiente y productivo.

Como podrás ver, si te gusta tu trabajo, es mucho más probable que te contraten. El director de recursos humanos se dará cuenta de que estás contento con tu trabajo. Querrá contratarte. Puedes hacer realidad el trabajo de tus sueños si encuentras una profesión que te guste. Puedes convertir tu pasión en una profesión. Puedes utilizar tus habilidades y experiencia para conseguir el trabajo que quieres.

Conclusión

Encontrar un trabajo que te guste no es fácil, pero merece la pena. Encontrar algo que te apasione facilita mucho el proceso de búsqueda de empleo. Disfrutarás de la búsqueda y tendrás más posibilidades de que te contraten.

Cuando encuentres un trabajo que te guste, será mucho más fácil mantenerte comprometido, motivado y feliz.

Merece la pena el esfuerzo de encontrar un trabajo que realmente te guste. Así que si estás buscando trabajo, no te conformes con un trabajo bien pagado y que requiera tus habilidades. En su lugar, busca algo que te haga feliz a ti también.

Por otro lado, si lo que te gusta hacer es ayudar a los demás, es decir, bendecir a otros, serás mucho, muchísimo más feliz.

Con estas 5 razones por las que deberías hacer lo que te gusta, tienes todas las razones que necesitas para ir tras tus sueños. Solo tienes que dar el primer paso. ¿A qué esperas?

Close Ad