El divorcio en matrimonios cristianos causa el abandono de la iglesia en los hijos

La actitud es uno de los factores más importantes que podrán ayudarte a través de los altibajos de la vida. Dado que la actitud determina como una persona se las arregla, cualquier perspectiva que tengas tendrá invariablemente un efecto en tu desempeño y como manejes el rechazo.

Inherentemente, las actitudes tienen una estructura básica y son formadas esencialmente por nosotros mismos. Abrazar un pensamiento específico por mucho tiempo lo harán una entidad permanente en nuestras mentes, sea tanto para bien como para mal. Por esto es que, una vez alguna actitud particular se ha formado, es altamente probable que sea lo que muy a menudo muestre esa persona.

Efectos en la vida

El simple hecho de vivir requiere de una actitud predominantemente positiva, debido a su naturaleza 'altos y bajos'. Pocas personas, si acaso alguna, se mantienen siempre en altas durante toda su vida. Es inevitable que uno pase por fases de pruebas y tribulaciones.

Las chicas adolescentes están cometiendo suicidio a un ritmo alarmante, expertos preocupados

Aun antes de que cualquier dificultad nos afecte, la mentalidad de una persona debe ser capaz de poseer un cierto nivel de realismo y positividad. Además, nadie puede tener el control absoluto de lo que pueda ocurrirle en la vida. La actitud y el acercamiento  que elijan al manejar las situaciones de la vida está completamente bajo nuestro control.

Formando la actitud correcta

La actitud que elijamos para sobrellevar cualquier estado o condición de nuestra vida estará siempre en nuestro poder. La actitud está arraigada en nuestras creencias, y estas son únicas en casi todos los individuos. Ellas no se forman de la noche a la mañana, más bien a través del curso de la vida.

Por esto la importancia de la tarea de cada persona en ayudarse a sí misma a desarrollar una actitud que responda hacia las direcciones correctas de la vida.

7 Maneras de DESTRUIR a tus hijos cuando eres un INFIEL

Según un estudio del Instituto de Investigaciones de Stanford, el camino hacia el éxito se compone de un 88% de actitud y solo un 12% de educación. No significa que se de menor valor a la educación, más bien nos muestra la importancia de lo vital que es el acoger las correctas actitudes para afrontar las situaciones que se nos presenten y así alcanzar el éxito en todas las áreas de nuestra vida. Una vez alcanzada la correcta actitud se hace mucho más fácil que todo lo demás caiga en su lugar.

Con el esfuerzo correcto podrás sorprenderte de cuantas cosas maravillosas realmente podrás lograr.


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus