Gemelo a punto de morir es captado en un sonograma agarrando la mano de su hermanita

Formas de destruir a tus hijos cuando decides serle infiel a tu pareja. Descubre la verdad detrás de este inmenso dolor.

Los hijos llegan a nuestra vida completamente indefensos, quedando bajo nuestra total y absoluta responsabilidad. Cada vez que tomas una mala decisión, marcas su vida; y hagas lo que hagas, jamás será igual. Un niño puede superarlo, pero las cicatrices quedan. Decidiste serle infiel a tu pareja, también has elegido destruir la vida de tus hijos. A continuación, mira cómo destruyes la vida de tus hijos cuando eres un infiel:

1. Estás creando un futuro infiel 

Un estudio realizado por un equipo de la Universidad Charles, República Checa, demostró que la infidelidad paterna es un factor de riesgo de infidelidad en los hijos varones. El "gen de la infidelidad", un intento por resolver conflictos pendientes con los padres. 
Los padres son el ejemplo y para un niño, lo que su padre le enseña, está bien. Al ser infiel estás enseñando a tus hijos que la infidelidad es una conducta aceptable y una forma de satisfacer alguna necesidad, un estilo de vida. Es como enseñarle erróneamente a un hijo que el alcohol quita las penas.

2. Se sienten traicionados
Los niños aprenden acerca de la traición de una forma no natural y devastadora. "Si su padre, el ser en quién más confiaba le traicionó, cualquiera podrá engañarme". La infidelidad es vista como una traición a toda la familia. Para los niños es la razón por las que ya no crecerá con sus padres juntos. Surge el miedo y la incertidumbre. Se sienten traicionados, porque al igual que la madre, se sienten desplazados.

LEE TAMBIÉN: 13 Enemigos de tu matrimonio

3. Cultivas el miedo al abandono 
¿Qué hizo mal mi mamá para que mi papá la dejara por otra persona que quiere más? Los niños de padres infieles crecen con sentimientos de inseguridad, lo que afecta a sus futuras relaciones como adulto. Tienden a desconfiar y a mostrarse posesivo con sus parejas o de todo aquel que le muestra amor, por miedo a perderlos. Desarrolla un pánico al abandono.
4. Es injusto ponerlos a elegir 

Los padres divorciados ignoran el verdadero sentido que es para un niño tomar una decisión salomónica. Ambos padres son sumamente importantes en su vida. Ambos padres desempeñan un rol diferente e insustituible en la relación. Mamá hace una parte, papá hace la otra. Erróneamente he oído decir a muchas mujeres que son “madre y padre”. No señora, usted mucha madre, pero no puede desempeñar el papel a plenitud que le corresponde al padre; por eso son dos.
Por otro lado, tenemos la situación del padre ausente. Muchos padres creen que con solo aportar el dinero y cumplir con la manutención, ya son padres. Desempeñar la función de padre es mucho más que eso.

LEE: 10 Errores sexuales de la mujer en el matrimonio

5. Aprenden a no confiar en nada ni en nadie
Según un artículo publicado por Tesy De Biase, en La Nación, tras una infidelidad los hijos quedan en shock. Su mapa mental y emocional se incendia. Los niños sienten la traición, que, aunque es ajena, los atraviesa. 
La psicóloga Ana Nogales explica: “La confianza en las personas es la que más sale perjudicada: después de que se descubre una infidelidad, la persona engañada tendrá dificultades para volver a creer. Los hijos quedan atrapados en una red de fidelidad e infidelidades, poniendo en juego su propia confianza y sexualidad, actual o futura". 
Según Nogales, la falta de confianza en el sexo opuesto hace difícil establecer relaciones íntimas.
6. No creen en el amor
El 80% de los hijos de padres infieles al llegar a la edad adulta no creen que exista el amor. Lo que lo hará variar en relaciones destructivas. No creen en la familia ni que el amor sea la base de esta. La gran mayoría de los niños de padres infieles, se embarca relaciones cortas, casuales, pues temen al compromiso. Entienden que en todas las relaciones enamorarse es sufrir.

7. El daño no termina con la separación 
El daño causado por una infidelidad, no se cura con la separación. Todo lo contrario. Muchas parejas piensan que ya se separaron, ya tomaron rumbos distintos, ya pasó. Para los hijos realmente inicia el infierno.
Cuando ocurre la infidelidad, el infiel traiciona a toda la familia. No se trata solo de la relación. Si tienes una familia, piensa 1000 veces antes de seguir tus propios intereses, instintos o falta de control tras una aventura. Recuerda que estás colocando en la misma posición al amor de tu familia con una "simple aventura". 

OTROS ESTÁN LEYENDO: ¿Funcionará tu matrimonio?

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus