Beliefnet

Videos de accidentes fatales: salvados por un milagro

Sergio Canavero dice que ha mejorado un procedimiento para trasplantar cabezas humanas


Quizá a usted le parezca el hecho de “trasplantar cabezas” suena a cosas de ciencia ficción, pero este científico asegura que está muy cerca de lograr su objetivo: colocar la cabeza de una persona a otro cuerpo humano, por primera vez en la historia. Esto sería la solución para aquellas personas que sufren de enfermedades graves como cáncer, distrofia muscular, tetrapléjicos con fallo orgánico generalizado, etc.


Los trasplantes de cabeza se han intentado desde la década de 1950, cuando el científico ruso Vladimir Demikhov experimentó con perros. Veinte años más tarde el neurocirujano americano, Robert White, llevó a cabo con éxito un trasplante de cabeza, moviendo la cabeza de un mono al cuerpo de otro. El mono vivió durante varios días, pero debido a que White no pudo conectar las dos médulas espinales, el mono finalmente murió.


Canavero describe en un artículo reciente, un paso importantísimo para conectar donantes y receptores de médula espinal - el único componente que faltaba en los procedimientos anteriores porque la tecnología para hacerlo en ese entonces aún no estaba disponible.


"El mañana es hoy", dijo Canavero en una entrevista. "Lo que era imposible puede suceder ahora."


Pero aún así, completar un trasplante de cabeza es muy tedioso, y la fusión de la médula espinal no se ha probado aún.


Aunque el nombre del procedimiento sugiere lo contrario, el beneficiario recibiría un nuevo cuerpo, no una nueva cabeza. Tanto el cuerpo receptor como el cuerpo del donante se cortan antes de conectar el receptor a un nuevo cuerpo.


Para que el trasplante sea un éxito, las cabezas tendrían que ser refrigeradas a una temperatura entre 55 y 59 grados Fahrenheit. Entonces, las dos cabezas deben ser cortadas exactamente al mismo tiempo y en la misma sala de operaciones. A continuación los cirujanos tendrían sólo una hora para conectar la nueva cabeza al receptor. La cabeza del cuerpo del donante también se enfría y se pone al paciente en un paro cardíaco.


El nuevo desarrollo de Canavero para conectar la médula espinal se llama procedimiento GEMINI, durante el cual los cirujanos cortan con cuchillas súper afiladas la médula espinal. Es este "corte limpio " la clave para la fusión de médula espinal, ya que permite que los axones cortados se "fusionen" con sus homólogos distales.


Canavero dice además que algunos productos químicos, tales como el polietilenglicol, o PEG pueden ser utilizados para fundir inmediatamente las médulas espinales.


"PEG es fácil de administrar y tiene un fuerte historial de seguridad en su uso para el hombre", escribe Canavero.


Una vez que la médula espinal de los receptores y los donantes estén conectadas correctamente, el corazón del cuerpo puede ser reiniciado, el bombeo de sangre hacia el cerebro, y "temperatura del cuerpo del paciente puede llegar ser normal en cuestión de minutos".


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus