Niña de 12 años encontrada sin vida luego de mandarle desesperados mensajes a su madre diciendo que alguien golpeaba la puerta

Los talones agrietados no son sólo un problema estético, también son dolorosos y su molestia es persistente. Incluso puede comprometer nuestra calidad de vida.

Afortunadamente, a continuación, te vamos a ofrecer una solución fácil. Se trata de un secreto milenario que se ha pasado de generación en generación y hoy te lo vamos a explicar. 

Solución a los talones agrietados: 

PRIMERO: Remoja tus pies

Ingredientes: 

- Piedra pómez
- Agua caliente (suficiente para remojar tus pies)
- 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
- 2 cucharadas de sal 
- un recipiente o balde

Instrucciones:
Vierte agua caliente en un recipiente. Ahora agrega la sal y el bicarbonato de sodio, mezcla bien. El agua no debe de estar muy caliente, sólo lo suficiente para que puedas sumergir tus pies durante 15 minutos. Una vez pasado los 15 minutos, exfolia tus pies con la piedra pómez y luego sécalos muy bien. 
Advertencia: Las personas que padecen diabetes pierden sensibilidad en sus pies. Por favor, pídele a una persona que no padezca esta condición que verifique la temperatura del agua para que no te quemes.

OTROS ESTÁN LEYENDO:

5 terapias de masaje que mejoran tu circulación
¿Oído taponado? ¿De qué está hecha la cera del oído?
Tomando en ayunas este remedio durante una semana, sanarás enfermedades, te llenarás de energía y te sentirás de 25

 

 

SEGUNDO: Exfolia tus pies
Para exfoliar tus pies de manera natural, necesitarás: 

- 2 cucharadas de aceite (el de tu preferencia, oliva, jojoba, coco, almendras...)
- 1 cucharada de azúcar.

Instrucciones: 
En un bol mezclar el aceite y el azúcar. Cuando esté todo bien mezclado, masajea por 5 minutos. Lava como de costumbre y seca bien sus pies.
 
TERCERO: Hidrata
Para hidratar tus pies y evitar que estos vuelvan agrietarse, necesitarás:

- Una vela.
- 2 cucharadas de aceite (de tu preferencia).

Instrucciones: 
En un bol coloca la vela y las dos cucharaditas de aceite. Ahora pon el recipiente a hervir a baño de María y cuando esos ingredientes se fundan, mezcla bien y deja que se enfríe. Aplica en tus talones y, si quieres potenciar el efecto, duerme con unos calcetines.

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus