Cómo hacer el aceite de ajo para tratar una infección de oído en 30 minutos o menos con este remedio

Quizás estás atravesando una situación difícil, muy estresante. Alguna enfermedad, alguna difícil situación económica, un desamor, una traición o debes tomar una decisión que, posiblemente cambiará toda tu vida. Dios está contigo. Debemos estar agradecido por ello. Tus pasos son dirigidos por Él. Esto es algo que no debes olvidar.

 

Dios, recorre con su mirada la tierra buscando aquellos corazones que claman a Él. Te ha visto, te ha escuchado. Sus ojos se han posado sobre ti: Él conoce perfectamente tu situación y viene hoy mismo como tu defensor, no como acusador. Viene como tu abogado, no como tu juez.

En su mano está tu vida, tu futuro, tu destino, y, por tanto, no tienes nada que temer...

Te damos gracias por amarnos y protegernos, amado Dios,

 

Amén

 

Escrito por, Hermes Alberto Carvajal

 OTROS ESTÁN LEYENDO:

Dios, míranos con tus ojos de amor y misericordia (dios míranos con tus ojos de amor y misericordia)

¿Qué significa realmente Juan 3:16?

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus