Beliefnet

Un Amoroso Marido Hizo Una Lista Que Hizo Llorar A Su Esposa Y Seguro Te Pasará Lo Mismo Al Conocer La Bella Historia... 2

De los correos que recibimos pidiendo consejo, recopilamos estos  “testimonios” de jovencitas que de alguna u otra manera hemos podido ayudar, o a quienes las hemos enviado en sus respectivas ciudades a organizaciones que les pueden brindar ayuda tanto espiritual, psicológica, y a veces hasta financiera, aunque esto último es lo más difícil en algunos países.

Tambien puedes leer la historia deYiya, ella dice que su papá la golpeó muy feo cuando el se enteró que estaba embarazada.

Ellas aceptaron que publicáramos sus historias y sus experiencias al convertirse en madres solteras a una edad tan joven como una de ellas, a los 14 años de edad, pronto publicaremos su historia.

Madres, padres, maestros, reenvíen esta nota a las jóvenes que ustedes conocen para que ellas vean que ser madre antes de tiempo es muy difícil para algunos. Los hijos son una bendición, es verdad, y nosotros no promovemos ni creemos en matar a una criaturita inocente (abortar) solamente para liberar a una joven de la responsabilidad. (Entendemos que hay casos médicos, u otro tipo de casos extremos, no nos referimos a eso), sino más bien al hecho de salir embarazada y matar a la criaturita (abortar)  solo porque les es una carga. Eso es una abominación y un grave pecado. Dios perdona, es verdad, pero el aborto puede traer  graves consecuencias físicas, mentales, e incluso financieras.


Quería ser modelo, o reina de belleza, ahora seré una reina para mi bebé


Soy Priscila, soy colombiana. Salí embarazada a los 18 años. Estaba a punto de viajar a los Estados Unidos para continuar mis estudios y entrenarme en el modelaje que es mi pasión. Mi sueño era participar  en otros concursos de belleza, ya he participado y aunque no había ganado, estaba segura era por mi falta de preparación. Mi papá no me había apoyado en eso, mi madre si, y es por eso que les rogué que me enviaran a un lugar donde pudiera ser preparada mejor, y como unos amigos nos dieron unas referencias muy buenas de una escuela en los Ángeles, California; pues mi padre aceptó. Mi viaje sería en 3 meses. Mi novio estaba muy triste, y un día que estuvimos juntos pues no sé que nos pasó, pero no usamos protección, y semanas después me di cuenta que estaba embarazada.

No me malentiendan, yo si amo a mi bebé que viene en camino, pero en estos meses me he dado cuenta que algunos de mis sueños tendrán que ser interrumpidos o totalmente olvidados. Mis padres me han apoyado con esto y los padres de mi novio también aunque decidimos no casarnos ni vivir juntos, por lo pronto. 

Aunque yo no tengo a mi bebé en mis brazos aun siento que lo amo, pero a veces si me siento triste de que no lograré lo que me había propuesto. Cuando menos no de inmediato. Para empezar, no viajé a Estados Unidos. Tendré que continuar con mis estudios aquí en Bogotá, pero tendré algunas dificultades obviamente.

Ahorita físicamente me siento gorda, horriblemente fea, cansada, ya ni ejercicio puedo hacer. Me llena de coraje en parte que mi novio salga por ahí quien sabe con quienes, y yo a veces no tengo ánimo, ni energía y prefiero quedarme en casa, pero à la vez me quedo llena de celos.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus