Todos envejeceremos algún día, si tenemos la suerte de hacerlo. Aunque hoy te cueste creerlo, llegará el día en el que no podrás hacer o escuchar como antes. Por eso es tan importante tener una base sólida de fe y confianza en Dios. Si la construimos mientras somos jóvenes, permanecerá en pie cuando lleguen los años y seamos más viejos; y entonces tendremos gran placer en pasar nuestros días con el Señor. He visto tantos ancianos creyentes que son tan felices, que parecen jóvenes de espíritu. No obstante, también conozco ancianos, no creyentes, que con los años se vuelven amargados y no tienen gozo en sus corazones como un creyente.

Además, con los años será mucho más difícil que puedas memorizar versículos. Los compromisos del día a día ocuparán tu mente. Por tanto, mientras seas joven esfuérzate en memorizar versículos regularmente. ¡Aprovecha el tiempo! Desgraciadamente, en mi caso, puedo estar en casa a tiempo completo, pero es tan fácil estar realmente ocupado haciendo otras cosas que pasar tiempo leyendo y aprendiendo de la Palabra. Es algo que debo cambiar.

 

Aquí están algunos versículos cortos para jóvenes que deberías de incluir en tu lista:

 

Debes ser obediente:

 

Ama y valora a tu suegra, aunque al principio sea difícil.

 

Aprende a someterte por amor a ÉL. 

 

Debes estar con mente y corazón alertas... 

 

Aunque crees que la persona no está escuchando, la Palabra de Dios habla por sí misma, es viva y eficaz. 

 

Todo obra para bien, Dios tiene el control. No lo olvides...

 

Así como Cristo nos enseñó en el modelo de oración del Padre Nuestro, así debes pedir cada día para que tu Padre celestial te libre de las tentaciones y del pecado.

 

Los planes de Dios son mucho mejores que los tuyos. Él puede ver el pasado, el presente y el futuro...

 

 

No seas infantil...

 

Vive cada etapa de tu vida. 

 

 

 

Esperamos que estos versículos bendigan tu vida. Asimismo, sé que muchas familias quieren memorizar versículos juntos, pero no saben por dónde empezar. Aquí tienes unos cuantos, por lo que sugerimos memorizar uno a la semana durante un año. Aunque esto sea todo lo que memorices, tendrás la palabra de Dios en tu corazón de la mayoría de los versículos clave de la Biblia.

También ir a la iglesia es importante. Si no puedes asistir a una porque te queda muy lejos, mira si hay un grupo de estudio bíblico o algo así en tu escuela. Puede que no haya muchos cristianos en tu escuela, es más, puede que no haya uno. Sin embargo, estar con los creyentes es importante.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus