¿Cómo escoger un centro de rehabilitación de drogas?

2020-11-25

Un día sus discípulos pidieron a Jesús que les enseñara a hablar con Dios; y él les dio la siguiente oración —aparentemente sencilla—, pero llena de poder porque establece que nos podemos acercar a Dios como padre y, que debemos enfocar nuestro corazón a amarlo primero a Él y a las cosas de su reino.

Además, que es necesario que aprendamos a pedir y esperar dentro de los límites de su voluntad.

Es una oración que deja en claro que Dios nos manda a perdonar a los que nos han ofendido, y que Dios tiene el poder para fortalecernos en la tentación y librarnos del mal.

Por último, la oración finaliza con unas palabras de total entrega y reconocimiento hacia nuestro Padre Dios como Señor:

Rey Soberano del Universo. El único digno de toda gloria y toda honra; máxima universal como el único DIOS vivo y verdadero.

 

Escrito por Hermes Alberto Carvajal Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti

Te puede interesar:

-          Abre tus brazos a la vida                             -   Cobijado por mi amor

-          Mujer levántate                                            -   ¿A quién más iremos?

-          Un abrazo de amor y consuelo                    -   Ciego y sin poder caminar

-          Celebremos a Cristo como niños                 -   El espejo de Dios