Mujeres valientes de la Biblia | ¿Porque son tan importantes las mujeres para Dios?

Algunas sartenes de aluminio cuentan con un recubrimiento antiadherente tanto en el interior como en el exterior de la sartén para facilitar la limpieza y evitar que tus alimentos queden adheridos. Lavar su sartén de forma incorrecta podría arruinar el material antiadherente y todo los alimentos terminan pegados. 

Trucos para limpiar tus sartenes

Truco de la papa y la sal


Esto es sorprendente, pero estos dos elementos pueden dejar tu sartén reluciente. Es un remedio económico, pero efectivo. Funciona como exfoliante, desprendiendo la grasa pegada.

NECESITARÁS

1 papa
1 cucharada de sal gorda
1 cucharada de aceite de oliva

MODO DE USO

Corta la papa por la mitad, lava la sartén para quitar la suciedad. Quita el exceso de agua y agrega la cucharada de sal gorda. Ahora con la ayuda de la papa talla la sartén sobre toda la superficie en forma de círculos. Enjuaga y seca tu sartén.

Para terminar, cubre con aceite de oliva toda la superficie, hasta su próximo uso. 

 

LIMPIANDO LAS SARTENES DE HIERRO FUNDIDO

Mientras más se usa la sartén de hierro fundido, más sabrosos quedan los platillos que haces en ella. Pero poco a poco los alimentos se van quedando pegados, arruinando nuestras recetas.
Para este truco solo necesitas:

-papel de aluminio
-1 cucharada de sal gorda

MODO DE USO

Casi igual que con la papa, vas a tomar el papel de aluminio y vas a ejercer fuerza sobre la superficie de tu sartén, pero sin dañarla. Solo tienes que tallar por unos minutos el papel de aluminio con la sal, hasta que todo quede como negro. Luego enjuaga y listo. El resultado es maravilloso.

Consejos para sobrevivir a una infidelidad 



Otro truquito:


Dirígete a tu despensa para que tus ollas y sartenes estén más limpios y brillantes. El bicarbonato de sodio, vinagre blanco destilado y jugo de limón fresco son una triple amenaza para la limpieza. 
Solo agregue una pizca de bicarbonato de soda o vinagre durante el método de ebullición para ayudar a limpiar los sartenes chamuscados. 

Remoje las ollas y sartenes o los platos o bandejas para hornear para hornear en agua caliente, déjelo hervir con bicarbonato de sodio y jugo de limón fresco para una limpieza acelerada. Frote medio limón alrededor de la parte inferior y los lados de los utensilios de cocina de acero inoxidable para obtener más brillo; enjuague y deje que se seque al aire. Finalmente, un chorro de vinagre seguido de un enjuague con un buen chorro de agua es ideal para eliminar los olores residuales.

Conoce los beneficios de los frutos secos

Último consejo

Evita el lavavajillas. Los detergentes usados a menudo pueden ser demasiado agresivos y desgastar el recubrimiento antiadherente en algunas sartenes, y si hay arañazos en la sartén, comenzarán a oxidarse. La limpieza a mano es siempre lo mejor.

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus