6 beneficios del agua de arroz para tu salud y tu piel

2018-04-06

No hay nada como sentarse a tomar una taza de té caliente para calmar los nervios y mejorar el estómago. 

Pero más que eso, los muchos beneficios para la salud que brinda el té de hierbas son una razón muy convincente por la que deberías incluir el té de hierbas en tu rutina diaria y mucho más si sufres de diabetes. 

Y una vez que conozca los beneficios que pueden aportar, ¡te animarás a usarlas más que nunca! 

¿Qué es el té de hierbas? 

A diferencia del té negro y verde, el té de hierbas no se deriva de la planta Camellia sinensis. Por esta razón, no contiene cafeína y técnicamente no se considera té; es más una infusión. 

Al igual que el té negro o el té verde, el té de hierbas se prepara empapando una bolsita de té, o las hojas o ramas de la hierba a usar en agua hirviendo. 

A continuación, algunas preparaciones para combatir la diabetes de manera natural. 

Té de canela. 

Los fitoquímicos naturales en la canela pueden modular las enzimas hepáticas y suprimir la actividad de los genes que promueven la inflamación, el almacenamiento de grasas y el estrés oxidativo, todo lo cual es beneficioso para el tratamiento de la diabetes. 

También se cree que las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la canela tienen un efecto positivo en la regulación del azúcar en la sangre y la sensibilidad a la insulina, lo que puede influir en diversos aspectos del metabolismo: mejorando la resistencia a la insulina, la presión arterial, el colesterol y el peso. 

Lo mejor de todo es que el té de canela tiene un sabor dulce maravillosamente natural.

Más: Por qué las mujeres casadas se enamoran de otro hombre

Más: Remedios caseros para eliminar la flema

Más: Mira por qué te pican los oídos

Té de manzanilla. 

Cuando los investigadores administraron a las personas con diabetes tipo 2 té de manzanilla inmediatamente después de las comidas, 3 veces al día durante 8 semanas, encontraron que sus niveles de insulina, triglicéridos, colesterol LDL ('malo') y niveles generales de colesterol mejoraron. 

Se ha descubierto que el té de manzanilla mejora el control de la glucemia y reduce la resistencia a la insulina, los triglicéridos y el colesterol en personas con diabetes tipo 2. 

El té de manzanilla también es conocido por aliviar el Síndrome de intestino irritable y las úlceras estomacales, aliviar las náuseas, los síntomas de la alergia, evitar la ansiedad y la tensión; aliviar el dolor de cabeza e incluso se puede usar como desinfectante para las heridas. 

Té de menta. 

El consumo de té de menta durante 4 semanas puede reducir los niveles de glucosa en sangre hasta en un 25% y reducir los niveles de insulina hasta en un 75%, protegiendo a las células pancreáticas del exceso de trabajo. 

La menta también puede ayudar a controlar los niveles de colesterol, particularmente LDL. El té de menta también es conocido por ayudar a inducir el sueño, mejorar la concentración, calmar los problemas estomacales y el reflujo, y puede ayudar a aliviar el estrés. 

 Té de hierbas y la diabetes. 

El mundo del té de hierbas es verdaderamente un país de las maravillas que nunca deja de ofrecer sorpresas cuando se trata de beneficios para la salud, y agregarlos a su rutina diaria solo puede ayudar a controlar mejor la diabetes. 

Lo mejor de todo es que las hierbas son de origen vegetal, lo que significa que son naturales, y como los tés de hierbas no son tan potentes como los remedios a base de hierbas, generalmente se los considera seguros. 

Sin lugar a dudas, un té de hierbas, ya sea helado o caliente puede ser una fantástica bebida anti-diabetes muy saludable y beneficiosa.