2020-10-23

El miedo en los seres humanos puede surgir como respuesta a la expectativa o anticipación de una amenaza actual o futura que se percibe como un riesgo para uno mismo.

El miedo no es una emoción sencilla de controlar. De hecho, está íntimamente relacionado con la ansiedad emocional que surge como consecuencia de amenazas que se perciben como incontrolables o inevitables.


¿Qué nos provoca miedo?

El miedo a lo desconocido o al miedo irracional es causado por el pensamiento negativo acompañado de un sentimiento subjetivo de preocupación o miedo. Mucha gente teme a lo "desconocido". Por tanto, el miedo irracional puede extenderse a muchas áreas en nuestras vidas, como a las personas que le temen a cosas, animales o situaciones; hasta aquellas que le temen a la muerte, creen en el más allá, e incluso temen a lo que les podría pasar en la próxima década o incluso en el mañana.

Es decir, el miedo puede venir de diferentes lugares y en muchas situaciones diferentes. Puede ser tu miedo a salir en público o tu miedo a hablar con extraños. También puede provenir de tu miedo a entrar en una nueva situación y tener que lidiar con personas que no conoces. No importa cuál sea tu miedo, nunca es bueno dejar que controle tu vida.


El miedo a la muerte


El miedo a la muerte es multidimensional, incluye:los miedos relacionados con la propia muerte, incluido el miedo a la muerte lenta y dolorosa, miedo a  la muerte de otros, el miedo a lo desconocido después de la muerte, el miedo a la destrucción".

Como podrás ver son escenarios incontrolables para nosotros mismos. Pero cuando creemos que Jesús venció la muerte y que por su muerte, nosotros viviremos, la paz que sobrepasa todo entendimiento nos hace sentir confiados.

¿Cómo puedes vencer el miedo?

El mundo es un lugar temible y puede ser un desafío para superar el miedo. Hay tantas cosas a las que temer, pero estos consejos te ayudarán a superar los miedos y a seguir adelante.


Consigue un trabajo

Conseguir un trabajo es un buen punto de partida, ya que tendrás que enfrentarte a otras personas y puede que tengas que ir a la oficina o empresa por tu cuenta. Tener un jefe y tratar con ellos puede ayudarte a superar algunos miedos.

Otra ventaja de trabajar es que mantiene tu mente ocupada. “Mente ociosa, taller del diablo”, dice un viejo refrán. Necesitas asegurarte de que estás haciendo algo nuevo y emocionante cada día. Esto te ayudará a mantenerte motivado e incluso hará que las cosas que temes sean más fáciles de superar.

Otra cosa que es importante saber es que no hay una sola razón por la que la gente tema. Es más que el miedo a que algo suceda. Cuando entiendas cómo funciona esto y cómo puede afectar, entonces serás capaz de superar tu miedo.

¿Cuándo ir al médico?

No obstante, sabemos que hay escenarios en los que tenemos que recurrir a un médico que nos ayude, por medio del medicamento correcto, a tratar algunas fobias que son el resultado de ciertos desequilibrios químicos en nosotros.

Tienes que hablar con tu médico y averiguar cuáles son las causas de tu miedo. Le ayudarán a encontrar formas de superar el miedo y le ayudarán a ser capaz de vivir su vida sin miedo.

Piensa en qué provoca tu miedo

Si tienes miedo de conducir en un día lluvioso, entonces necesitas concentrarte en lo bien que te lo estás pasando mientras conduces. Si haces esto, entonces serás capaz de superar tu miedo y pasar un buen rato.

Además, Dios está en control. “El que habita al abrigo del Altísimo, Morará bajo la sombra del Omnipotente” (Salmo 91).

Tómese tiempo para relajarse y aclarar su mente. 



El estrés tiende a empeorar las cosas. Esto es especialmente cierto si tiene muchas preocupaciones. Salga y haga algo y céntrese en el resultado final que quiere ver.

Trate de encontrar una actividad que lo haga feliz y que lo relaje. Esto te ayudará a lidiar con el miedo. Cuando estás estresado, tiendes a preocuparte y esto puede empeorar mucho las cosas. 

¿Cómo superar el miedo?

1. Obsérvate para descubrir qué te provoca el miedo  

Cuando usted piense que "NO PUEDE", esto no quiere decir que está haciendo mal las cosas.  Identifique lo que pueda cambiar rápidamente para hacer más llevadera la situación. A mí me funciona orar. La oración me tranquiliza y me da fuerzas y esperanzas.  

2. Piensa por qué no puedes. Por qué estás paralizado o paralizada.  

Para autoanalizar esto debes considerar si es realmente imposible no hacerlo. A veces el dolor pasado o la falta de valor nos hace renunciar a penas sin intentarlo.    Sin embargo, Dios utiliza las tribulaciones para transformarnos.  Para hacernos más parecidos a Cristo. Recuerda que esa es precisamente nuestra meta: parecernos a Jesús. 


3.  ¿Podría Dios usar tu miedo para bien en tu vida y para Su gloria? 

La respuesta es, ¡SI!  

El apóstol Pablo nos dice que el sufrimiento produce perseverancia.

 "Y no solo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza. Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado" (ROMANOS 5:3-5).       

En conclusión: Debemos enfrentar las pruebas con alegría porque esto produce en nosotros perseverancia. Es decir, nos convertimos en personas maduras, completas, pues entendemos que con Él no nos hace falta nada.        

No te preocupes. Acércate confiado al trono de la gracia de Dios, así recibiremos misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará a enfrentar los tiempos difíciles.           

Si aún sientes miedo, quiero que reflexiones en Filipenses 4:13. 

  "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".