Oración por un amigo que ha perdido a un ser querido

2021-01-08

Podemos tener respuestas poco saludables a la soledad que pueden conducirnos hacia comportamientos extremos.

¿Alguna vez te has sentido solo y has decidido hacerte sentir más feliz? ¿Incluye esto hacer lo que quieres todo el tiempo sabiendo que NO es la opción más saludable?
Amigo, amiga, la depresión y la soledad a veces pueden empujarte a caer en vicios y hábitos no saludables. No caigas en el pecado como fórmula o receta para combatir tu soledad.

Gálatas 5:13

“Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros”
Es un deber propio salvaguardar nuestros corazones, almas y mentes de cualquier sentimiento o persona que quiera hacernos caer en un vicio o adicción nueva o pasada.

Malgastar nuestro dinero, exceder nuestro presupuesto de manera exorbitante, entre otros vicios malsanos pueden hundirnos en un abismo peligroso si optamos por hacer esas cosas para sentirnos menos tristes o solos. Son estos comportamientos extremos los que eventualmente pueden hacer más daño que bien.

Colosenses 3:5-10

La vida antigua y la nueva

Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.
Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.

No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,


 
Santiago 1:5
“Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”
 
Mentalidad derrotada

El vacío y la tristeza que genera la soledad puede llevar nuestras mentes por un túnel de mentalidad derrotada. En el momento que sientas aflicción o depresión y sientas que no existe quién te entienda o le importes, puedes caer en la autocompasión y entonces también caes en un sentimiento de derrota.

Es decir, de repente, tu esperanza se agota, tus problemas se magnifican y tu visión se convierte en un solitario callejón sin salida. Es en ese momento cuando debes recordarte que lo que experimentas no es para siempre.

El dolor, las dificultades, los malentendidos y las tensiones en las relaciones son reales y no podemos esconderlos debajo de la alfombra, pero es por eso por lo que tener amigos cercanos y familiares que tengan una base sólida en Cristo puede ser la mejor ayuda en esos momentos, pues la fe se fortalece y crece por el oír Su Palabra.
 
"Clama a Jesús".

Entonces, ¿qué hacer si te sientes afligido y solo y sientes que nadie puede escucharte o si te da vergüenza comunicarte? Clama a Jesús.
¡Él está escuchando y quiere que hables con Él! ¡Abre tu Biblia y lee en voz alta las Escrituras como las que se encuentran a continuación, que pueden abrir tus ojos y reconstruir la confianza interior que necesitas para seguir avanzando en Su gracia!

Romanos 5:3-5
"Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado".
 
Salmos 22:24
"Porque no menospreció ni abominó la aflicción del afligido,
Ni de él escondió su rostro; sino que cuando clamó a él, le oyó".