Remedios caseros efectivos para aliviar el dolor de los cordales o muelas del juicio

2017-01-12

Antes de explicarte cómo murieron los apóstoles de Jesús y dónde se encuentran sus restos mortales, quisiera compartir contigo el significado de ‘apóstol’. La palabra apóstol proviene del vocablo griego apóstolos (Απόστολος), que quiere decir enviado. Esto significa que este nombramiento se les dio a los discípulos encargados de continuar una misión única y especial.  Sin embargo, el término apóstol tiene dos sentidos: un sentido estricto y otro amplio. En el sentido estricto, este se refiere a un grupo selecto de discípulos muy reducido con cualidades y requisitos muy restringidos, a los cuales pocos creyentes de hoy en día pueden ‘ajustarse’, por así decirlo. En cuanto al sentido amplio, un apóstol es todo aquel que es enviado a predicar el Evangelio, y esto envuelve características especiales.

El término apóstol es utilizado en la actualidad de otra forma. Algunos líderes de hoy se nombran así mismos apóstoles, sedientos de reconocimiento y aplauso, y no para destacar la gloria de nuestro Señor, sino más bien para usar el término como un título que les concede dignidad, notoriedad y ciertos privilegios ante los demás.

Requisitos para ser apóstoles

1. Debe ser elegido por Jesús, pues llamó a los que Él quiso. 
2. Los apóstoles estuvieron con él durante su ministerio en la tierra.
3. Fueron discipulados por Él mismo para enviarlos a predicar, como también lo fue el caso de Pablo, a quien Jesús discipuló después de su muerte (Ref. Gálatas 1: 10-12; Hechos 9:5). 
4.  Dios les daba poder para sanar y echar fuera demonios.
5. Debían Estar dispuestos a perder la vida por el ministerio, de ser necesario. Esto implica estar dispuestos a sacrificar comodidades y privilegios.
Ciertamente, cuando vemos la forma en que vivieron y murieron los apóstoles, nos viene a la mente la forma en la que muchos autoproclamados “apóstoles” viven hoy. 
Volviendo a la pregunta que originó este artículo, ¿cómo murieron y dónde están enterrados estos hombres de Dios? 
 

1. Judas Iscariote, El traidor

 Judas Iscarioteñarlos

 


Cometió suicidio luego de haber traicionado a Jesús.
  
2. Matías

 Matíasñarlos

Matías fue elegido apóstol para sustituir al traidor Judas Iscariote. Murió apedreado y luego decapitado (Lucas 6:12-16)
Sus restos están, según la tradición, en San Mathias' Abbey Trier, Alemania

3. Marcos

 Marcosñarlos

Marcos murió después de ser arrastrado por caballos por las calles de Alejandría, Egipto.
Según la tradición, las reliquias atribuidas a San Marcos fueron tomadas y llevadas a Venecia desde Alejandría por navegantes italianos en el 828, donde se conservan en la Basílica de San Marcos, la cual se construyó expresamente para albergar sus restos. Sin embargo, los coptos creen que su cabeza se quedó en Alejandría.

4. Lucas

 Lucasñarlos

Murió ahorcado en Grecia. Lucas tenía una extraordinaria forma de predicar el Evangelio.

5. Juan

 Juanñarlos

A Juan durante la ola de persecución en Roma, literalmente, lo frieron en aceite hirviendo, pero sobrevivió milagrosamente y fue condenado a vivir en una isla de minas, en la Isla prisión de Patmos.
Murió de muerte natural. Sus restos, según la tradición, están en la Basílica de San Juan, en Ephesus, Turquía

6. Pedro


 Pedroñarlos

Murió crucificado boca abajo en una cruz en forma de X. Según la tradición de la iglesia, Pedro les dijo a sus verdugos que se sentía indigno de morir de la misma manera en la que murió nuestro Señor Jesucristo.
Sus restos, según la tradición, están en la Basílica de San Pedro Roma, Italia

7. Santiago el Menor

 Santiago el Menorñarlos

Cuando se negó a renegar de su fe en Cristo, lo arrojaron de más de cien metros de altura, desde el pináculo sureste del templo. Santiago sobrevivió a la caída y sus enemigos lo golpearon y apedrearon hasta la muerte.
Según la tradición, sus restos están en la Basílica de los Apóstoles, Roma, Italia.

8. Santiago el Grande

 Santiago el Grandeñarlos

Santiago, hijo de Zebedeo, era un pescador cuando Jesús lo llamó. Santiago tuvo una gran influencia en la iglesia primitiva, fue decapitado con una espada en Jerusalén.
Tradicionalmente, se ha afirmado que los restos hallados a principios del siglo IX en Santiago de Compostela pertenecen a este apóstol. Sin embargo, la falta de un análisis directo, no lo ha confirmado. Se cree que podrían tratarse de los restos del obispo Prisciliano.
No obstante, Los supuestos restos de Santiago permanecen en la Catedral Santiago de Compostela, España.

9. Bartolomé

 Barolomeñarlos

Misionero en Asia, también conocido como Natanael. Pregonó el Evangelio en la actual Turquía. Bartolomé fue martirizado en Armenia por su predicación, donde fue desollado y decapitado.
Sus restos están en la Iglesia de San Bartolomé Roma, Italia, según la tradición.

10. Mateo



Sufrió gran martirio en Etiopía por su fe. Falleció apuñalado con una espada.
Sus restos, Según la tradición, se encuentran en la Catedral de Salerno, Italia


11. Andrés

 Andresñarlos

Después de ser azotado severamente, murió crucificado en una cruz en forma de X en Patras, Grecia. Fue atado con cuerdas para prolongar su agonía. Sus seguidores informaron que, cuando fue llevado a la cruz, Andrés saludó con estas palabras: “Durante mucho tiempo he deseado y esperado esta hora feliz.
Andrés continuó predicando el Evangelio a sus verdugos durante dos días hasta que expiró.
Sus restos están en la Catedral de Amalfi, Amalfi, Italia.

12. Judas

Murió a flechazos luego de que se negó a renegar de su fe en Cristo.
Sus restos, según la tradición, permanecen en la Basílica de San Pedro,
Roma, Italia.

13. Tomás

 
Murió atravesado por una lanza en la India en uno de sus viajes misioneros para establecer la iglesia de Cristo en esa región.
Sus restos, según la tradición, están en la Basílica de San Tomás El Apóstol, Ortana, Italia. 

14-Simón el Cananita

 Tomasñarlos

Murió crucificado y sus restos se encuentran en el Altar de la Crucifixión, en el Vaticano, Italia

15. Felipe

 Felipeñarlos

Felipe murió también crucificado por soldados.
Según la tradición, sus restos permanecen en la Basílica de los Santos Apóstoles, Roma, Italia.

15. Pablo

 Pabloñarlos

Fue martirizado y luego decapitado por el emperador Nerón en Roma en el año 67. Pablo estuvo en prisión durante mucho tiempo, lo que le permitió escribir sus cartas y predicarles a sus custodios. Estas cartas contienen muchos de los fundamentos de la doctrina cristiana, y estas forman una gran parte del Nuevo Testamento. 
Murió finalmente decapitado en Roma. Según la tradición sus restos están en la Iglesia de San Pablo, Roma, Italia.
Como podemos ver la vida de estos hombres no fue fácil. Sin embargo, recordemos lo que el mismo Jesús nos dijo: “Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin será salvo”.