2018-04-18

Estos remedios complementarán tu tratamiento contra la gripe, resfriado o tu congestión nasal.

¿Cómo ocurre la congestión nasal?

La congestión nasal se genera cuando los vasos sanguíneos se dilatan en la mucosa e inflaman el área. Esto estrecha los conductos nasales, produciéndose mucosidad y dificultad para respirar.

¿Qué podría causar la congestión nasal?

La congestión nasal puede afectar a personas de todas las edades. Cuando afecta a un bebé o un niño suele complicarse, impidiendo su descanso.

La congestión nasal podría producirse por varios factores: Reacciones alérgicas, infecciosas, congestión estacional o perenne, contacto con sustancias irritantes de las fosas nasales. Lo más frecuente, en el 71% de los casos, es que podríamos congestionarnos por causa de una infección como la gripe o el resfriado.

Otros factores relacionados:

-Uso excesivo del aerosol nasal

-Tabique nasal desviado

-Sinusitis (aguda, crónica, alérgica)

-Pólipos nasales

-Asma

-Exposición al aire seco

-Exposición a las partículas alérgenas (humo de cigarro)

-Drogadicción o abuso de sustancias no controladas

-Estrés

 

Es normal que la congestión esté acompañada por síntomas como estornudos, dolor facial o rinorrea.

En el caso de una otitis o una sinusitis, o tienes fiebre, dolor de cabeza o de oído, es necesario acudir a tu médico.

 

 

Tratamiento natural contra la congestión nasal

Si bien Hay muchos tratamientos médicos formulados especialmente para controlar la congestión nasal, es buena idea acudir a remedios caseros para conseguir un alivio más rápido.

  1. Té con pimienta negra

Los flavonoides incluidos en la pimienta negra son útiles para reducir los síntomas de la congestión, ya que actúan como potentes agentes antiinflamatorios.

 

Ingredientes

1 cucharadita de té negro (5 g)

¼ cucharadita de pimienta negra (1 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Añade a una taza de agua hirviendo el té negro y la pimienta negra.

Cubra la bebida, déjela reposar por 10 minutos, cuele y beba.

Modo de consumo

Ingestión por posibles signos de alteración de la nariz.

Tómelo dos veces al día.

 

  1. Jugo de rábano picante

El jugo de rábano produce sensación de calor corporal que ayuda a reducir la congestión causada por la sobreproducción de moco.

Ingredientes

1 rábano picante

½ taza de agua (125 ml)

Preparación

Lave y pique un rábano picante y licua en la batidora con media taza de agua.

Asegúrate de tomar una bebida homogénea y sírvela de inmediato.

Modo de consumo

Consumir el jugo una vez al día, durante una semana o para aliviar la congestión.

  1. Infusión de menta y regaliz

Esta es una combinación poderosa para tratar la congestión nasal. Es una bebida antiinflamatoria y mucolítica que te ayudará a disolver el moco y a reducir las molestias de la congestión nasal.

Ingredientes

1 cucharadita de hoja de menta secas (5 g)

1 cucharadita de raíz de regaliz (5 g)

1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Agregue la menta seca y el regaliz a una taza de agua hirviendo.

Cubre la bebida y, pasados 5 minutos cuela y agrega una cucharadita de jugo de limón.

Modo de consumo

Más que un remedio este es una rica infusión para disfrutar por la mañana y antes de acostarse.

En cantidades moderadas, su consumo despeja las vías respiratorias.

Más: Canela y miel “SANTO REMEDIO”: ¡Mira qué pasa si tomas una cucharada cada día!

Más:  ¡Adiós óvulos! Estos remedios quitan cualquier mal olor o flujo vaginal

Más: Tomando en ayunas este remedio durante una semana, sanarás enfermedades, te llenarás de energía y te sentirás de 25

 

  1. Solución salina

La salina es una solución clásica casera. Esta sigue siendo válida como una alternativa para despejar las fosas nasales y eliminar el moco excesivo.

Ingredientes

1 cucharadita de sal marina (5 g)

1 taza de agua destilada (250 ml)

Preparación

Mezcla una cucharadita de sal marina en una taza de agua destilada tibia.

Modo de aplicación

Vierta el líquido en un gotero y aplique la solución a cada orificio nasal.

Si es necesario, repita el uso dos veces al día.

 

  1. Infusión de malva y propóleos

Esta medida no solo ayuda a resolver la molestia que causa la nariz tapada sino que también limpia el sistema respiratorio y ayuda a aumentar la defensa para combatir los patógenos que producen esta afección respiratoria.

 

Ingredientes

¼ de cucharadita de propóleo (1 g)

1 cucharadita de hoja de malva (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Vierte las hojas de malva en una taza de agua hirviendo y agrega el propóleo.

Cubra la bebida, apague y deje reposar de 5 a 10 minutos.

Modo de consumo

Tome la infusión caliente antes de acostarse.

 

Así es que, ya sabes, si tienes congestión nasal por en práctica alguno de estos remedios y reduzca esta incomodidad naturalmente.