¡Feliz sábado! Preparados para la conquista en Cristo Jesús

2018-05-21

La laringitis es un problema mucho más grave que el dolor de garganta. La condición puede durar de 3 días a 3 semanas. Si va más allá de 3 semanas, entonces debe considerar visitar a su médico ya que podría tratarse de un trastorno de la voz llamado disfonía. 

  

Laringitis crónica. 

  

Los síntomas de la laringitis crónica incluyen tos con sangre, problemas para respirar, sibilancias, fiebre alta, dificultad extrema para tragar los alimentos, pérdida del apetito. Si un niño de 3 años muestra signos de laringitis, podría ser “crup” y debe ser llevado de inmediato al pediatra. 

  

Laringitis aguda. 

  

Algunos de los síntomas comunes de la laringitis aguda son la inflamación y el dolor en la laringe que incapacita el hablar normalmente, dolor de garganta y tos seca. Tu voz se vuelve demasiado ronca o demasiado débil. Algunas personas también pueden percibir fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos.   

Algunas de las causas comunes son infección del tracto respiratorio superior, frío, uso excesivo de las cuerdas vocales al gritar o cantar, o hablar en voz alta, irritación crónica de las cuerdas vocales, fumar, exposición a áreas con humo o atmósfera contaminada, infecciones bacterianas, fúngicas o virales, excesiva tos o como consecuencia de otras enfermedades como bronquitis, neumonía, gripe, tos ferina, sarampión y dolencias pulmonares similares. 

  

Algunas veces la causa podría ser una reacción alérgica a sustancias irritantes como el humo o sustancias químicas que afectan la caja de la voz o tal vez un consumo excesivo de alcohol.   

Si tu condición es debido a una laringitis aguda estos remedios caseros pueden ayudarte a recuperar más rápidamente la voz. 

  

Remedios caseros para mejorar la laringitis. 

  

Vinagre de sidra de manzana. 

  

Las propiedades ácidas y antibacterianas del vinagre de sidra de manzana ayudan a deshacerse de la infección y la hinchazón de forma rápida y eficiente, y, por lo tanto, tratar la condición de forma permanente.   

Mezcle ¼ de taza de vinagre de sidra de manzana y 2 cucharadas de miel y consúmalo varias veces al día. También puede agregar ¼ taza de agua tibia, según su conveniencia. 

Alternativamente, diluya el vinagre de sidra de manzana en 50% de agua y úselo para hacer gárgaras de 4 a 5 veces al día. Previene el crecimiento de bacterias y virus en la garganta.   

 
Gárgaras de agua salada. 

  

Algunas personas creen que el agua salada tibia es buena para hacer gárgaras durante la laringitis. Para preparar, disuelva ½ cucharadita de sal en un vaso de agua tibia. Haga gárgaras al menos 4-5 veces al día.   

La sal tiene propiedades antibacterianas, por lo tanto, esto matará a las bacterias y aliviará el dolor y la hinchazón. Mientras hace gárgaras, intente llevar el agua salada lo más adentro posible de la garganta, de modo que toque la laringe, que es donde se requiere la curación real. Retenga el agua en su garganta todo lo que pueda y no beba ni coma nada durante media hora después de hacer gárgaras. 

 LEE TAMBIÉN:

 Decepcionada termina con su novio de Face y se quita la vida  

 ¿Cómo eliminar el exceso de piel después de bajar de peso?

Enjuague bucal. 

  

El enjuague bucal es bueno para usted, ya que le ayuda a deshacerse de las bacterias y virus presentes en su boca y garganta, y así aliviar la laringitis. 

  

Miel. 

  

Puede consumir una cucharada de miel 4 veces al día a intervalos regulares. Alivia el dolor y la inflamación en la garganta. Dado que tiene propiedades antibacterianas, también alivia la infección, y alivia y elimina bloqueos de moco en la garganta. 

  

Canela. 

  

Agregue 1 cucharadita de canela en polvo y 3 cucharaditas de miel en agua hirviendo y déjelo durante 10 minutos. Consumir esto tres veces al día para obtener los mejores resultados. La canela tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antibacterianas que curan la laringitis rápidamente. 

  

Pasas. 

 

Hierva ¼ taza de pasas en 1 taza de agua. Consumir esta mezcla 3-4 veces al día. 

 

Zumo de limón o té de limón. 

 

El jugo de limón y el té de limón también son beneficiosos para la laringe. Una combinación de miel, unas gotas de jugo de limón y agua tibia te ayudará a eliminar las bacterias y los virus.  

El jugo de limón también se puede usar para hacer gárgaras. Mezcle unas gotas de jugo de limón en agua tibia. Disuelva una pizca de sal en ella y haga gárgaras 3-4 veces al día. Mezcle ¼ cucharadita de pimienta de cayena en un vaso de jugo de limón. Consumirlo 3-4 veces al día.  

Algunas personas consideran que las propiedades ácidas del limón lo hacen bueno para luchar contra las infecciones bacterianas y los gérmenes. También aumenta la cantidad de saliva producida en la boca que, a su vez, asegura que la garganta esté hidratada. 

 

Ajo. 

 

Chupe el jugo de ajo colocando una o dos piezas en su boca. Puedes aplastarlo con tus dientes y tragarlo. Haga esto 3-4 veces al día para una recuperación rápida. Debido a que tiene propiedades antimicrobianas, mata las bacterias y virus que son la causa raíz de tales infecciones.  

Otra forma es mezclar los dientes de ajo machacados con miel para formar una pasta. Consuma 1 cucharadita de esta pasta con un vaso de agua 3-4 veces al día.   

 
Jarabe de cebolla. 

  

Para evitar comprar jarabe para la tos en la farmacia, puede preparar uno en casa. Picar finamente un par de cebollas. Hervir estos pequeños trozos de cebolla en 5 tazas de agua hasta que se vuelva espeso. En un vaso de agua tibia, agregue 2-4 cucharadas de este jarabe, una cucharada de miel y unas gotas de jugo de limón. Consumir esto dos veces al día.

OTROS ESTÁN LEYENDO:

10 beneficios de la guanábana para tu salud

Consejos caseros para lucir 10 años menos

Remedios para combatir las varices

  

Eucalipto. 

 

El eucalipto se usa con mucha frecuencia para curar los síntomas del resfriado y la tos. También ayuda a aliviar el dolor y la irritación en la garganta. Se puede encontrar en muchos jarabes para la tos, pastillas y baños de vapor. Use hojas frescas de eucalipto para preparar el té.  

Nota: No consuma aceite de eucalipto por vía oral pues puede ser venenoso. 

 

Aloe vera  

  

Mezcle 2 cucharaditas del cristal de aloe vera o sábila fresca con 2 cucharaditas de miel. Consumir esto una vez al día. También puede hacer gárgaras con jugo de aloe vera 2-3 veces al día diluyéndolo en agua con sal. 

  

Cosas que debes hacer si tienes laringitis aguda. 

  

  • Hable lo menos posible para proporcionar el máximo descanso a su garganta. 
  • No susurrar en absoluto. 
  • Un sueño profundo lo ayudará a recuperarse pronto. 
  • Tome de 8 a 12 vasos de agua para asegurarse de que su laringe permanezca hidratada. 
  • Consuma líquidos tanto como sea posible, como jugos de fruta fresca o de vegetales, e infusiones de hierbas. 
  • Deje el alcohol y las bebidas con cafeína porque deshidratan su garganta. 
  • Si no tiene un humidificador o vaporizador, puede colgar toallas húmedas alrededor de su habitación que, eventualmente, harán que el aire seco se vuelva húmedo. 
  • Use aerosoles para la garganta o puede chupar pastillas para esto. 
  • Asegúrese de respirar por la nariz, ya que respirar por la boca expondrá su laringe al aire frío. 
  • Deje de fumar, si lo hace. Específicamente, el humo de tabaco, el humo de marihuana y la cocaína son muy dañinos para las cuerdas vocales y la laringe. 
  • Lávese las manos con agua y jabón con frecuencia. 
  • Desarrolle el hábito de limpiar las superficies comunes en su casa donde hay una probabilidad de acumulación de gérmenes, como el teléfono y las manijas de las puertas, usando vinagre y un paño higiénico. 

  

Cosas que no debes hacer si tienes laringitis. 

  

  • No consuma ningún líquido que esté muy caliente o muy frío. 
  • No intente despejar su garganta con fuerza, ya que aumentará la irritación. 
  • Trate de no toser con mucha frecuencia. 
  • No acceda a áreas secas, ahumadas o polvorientas. 
  • No consuma alimentos grasosos, picantes y ácidos como pimientos, pescado frito, cebolla, ajo, tomates. 
  • Evite tener comidas pesadas. 
  • Mantenga un espacio de 3-4 horas entre su cena y el tiempo para dormir. 
  • No coma chocolates y helados.