¿Sabías Que El Agua Oxigenada Puede Servirte Para Aclararte Las Manchas De La Piel? Descubre Cómo

2017-03-27

Padezco de asma desde niña. Al principio para mí era casi imposible manejar mis ataques sin ponerme nerviosa y sin deprimirme. Si tú has tenido ataques de asma, sabes de lo que te estoy hablando. La sensación de no poder inhalar o exhalar aire es aterrador.

Solo en los EE.UU. existen más de 25 millones de personas con esta condición, entre ellos 7 millones son niños. Estas cifras fueron proporcionadas por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. Se estima que afecta a unos 235 millones de personas en todo el mundo.

El asma es causada por una inflamación crónica que provoca el engrosamiento de los tubos bronquiales. Si no se trata, esta condición puede llegar a ser grave, podrías desarrollar serios problemas de salud, los cuales podrían terminar en asfixia. La mayoría de las personas que padecen asma son además sensibles a reacciones alérgicas, lo que irrita aún más tus pulmones lastimados; pues los músculos se contraen y se produce esa sustancia espesa y pegajosa que llega hasta nuestra garganta y hasta nuestra nariz. Esta mucosidad obstruye aún más las vías respiratorias.

Estos ataques suelen combinarse, como para hacernos la maldad, con falta de aliento, sibilancias y tos.

Desde hace años que estoy bajo supervisión médica. Es más, tengo hasta mi inhalador de por vida. Sí, debo usarlo todos los días, esté "apretada" o no. Un inhalador es un dispositivo médico que ayuda a respirar a las personas que tenemos asma. El medicamento actúa directamente en los pulmones y en las vías respiratorias. No obstante, los inhaladores tienen sus efectos secundarios, los cuales raras veces tu neumólogo te dirá. Estos inhaladores contra el asma contienen muchos productos químicos.




¿Debo usar el inhalador sí o no para curar el asma?

De hecho, según la medicina tradicional, esta condición no se cura, pero se controla. El uso del inhalador es importante porque tus pulmones y tu corazón, con el esfuerzo por respirar, se van poniendo grandes. Así es que es importante su uso. Sin embargo, el uso de remedios naturales ayuda a reducir los ataques de asma. Incluso, podrían pasar años y años antes de que te vuelva a ocurrir un ataque, gracias a los remedios naturales.

Lo primero que debes hacer para eliminar o mejorar tu asma es identificar las cosas que te dan alergia: el polvo, el humo del tabaco, los pelos de algunos animales, las cucarachas, el moho, los olores fuertes, los ácaros del polvo, los tintes de cabello, la contaminación ambiental, algunos alimentos, como la leche... El sobrepeso también puede hacer que incurras en ataques de asma. Una vez que identifiques qué te irrita en el entorno, debemos pasar a los remedios naturales para curar el asma.

La zanahoria:

La zanahoria es una aliada para reducir los ataques de asma. Las zanahorias contienen un montón de propiedades:

De hecho, el loco Emperador Calígula, según cuenta la historia, invitaba al Senado a un banquete de zanahorias, ya que a estas estaban consideradas como afrodisíacas. Pero no estamos buscando ahora esos efectos. Las zanahorias ayudan a combatir el asma porque contiene minerales y vitaminas. Es perfecta para mejorar la salud de personas convalecientes, extremadamente cansadas y, además, ayuda a relajar los nervios y a controlar la ansiedad.

La beta caroteno y la vitamina C (flavonoides) ayudan a mejorar y a aumentar la capacidad pulmonar y combate los problemas respiratorios. Así que esta es una buena noticia si usted sufre de asma, bronquitis o enfisema.

Para aliviar el asma, solo tienes que hervir unas cuantas zanahorias en agua y luego tómese el caldito. También el jugo de zanahoria tibio sirve. 

Alimentos EXCELENTES para COMBATIR el asma, que a mí me han funcionado:

La madre naturaleza tiene todo lo necesario para ayudar a controlar y aliviar los síntomas del asma. Mira la lista y tenla siempre a mano. Yo he mejorado tanto, que ya el doctor me ha dicho que use el inhalador de vez en cuando, y me ha eliminado uno de ellos; ya no tengo que usarlo.


Té verde 

El té verde es uno de mis mejores aliados contra el asma. Es una fuente natural de teofilina, una sustancia que tiene acción broncodilatadora que la contienen muchos fármacos empleados en el tratamiento contra el asma. Esta sustancia relaja los músculos que soportan los tubos bronquiales. También se usa para prevenir y tratar el silbido o resoplo, la respiración entrecortada y la dificultad para respirar. El té verde es maravilloso contra el asma.

El hinojo

El hinojo es un maravilloso expectorante. Puedes usarlo en té o en una rica ensalada. Puedes saltearlo en aceite de oliva, si lo quieres usar en una ensalada potente para controlar tu asma.

El romero

El romero ha sido utilizado desde tiempos remotos. A Sus propiedades medicinales y aromáticas se les atribuyen propiedades desinflamatorias y expectorantes para limpiar y despejar las vías respiratorias. 

Solo toma una taza de una infusión de romero o haz vahos con ella, te ayudarán a sentirte mejor.

El romero sirve incluso para mejorar la memoria, solo tienes que oler sus hojas frescas o secas.

El jengibre

El té de jengibre es poderoso, un aliado en su lucha contra el asma de manera natural. Lo uso cuando estoy en crisis, pero gracias a Dios, ya no me dan.

El jengibre es bueno para el asma porque contienen componentes que brindan un efecto broncodilatador que te ayudará a respirar mejor, según científicos de la Universidad de Columbia. Este efecto se debe a su tremenda acción para inhibir una enzima que hace que los músculos de las vías respiratorias se estrechen o se contraigan. Pero eso no es todo, al mismo tiempo el jengibre activa otra enzima que relaja las vías respiratorias.




La poderosa cebolla

No es de ahora, la cebolla tiene fama de hacer llorar al más fuerte, pero también contiene quercetina, un flavonoide que ayuda a relajar los bronquios y a disminuir el estrechamiento de las vías respiratorias, según estudios de la Universidad Queen’s de Irlanda. Otros potentes compuestos de la cebolla son los tiosulfinatos, los cuales tienen propiedades antiasmáticas. 

Yo la mezclo con miel en un frasco de cristal y dejo que la cebolla “sude” en la miel. Este extracto es fabuloso. Tómalo tres veces al día.

El ajo

El maravilloso y poderos ajo se ha usado como un medicamento natural contra el asma desde hace muchos años. Esto es gracias a sus propiedades anti inflamatorias, lo que lo hace uno de los remedios caseros más eficaces contra el asma. Estas propiedades fueron comprobadas por un estudio publicado en la revista Iranian Journal of Allergy, Asthma and Immunology, en su publicación se comprueba que el extracto de ajo reduce la inflamación de las vías respiratorias de forma significativa.

En el mismo frasco en el que has colocado las rodajas de cebolla, echa unos 10 dientes de ajo… 

El té de boswellia

Según la Natural Standard, se tiene buena evidencia científica sobre los maravillosos beneficios anti inflamatorios del té de boswellia para despejar las vías respiratorias.



Miel 

La miel es un expectorante y un anti inflamatorio natural. Ayuda a eliminar las flemas y la mucosidad acumuladas en las vías respiratorias, que podrían bloquear el flujo de aire, lo que podría desencadenar o agravar un ataque de asma. Si tienes un ataque de asma, mezcla dos cucharadas de miel en una taza de agua caliente.

El potente limón

Mucha gente conoce los beneficios de tomar jugo de limón mezclado con agua. Este ayuda a evitar que la mucosidad se acumule en las vías, mejorando la respiración. El limón elimina las bacterias que podrían dificultar el paso del aire. Otra cosa importante es que el limón alcaliniza la sangre y el tracto intestinal. Tome zumo de limón en ayunas.

Cúrcuma

La cúrcuma es una potente especia con propiedades anti inflamatorias y expectorantes. Su ingrediente activo llamado curcumina, tiene una acción protectora en el sistema respiratorio. Mezcla una cucharada de cúrcuma en agua tibia y tómala diariamente.

Espero que estos remedios te ayuden a controlar o eliminar tu asma por completo. No olvides compartir.