Niños con adicción a la tecnología no se desarrollan bien

2020-07-26

 

 

 

Este día y todos los que están por venir. Permite que esta palabra se arraigue en tu corazón. Que sea como una semilla que da fruto de paz, de confianza, de esperanza.

 

Cuando vengan momentos difíciles, siempre recuerda que la intención de Dios, TU PADRE, y su mayor deseo es tu bienestar ETERNO. Aunque estés pasando por situaciones crueles y a veces inexplicables, desde la perspectiva humana. El propósito de DIOS es alimentarte con lo mejor del Universo para que tu vida crezca en abundancia incorruptible, y endulzar tu espíritu con la miel celestial que trae verdadera salud a tu vida.

 

ERES TÚ el centro de su plan eterno de redención. ÉL te dice: "... Con amor eterno te he amado, por lo tanto, he prolongado para ti mi misericordia...". Esa bella misericordia inquebrantable está disponible para ti, para todos. Dios no te ha desechado, si es que lo habías pensado, y los problemas en tu vida no son sinónimos de que Él esté enojado contigo.

 

Que no se aparte o se aleje tu corazón de Jesús. No te alejes de aquellas personas, o aquellos lugares que te desafían todos los días a permanecer cerca de Él. Si estás pasando por dificultades, escucha, lee:

Dios se ha propuesto alimentarte con el alimento que no perece, ni se pierde. Tu felicidad vendrá y será firme como una roca. ¡Aférrate a Jesús!

Comparte esto con un amigo...

 

 

Escrito por  Hermes Alberto Carvajal   
Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti

 

 

Te puede interesar:

-          Abre tus brazos a la vida                             -   Cobijado por mi amor

-          Mujer levántate                                            -   ¿A quién más iremos?

-          Un abrazo de amor y consuelo                    -   Ciego y sin poder caminar

-          Celebremos a Cristo como niños                 -   El espejo de Dios