2020-09-11

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7

Tener gratitud es uno de los mayores regalos que puedes dar a todos, y sobre todo a tu creador. No buscando beneficios, Cristo no nos debe nada, Él con su  gran amor pagó por nuestros pecados sin pedir nada a cambio. Agradezcamos no para conseguir más porque en la cruz lo tenemos todo, agradezcamos para tener más de Cristo en nuestros corazones y que podamos ver y disfrutar del  mundo a través de sus ojos. 

Ser agradecido tiene una gran recompensa, la principal es despojarnos de nuestros malos pensamientos e inquietudes que constantemente nos abaten sin ningún sentido.

Aprende a morar junto al Espíritu Santo,a deshacerte de tu negatividad, ayudar a los demás y a ser agradecido con nuestro Creador, Señor y dador de vida. 

Cómo potenciar tu gratitud

No tienes que esperar hasta encontrar cosas en tu lista para empezar a estar agradecido. Tus pensamientos son los que te llevan a tomar acciones en la vida y si estos no están orientados por la Palabra de Dios nunca estarás satisfecho.Cuando aprendas a tener gratitud, notarás que es más probable que quieras hacer cosas que te den alegría, como dar un paseo o leer la Biblia. Esto te ayudará a sentirte bien.

“Porque todas las cosas proceden de él,
y existen por él y para él.
¡A él sea la gloria por siempre! Amén.” Romanos 11:36


Beneficios de la gratitud


Cuando miras tu vida desde una perspectiva más amplia, te sorprenderá ver lo agradecido que debes estar por lo que sucede en tu vida. Tener la mente de Cristo, por ejemplo, es una de las cosas que deberías desear. ¿Te imaginas poder tener la mente de Jesús? Aprender a tener gratitud es un sentimiento maravilloso, y un sentimiento que permanecerá contigo por el resto de tu vida.

¡Gracias a Dios que tienes la oportunidad de conocerle y recibir el regalo de la salvación!



¿Qué dice la Biblia sobre el agradecimiento?

¿Qué dice la Biblia sobre la gratitud? Para muchas personas, el sentido de la gratitud se ha descrito como un estado de estar agradecido por lo que tienes y agradecido por lo que Dios está haciendo en tu vida. 

Hay otros que creen en Jesús que lo describen simplemente como “el sentimiento de alegría cuando otros son felices”.
La Biblia dice que puedes estar agradecido por las cosas que Dios te ha dado, no solo en el aspecto financiero, sino por la salud, tu familia, tus amigos, pareja, hijos, etc. La Biblia dice que si estás pasando por un momento difícil, es importante que entiendas que Dios tiene una respuesta a tus oraciones. Es importante que entiendas que Dios te ayudará a llegar a donde quieres y más allá, porque sus planes son perfectos.


¿Qué puedes hacer para mostrar tu gratitud hacia Dios? Puedes sentir que no hay manera de estar agradecido por las cosas que Dios te está dando, pero hay muchas cosas que puedes hacer para mostrar tu gratitud. Puedes escribirle una carta agradeciéndole por todas las cosas que está haciendo. 

No siempre es fácil encontrar cosas por las que agradecer a Dios. A veces nuestros pensamientos están desordenados y no sabemos por dónde empezar. No hay una forma correcta de empezar, ni una cantidad adecuada de tiempo para hacerlo. 


Más ideas para fomentar la gratitud hacia Dios

Cuando quieres saber cómo fomentar la gratitud, una de las primeras cosas que tienes que hacer es asumir la responsabilidad. Así es, hay que ser responsables hasta para estar agradecidos. Necesitas aceptar lo que se te ha dado y reconocer las cosas buenas que nuestro Señor ha hecho posible que te sucedan por Su gracia. Esto te ayudará a ser más agradecido y a apreciar los grandes momentos que se te presentan día a día.

Otro gran consejo sobre cómo mostrar gratitud es mirar los aspectos positivos de las experiencias negativas por las que has pasado. Cuando te des cuenta de que lo que te ha pasado no es lo peor que podría suceder, te ayudará a apreciar las cosas buenas. 

Otro buen consejo al cultivar la gratitud es recordarse a sí mismo cómo estar agradecido. En lugar de pensar en todas las cosas de las que te vas a quejar, recuérdate a ti mismo que tendrás muchas cosas buenas en tu futuro.

“Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito”. Romano 8:28