Razones para vivir siempre llenos del gozo del Señor

2020-07-01

Depositphotos.com

Perder a un ser querido, no es fácil, aunque sea parte de la vida es difícil de aceptar.

Sin embargo, el duelo es una reacción normal que, aunque cueste superarlo es necesario enfrentar y vencer en Cristo Jesús. 

Fases de un duelo

1. Negación, estado de shock
La persona se siente aturdida, pues experimenta intensos sentimientos de separación. Sin embargo, por lo regular, las personas no desean relacionarse con ninguna actividad que tenga que ver con el ser querido que se ha ido. Esto agrava el dolor en lugar de mitigarlo. Por lo tanto, hacer actividades relacionadas con la pérdida, es decir, enfrentar el duro proceso del luto podría ayudar al deudo.

2. Aislamiento
Los recuerdos angustian a la persona en duelo. La persona siente que se ahoga, se siente débil, con dolor de cabeza, sin ánimos de levantarse o hacer cualquier cosa. Esta situación podría acentuarse cuando el deudo recibe visitas, por lo que prefiere alejarse y estar a solas.
Muchas veces, incluso, podría tener sentimientos de culpa, enfado contra ellos mismos, la familia, amigos o contra la persona fallecida. En esta fase, debes armarte de mucha paciencia por tu amigo o amiga que sufre, ya que este estado podría durar semanas o meses. Poco a poco la situación irá mejorando y podrá salir adelante.

3. Volver a empezar prácticamente desde cero
Poner en orden su vida será, más que una alternativa, una necesidad. La persona asume la perdida y marca el comienzo de una nueva etapa que le permitirá seguir adelante. De hecho, deja atrás su papel anterior o adquiere nuevas rutinas y compromisos que ayudará a mantener la mente ocupada.

Consolando y ayudando a una amiga o amigo en duelo

Por fortuna, Dios puede ayudarte a ministrar e interceder por esas personas queridas que se encuentran atravesando una pérdida.

En mi angustia invoqué a Jehová,
Y clamé a mi Dios.
El oyó mi voz desde su templo,
Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos.
Salmo 18: 6


Orar por un amigo que sufre puede ayudarlo a superar la pérdida, pues alivia su espíritu, le brinda compañía y lo ayuda a llevar esa carga tan pesada. 

 


Depositphotos.com

Oración por un amigo que sufre un duelo

Señor, hoy te pido por mi amigo que está sufriendo, que está de luto. Él ha perdido a un ser querido. Padre, te pido que le brindes consuelo en medio de este gran dolor que ha estremecido su vida. Estoy seguro de que lo levantarás porque Tú has prometido estar en medio de nosotros todos los días. Tú has prometido llevar nuestras cargas, porque tu yugo es fácil y ligera tu carga. 

¡Dios mío! No permitas que la oscuridad de su dolor lo atormente. No dejes que lo sobrecoja la tristeza porque en ti hay esperanza. ¡Haz que sienta tu Presencia!

Padre, llénalo de sabiduría para que pueda tomar decisiones y manejar cualquier situación que se le presente a medida que pasa este triste evento. Protege su mente y corazón de los malos pensamientos. 

Oro para que encuentre fortaleza y no se deje llevar por sus emociones. Que la paz que Tú das, esa que sobrepasa todo entendimiento, se desborde sobre él, sus seres queridos y amigos.
Dios, sabes exactamente qué mi amigo necesita emocional y espiritualmente. Llévalo de tu mano para que pueda encontrar nuevamente el equilibrio en su vida. Que en tu Palabra encuentre el consuelo que tanto necesita y que a él lleguen personas que le ayuden a restaurar su corazón, mostrando tu amor en cada palabra y acción.

Gracias, Padre, porque en tu mano lo sostienes. Tú has dicho en tu Palabra que un día ya no habrá más muerte ni dolor. ¡Haz que crezca su fe en ti! ¡Abraza a mi amigo y dale descanso! Te lo pido en el Nombre de Jesús, Nombre sobre todo nombre, 

¡Amén!