Como encontrar la iglesia que le gustará a tu familia.

2020-10-29

¿Por qué a muchos nos cuesta superar el miedo a la muerte? Cómo superar el miedo a la muerte tiene mucho que ver con la comprensión de lo que aprendemos a través de las enseñanzas de en la Biblia.

Muchos de nosotros vivimos con miedo a la muerte porque su naturaleza desagradable a menudo trae ansiedad y miedo a nuestra mente. Tal vez usted ha pensado en la muerte, cuando ha pensado en morir, ya sea en el pasado o en el presente. Tal vez en algún momento también se haya hecho estas preguntas:

¿Qué me pasará si muero ahora? ¿Podrán mis seres queridos y amigos sobrevivir sin mí? ¿Dios recibirá mi alma después de que yo muera?

Las respuestas a estas preguntas pueden variar de una persona a otra. La mejor manera de determinar la respuesta a estas preguntas es estudiar la Biblia. Es en la Biblia donde encontramos las respuestas a muchas preguntas importantes. También es en la Biblia donde podemos encontrar la dirección correcta para superar el miedo a la muerte.

La muerte es uno de nuestros peores miedos. Todos debemos enfrentarla algún día, pues solo se necesita estar vivo para experimentar la muerte algún día.  Quizás alguna vez has tenido la terrible experiencia de casi perder la vida. La sensación horrible de dejar a quienes amamos atrás es enloquecedora. No obstante, el temor a la muerte va mucho más allá. Sufrir la pérdida de un ser querido, no es fácil. Pero pensar en que Dios se ocupará de ellos, nos conforta. Ahora bien, si estamos seguros de que nuestro Señor cuidará de nuestros seres queridos, si tenemos que partir, ¿por qué tememos a la muerte?  


Sabemos con certeza que iremos al cielo, no hay que temer. Yo sé que cuando tome mi último aliento, al despertar estaré ante su gloriosa Presencia. Pero esta idea no es mía. La Biblia dice: "El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida".  Pablo nos dice en 1 Corintios 5: 8 que cuando ya no estuviera más en su cuerpo, estaría con nuestro Señor. 

Si te inquieta el hecho de morir. Si necesitas tener paz y consuelo, te invitamos a leer estos versículos que te ayudarán a superar el miedo a la muerte. 

1.  Jesús nos pide que no nos atormentemos con pensamientos incorrectos

"No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí." (Juan 14: 1-3). Los primeros cristianos no tenían una definición lógica de Dios, tampoco tenían una relación personal con Él. Ellos vieron a Dios a través de Jesús. Es decir, no se trataba de un Dios abstracto, intocable o lejano. Más bien ellos vieron la oportunidad única e inmerecida de tener una relación personal con él.

Cuando leemos Juan 14: 1-3 nos damos cuenta de que Dios simplemente nos ha revelado su palabra a través de su Hijo. Es como si hubiera abierto una ventana y nos hubiera dicho a través de Jesús que nos ama y nos está hablando. En otras palabras, Dios nos ha estado hablando desde el principio de los tiempos. Él quiere que sepas que en Él hay esperanzas y vida futura. 

Otros versículos que son igual de reconfortantes:

“En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”.    

Por tanto, no le tengas miedo a la muerte porque Dios está preparando un lugar hermoso y especial para nosotros. Somos extranjeros en esta tierra, tenemos un lugar especial, una morada celestial y eterna.   



2. Jesús nos dio vida con su muerte

"En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección" (Romanos 6:5).                 

3. Somos coherederos conjuntamente con Cristo.

Se trata de pensar menos en nuestra situación actual y concentrarnos en lo que ha de venir. Jesús nos hizo sus hermanos, por lo que hoy compartimos el mismo Padre y nos ha dado derecho a su herencia. Una que no merecíamos, pero que nos hizo partícipes.  

4. Resucitaremos 

En 1 Corintios 15: 42-44 podemos ver que tendremos cuerpos glorificados.   

Nuestro cuerpo ahora en la tierra envejece cada día que pasa.    Pero cuando estemos en el cielo, ya no tendremos que luchar con nuestros achaques o enfermedades que nos aquejan. En el cielo no sentiremos dolor, no nos cansaremos, no tendremos que preocuparnos por comprar esta y aquella pastilla. Nunca enfermaremos.   

5. No habrá más muerte ni dolor   

No tendremos que despedir a nuestros seres queridos. No estaremos más preocupados por el peligro porque es tarde y nuestros hijos aún no han llegado a casa. 


Una oración para los que temen a la muerte

Señor, gracias por este día. Gracias porque me das la oportunidad de orar por quien está leyendo este artículo ahora. 

Oro para que tu voluntad sea revelada. Oro por discernimiento y crean que por tu Hijo pueden obtener la vida eterna.

Dios, te pedimos que en este día pueda vencer la ansiedad, la desesperación que le provoca hablar o pensar en la muerte. Recuérdale que le amas y que nos esperas con los brazos abiertos en tu casa. 

Te lo pedimos en el precioso y santo nombre de Jesús. Amén.