Conviértete en el hombre más sexy del mundo para tu mujer

2020-11-09

Cuando atravesamos por obstáculos y contrariedades, podemos escoger entre tener miedo o tener firmeza en nuestra fe. Por lo general, el miedo pone el foco en nosotros, en nuestras angustias y tribulaciones. Pero la fe, pone nuestro foco y nuestra autoridad en Dios y es por eso que Él toma el control de nuestras vidas y nos da paz en medio de la tormenta.

Se puede tener miedo sin dejar de tener fe, porque cuando depositamos nuestra fe en el Señor, abrazamos las promesas y los milagros de nuestro Padre Salvador en tiempos de incertidumbre.

El Salmo 27: 1 nos dice: “Dios es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Dios es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Este poderoso Salmo nos indica el sendero que elige David, quien pone su entera  confianza en Dios. Además, en la frase final del Salmo 27, se nos muestra una dirección tranquila  al decirnos “... esfuérzate, anímate y espera en el Señor".

¿Qué infiere e implica la poderosa frase "Dios es mi luz y mi salvación"?

El uso que hace David de la palabra "luz" tiene un antecedente en una larga tradición de las Escrituras que hablan de la luz antes y después de él. Posiblemente, David, Rey de Judá, haya escuchado algunos de estos pasajes cuando era niño.

El Señor pudo haber revelado esta imagen de sí mismo como luz en el espíritu de David mientras cuidaba ovejas en el campo. E independientemente de cómo ocurriera, esto trajo a David paz y mucho gozo.

Es así como David proclama que Dios está con él siempre, incluso en medio de las dificultades. David, superó increíbles dificultades con fe, con Dios a su lado. Desde enfrentarse a un león en el desierto hasta enfrentarse al gigante Goliat, David siempre  experimentó la presencia y liberación de Dios.

Salmo 27.2: “Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos, Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron”

Cuando la Biblia habla de que Dios es luz, está marcando un notable  contraste con la oscuridad que existe en este mundo y en cada uno de nosotros.

David estaba muy consciente de que la oscuridad que reside en todos nosotros, sabía sobre su naturaleza pecaminosa y estaba despierto ante las tinieblas que existen en el mundo. Pero David busca consuelo y haya fuerza y paz al volver su mirada hacia la luz perfecta de Dios.

Así que, ahora donde quiera que estés, y en cualquier situación por la que estás atravesando, si estás leyendo estas palabras, te pido que tomes la decisión de creer firmemente de que Dios quiere alumbrarte con su luz, extender su mano y darte salvación no solamente temporal, de tus problemas y dificultades, sino también el deseo de Dios es que vivas a su ulado eternamente. 

Ábrele tu corazón a Cristo Jesús, confiesa a él tus temores, tus errores, tus inciertos, tus pecados. Dios es real, y muy pronto verás su amor y su poder trabajando en tu vida. ¿Cuantos comparten estas palabras y gritan amén?

 Por favor, presiona aqui y baja estas canciones para dar alegría a tu alma, sobre todo, te recomiendo la canción "Cuenta conmigo"