Reflexiones y frases Dios Es Bueno | Palabras que fortalecen

2017-08-03

TRANSCRIPCION EDITADA DE CONVERSACIÓN TELEFONICA CON PERMISO DE LA PERSONA


Dios les bendiga,  


Les llamo con la esperanza de que alguien me ayude con un consejo si hacen publico mi problemota, ya que no sé qué hacer en esta situación tan ridícula y tan especial. Digo ridícula, porque todavía no me cabe en la cabeza como me puede pasar esto a mí. Siempre he sido una mujer honesta y nunca le he dado malos ejemplos a mis hijos. Si es verdad, que soy madre soltera y a mucho orgullo. Mi hija mayor fue el fruto de mi primer amor con mi “noviecito” de escuela a los 15 años y mi segundo hijo, fue el resultado de una relación que tuve que desgraciadamente no duró porque el hombre me salió casado y casi hasta perdí al bebé cuando me di cuenta. 

De eso hace ya más de 6 años. El niño vive con su papá en Tucson Arizona, solo lo veo 2 o 3 veces por año. Es una historia muy larga de cómo su padre me ganó la custodia. Viven en Arizona, Estados Unidos, donde también nació mi hija, pero por el problema que originó la custodia y por otras cosas ahora vivimos en Jalisco.

Soy Madre soltera con la frente en alto, pero nunca he sido ofrecida, ni ando mostrando de más, ni me le ando poniendo enfrente a hombres casados y solteros. Y no sé porque mucha gente en México piensa que las madres solteras andamos desesperadas por un hombre. Nada de eso. Ya me acostumbré a estar sola.


Mi hija ya tiene 19, es bellísima (Igualita a su madre y a su abuela, gracias a Dios, ja ja ja) y tengo temor que si meto un hombre a la casa me la quieran enamorar o lo que es peor forzarla o cosas así, ¿ustedes me entienden? 

Pues bueno, estoy o estaba muy orgullosa de mi hija. Siempre muy buena para la escuela, muy servicial. Estuvimos yendo a una iglesia y mi hija muy involucrada en el equipo de danza y en la alabanza muy fieles ella y yo, no faltábamos a las reuniones, hasta que un chico de allí se obsesionó con mi hija y como es hijo de ricos, pues se le hacía fácil o pensaba que mi hija tenía la obligación de decirle que si a sus avances de noviazgo. Esta feísimo el condenado y aparte es muy engreído. Para nada, mejor salimos corriendo de esa congregación y hasta la fecha desde hace 4 años no nos congregamos, mas que eventualmente en alguna iglesia grande donde nadie nos conozca para que no se metan con nosotros. CONTINUA LEYENDO ABAJO

Otras historias similares

¿Puede una madre sobrevivir el sucidio de un hijo?  Mi historia…

Estas mujeres interrumpieron mi boda, pero lo que hizo mi novio después fue...

¿Enamorada de un hombre que NO ES TU MARIDO? Mi infierno ...

Esta soy yo, y este es mi secreto escondido


Pues, les decía, que yo estaba muy orgullosa de mi hija. Después que dejamos de congregarnos ella me empezó a pedir dinero para sus maquillajes, su ropa, y cada día sus demandas eran más constantes. Pues le dije, en cuanto cumplas los 17 te buscas un trabajo. Y si, le dieron trabajo en una pizzería, pero ella quería ganar más.  Se me volvió muy ambiciosa, casi de repente, y yo sé que ni amigas tenia, o no muy cercanas que me la pudieran influenciar. Se la pasaba en la casa, en la pizzería, en la escuela, ni tiempo de socializar. Pero quería verse bonita, más bonita. Con su ropita de moda y su maquillaje de marca y todo eso y aparte yo le quitaba dinero para el gasto de la casa pues más coraje le daba.


De repente un día dejó de trabajar en la pizzería, ya había cumplido los 18. Después se fue a trabajar a una oficina de abogados contestando los teléfonos. Le pagan casi lo mismo. Empezó a gastar a manos llenas, abrió su cuenta de banco y yo veía que casi cada semana me llegaba con ropa nueva y de repente, con ropita muy sensual, comprando ropa interior bonita y cara, y yo le pregunté: ¿Oye Camila, que está pasando aquí?  De donde sacas todo este dinero para comprar todo eso. Y me dice: Del sueldo mamá, del sueldo. 

- Te me estás prostituyendo hija, dime la verdad…

- Ay mamá, ni al caso, que tontería, soy cristiana mamá…que ya no te acuerdas…
- Pues sí, pero…
- Mira mami, toma estos cinco mil pesos y guárdalos para ti o para los pagos de la casa.
- 5000 pesos, ¿de dónde sacaste tanto dinero? 
- Ay mamá, no es nada, si apenas son unos cuantos dólares…
- Ay Dios, y hasta en dólares. No, se me hace que aquí hay gato encerrado…
- Ja ja ja Ay mamá lo que se te ocurre…
- Te estas metiendo con el abogado ese del despacho, el panzón, el pelón ese… 
- ¿El Lic. Abreu?  Ay mamá, está panzón, pero no pelón. pero no mamá, no te lo juro que no…
- Entonces hijita, por Dios dime la verdad…
- No mamá, mira, la verdad es que en el despacho me piden que dé asesorías en línea, o por el internet…
- Pues ya sé que en línea es por el internet, ¿qué crees que no sé nada de mecanografía?
- Ja ja ja ja ..mamá.. pues mira…
- Pero asesorías de que, si ni carrera tienes… que se me hace que te han de pegar unas correteadas los viejos rabos verde esos…
- No mami. no… mira, como los abogados trabajan con turistas y les ayudan con propiedades en el lago de Chapala y como yo hablo inglés, pues me piden que les dé una demostración, los gringos, canadienses también, bueno, son los mismos, pues, me piden que los guie así por internet, a conocer el área, las propiedades, y yo por Skype les muestro todo. 
- ¿Le muestras todo? 
- Si mamá… la ciudad, Jalisco, Michoacán, les digo cuales son las capitales, las carreteras, los aeropuertos, una guía de unos 30 minutos para que vean en que ciudad les conviene comprar propiedad, con un programa que usamos, como “google map” pero 3D…
- Pues no dijiste que por el Skype…
- Pues parecido…algo así... je je…
- Ah bueno m’ija pues, entonces me quieres decir que los gringos te dan propinas y por eso ganas más.
- Pues si mamá, o me las mandan a través del abogado, o el abogado me da algo cuando le mandan el anticipo a él.
- Entonces ese viejo rabo morado no te ha acosado…
- Ay no mamá…si no tengo tan malos gustos…
- Ja ja ja.. m’ija, gracias por explicarme… estaba asustada… y gracias por el dinerito, que mucho lo necesitaba…

Esa fue nuestra última conversación seria. De hecho, le caí de sorpresa en la oficina varias veces después de eso, y nada, me di cuenta que siempre estaba sola. De hecho, se veía muy sola esa oficina y ella solo atendía los teléfonos y tenía una computadora bien bonita, según ella, los abogados se la pasaban con los gringos en los centros turísticos, viajando de aquí para allá y eso me dio confianza de que mi hija estaba ganado su dinero honestamente y a veces ni sus horas trabajaba, la dejaban salir temprano. Aunque siempre tardaba mucho para abrirme la puerta y se me ponía, así como nerviosa pero hasta en el baño de la oficinita busque a alguien escondido y no había nada ni nadie.

Mi hija se enfermó desde el lunes de la semana pasada de una gripa terrible. Tuvo mucha fiebre y ningún antibiótico le hacía efecto. La Dra. confirmó que solo era una gripa, pero le recomendó unos días de reposo. Yo noté a mi hija preocupada.

- No puedo faltar al trabajo doctora… es que trabajo por citas, en línea, y no le puedo quedar mal a los gringos…pagan bien… muy bien…
- Tienes que descansar muchacha… unos 3 días anda, pide permiso en tu oficina…

Y así lo hizo. Pero se trajo de la oficina un montón de cosas de computadora. Y hasta vino un técnico a conectárselas, le pusieron el internet rápido y una computadora muy bonita, que exagerada pensaba yo, si nomás va a estar en la casa 3 días, con el iPhone era suficiente para que quería tanta computadora.

El viernes pasado, decidí no trabajar y pasar el día con mi hija, hacerle una rica sopa, sus enchiladas que tanto le gustan. Trabajo en el municipio así que conseguir permiso no fue difícil. 
Me imaginé que mi hija estaba dormida, y para no despertarla estacioné mi auto por la parte trasera de la casa. Abrí la puerta de la cocina con cuidado. No usé mi llave porque siempre está abierta, vivimos en un lugar muy seguro.

Al entrar y caminar por el pasillo hacia el baño, escuché una voz y una musiquita tonta que venia del cuarto de mi hija. 
- ¡Ah caray!  – pensé que estaría dormida – ¿estará hablando por teléfono?
El pasillo estaba oscuro y aunque aún eran las 11 de la mañana. Tenemos varios árboles y un edificio enfrente que nos da sombra. La casa esta oscura de día si no abrimos las ventanas. Vi una lucecita roja, que salía por debajo de su puerta. Se prendía y se apagaba.
Abrí su puerta de repente sin tocar (nunca lo hago) y le dije: Aquí estoy hija, me vine tempra…  no estaba preparada para la escena enfrente de mis propios ojos. Si me lo hubieran contado, no lo hubiera creído. Jamás, jamás. Cualquier otra cosa hubiese pensado de mi hija, aun lo peor, menos esto…

Desnuda, bueno, con unas botas de plástico brillante, rojas, que le cubrían hasta arriba de la rodilla, y una máscara que le cubría la mitad de la cara, con una peluca de color azul. Pero solo las botas, la máscara y unos guantes también rojos la cubrían. Estaba desnuda. Contorneándose como cirquera de pacotilla, como bailarina borracha de cantina, con su parte trasera casi pegada a un aparato que después supe era una cámara de video.

En serio, no bromeo. Yo misma la vi. Es algo real. Nadie me cree, ni mis hermanas, ni mi comadre. Nadie.

- ¡Camila!  …- solo pude gritar su nombre… Salí de ahí corriendo a la cocina. Me caí y me torcí un tobillo de lo desorientada que me sentía. Todo me daba vueltas.

No les miento. Ella soltó una carcajada diabólica. Se cubrió con una ropa deportiva y ya sin botas, ni máscara ni guantes, pero ya cubierta de cuello a pies vino y se sentó junto a mí.

- Perdóname mamá... Ja ja ja ja... que susto te pegaste de seguro. Mamita, perdóname, te debí haber dicho la verdad.
- ¿La verdad de que hija, que es esto? Te metieron en una secta satánica, o que m’ija, es brujería esta o que…
- Ja ja ja … no mami…  no… ja ja ja... es que en serio, te lo debí haber dicho desde el principio. De todas maneras, no me hubieras hecho cambiar de opinión. La verdad mami, es que soy una Stripper, por internet.
- Ay hija, no te entiendo…
- Mamá, si sabes lo que es una stripper, si tú me has dicho que te ofrecieron trabajo de eso alguna vez…
- Pero nunca lo hice m’ija. Yo tengo temor de Dios…
- Temor de Dios… ay mami, con eso no vamos a comer mamá…

- Me suenas extraña hija. Que dices…. Tu eres. o digo, pues, eres una chica cristiana…
- Ay si, mamá. si lo soy, pero ya estamos en el siglo 21 mami, las cosas son diferentes.
- ¿Diferentes?  Dios es el mismo, ¿qué no?  Es el mismo…
- Si mamá, pero una no consigue un trabajo honrado sin que la anden acosando a una.
- pero una se defiende m’ija, una no se anda regalando con cualquiera y menos vestida como diabla…
- Pues si no me estoy regalando, mami, ¿de donde crees que saque los 5000 pesos? ¿Con que dinero crees que compré mi auto? Y las vacaciones que te dije ahora en agosto, ¿de dónde crees que va a salir?
- Pues tú me dijiste que trabajabas con el abogado…
- Pues te mentí mamá…  yo rento allí una oficina, y me encierro a trabajar. Nadie sabe lo que hago, ni se meten conmigo, nadie me molesta y si me tocan la puerta no les abro.
- ¿Le pagas la renta a los abogados?
- No hay ningún abogado allí mamá… es una oficina donde rentan oficinas y la dueña es una viejita así que nadie me molesta.
- ¿Pero aquel viejo que me dijiste que te había dado trabajo?
- ¿Abreu? No mami. viejo rabo verde, si metí solicitud, pero el idiota me comía con los ojos y hasta me pidió que le caminara, que para ver si tenía “porte” …viejo cochino…
- Pero ahí está el en esa oficina m’ija…
- No mami, él está en las oficinas de enseguida. Créeme mamá, no trabajo con él. Soy independiente…
- ¿Y cómo entraste en esto hijita, alguien de la mafia te metió? ¿Te están obligando…le estas pagando piso a alguien?
- Ja ja aja ja ja  ja ja ja... Mami, como te la pasas viendo telenovelas…
- Ay ingrata, yo no veo telenovelas…
- Ay mamá, pues el blog del narco, o quien sabe que… no mami, así no es… yo mandé un curriculum a un anuncio que vi por internet. Me pidieron más información, fotos, pruebas de video. Inicialmente me dijeron que era para hacer anuncios comerciales en inglés. 
- Pues si me habías comentado eso… pero luego me dijiste que no te habían contratado, y que trabajarías con el licenciado…
- Pues me pareció mejor esto. Luego me ofrecieron una audición, todo muy profesional. Yo no quería ir, pero me depositaron 1000 dólares solo por ir a la audición y me dijeron que podía llevar a mi madre conmigo, si yo quería, que era una empresa seria porque también me pidieron que llevara bikinis. Me lleve a la Malena y a la Patty (primas), ellas estuvieron presentes….
- Tus primas desgraciadas, las muy … ¿Y te pidieron que te embicharas? 
- Pues, si mamá… al final, la muchacha una venezolana muy seria y muy bonita, me pidió que me quitara el top. Ahí mismo me dio otros 500 dólares y me contrató para hacer unos shows para clientes usando un programa que se parece a Skype con cámara y micrófono pero se ve de mejor calidad…
- ¿Y cómo te pagan, tienes que ir a verlos? 
- No mamá…. Me depositan…  o a veces por western union…depende…
- M’ija pues, ya se me pasó el susto, pero, de todas maneras, me da mala espina esto, no es algo bueno m’ija que te vean bichi todos los hombres de México…
- Pues no mami, mira, siempre uso una máscara. Y con el maquillaje, ni se nota bien mi rostro. Y, además, solo le bailo a los gringos, o a europeos, canadienses, uno que otro hindú, o japonés, o chinos que pagan muy bien y si veo que el cliente es de México, pues no acepto la llamada. Me gano hasta $250 dólares por media hora a veces, la venezolana me manda mi parte y me está empezando a ir muy bien…Soy la Vallarta Queen. búscame en internet… 
- Vallarta Queen… el Señor te reprenda satanás… yo no estoy de acuerdo con esta suciedad… ¿qué paso hijita? Esto no está nada bien…ya nadie se va a querer casar contigo…
- Mamá, si no estoy teniendo relaciones con alguien…
- Pues no, pero usas esas cosas que usan esas mujeres de los videos esos, virgen no eres…
- Pues si lo soy, aunque lo creas, y revísame… oye, ¿y qué bien sabes de que se trata no? No que muy inocente, ay si mira… no mamá… yo solo bailo y les sigo el rollo a los clientes, pero ellos saben que yo no hago algunas cosas…es parte del trato… soy virgencita mami… revísame si quieres.
- ¿Pues qué lado te reviso primero eh?  Pura m…. tu eres virgen pura m…
- Ay mami, que mal hablada, pues no que muy cristiana…
- Camila… no me siento bien…. Tengo que salir… me siento mal…
- No mami… no, perdóname…por favor… es un trabajo honesto y bien pagado, y ni impuestos reporto.
- ¿No?
- Pues no mami como crees… 
- Déjame salir m’ija. no puedo seguir aquí…más tarde te veo.
- ¿Mami, vas a estar bien?
- Si no te preocupes…no te preocupes…

Salí desde el viernes de la casa y le pedí posada a mi comadre. Le mandé un WhatsApp a mi hija y le dije que me quedaría con mi comadre el fin de semana. Una cosa le pedí, que, si le daba igual, ya no regresara a esa oficina rentada. Con el perdón de Dios, pero, si va a pecar, que peque desde su propio cuarto. Todo el fin de semana me sentí la vergüenza del mundo. Mi comadre me llevó a la iglesia, pero sentía que toda la gente se me quedaba viendo, como si todos supieran a lo que se dedica mi hija.

- Es tu imaginación comadre. Si nadie sabe, o nadie le ve la cara, entonces nadie sabe…
- Ay, pero, si yo la conozco hasta cobijada, y como no la voy a reconocer con tan solo una máscara y un calzón, pues si yo la parí y le limpié la caca… yo la conozco bien desde lejos y cobijada…
- Tu si comadre, pero nadie más…mira, que es mi ahijada, y a veces de lejos ni la conozco, está muy crecida la Camila…

Hoy es lunes, y aun no regreso a mi casa. Más tarde lo haré creo. No traigo dinero, ni quiero pedirle a mi comadre y menos a mi hija para quedarme en un hotel o para cenar. No le quiero ver el rostro a mi hija, hasta que yo sienta de Dios lo que debo de hacer con ella. Pero con tan solo pensar que mientras que yo leo la biblia, o escribo esto pidiendo consejo, ella se está prostituyendo… anónimamente, como ella dice, o cibernéticamente, pero al fin y al cabo la biblia dice que prostitución es prostitución, ¿qué no? Y la que se siente sucia soy yo y no ella… vaya, como han cambiado los tiempos, como dice mi comadre, ya Cristo viene pronto y por eso todo está patas pa’ rriba… Dios mío ilumíname, que hago…


Bueno, amén… Dios les guarde… leeré los consejos de los hermanos… gracias…si no me reporto con ustedes rápido es que no traigo internet, o no he leído los comentarios….