La historia de Jade: su lucha contra un extraño síndrome

2016-07-07
Hoy en día es muy común ver hogares destruidos por múltiples razones. Los problemas de pareja afectan directamente a los niños, a los cuales no les queda otro remedio que aceptar la decisión de sus padres. Por otro lado, el fallecimiento de alguno de los cónyuges es otra forma drástica y dramática de que un niño o una niña crezca si su padre o madre. Sin embargo, si tu hijo o hija está creciendo con la falta de uno de los padres y tienes la opción de cambiarlo, deberías... Mira por qué.
   

Todos los niños necesitan de sus padres para que puedan alcanzar su máximo potencial. El amor y la seguridad que brinda una familia es algo que no tiene precio. Pero ¿por qué los niños necesitan de ambos padres?

La verdad es que crecer con la falta de un padre o una madre, no causa la muerte del niño (bajo circunstancias normales), pero sí modifica la vida y las posibilidades de un niño de ser realmente feliz, pues tanto el padre como la madre aportan contribuciones totalmente diferentes en lo relacionado a la crianza de los hijos.

Seguro has escuchado decir a muchos padres: "Yo soy madre y padre en mi casa". Sin embargo, esta afirmación es falsa, pues "Los padres, nunca podrán ser madres" y "Las madres, no pueden ser padres", afirma el Dr. Pruett de la Escuela de Medicina de Yale.

En su afirmación el Dr. Pruett agrega que los bebés durante sus ocho primeras semanas, ya son capaces de diferenciar entre una mujer y hombre; lo que le permite al niño contrastar las relaciones entre ambos sexos. Esto es absolutamente necesario para que el niño alcance un desarrollo sano.

Por lo que usted no es madre y padre, usted es "buena madre" o "buen padre".

Razones por las  que un niño necesita una mamá y un  papá 

1. Cada uno de los padres cría de manera diferente a sus hijos

Para nadie es un secreto que tanto el hombre como la mujer tienen puntos de vistas completamente diferentes. Lo que para la madre es algo grave para el padre puede resultar una tontería. Estas diferentes maneras de ver y enfrentar la vida influyen en nuestros hijos, y ambas partes crean un balance maravilloso en el niño.

Los padres juegan, mientras las madres cuidan. Aunque ambos cuidan por igual, pero como dice Proverbios 1:8 "Hijo mío, escucha las correcciones de tu padre y no abandones las enseñanzas de tu madre".

Ambos padres son vitales en la formación de un niño, pues les ayudan a desarrollar independencia, por un lado, y seguridad y confianza por el otro.

2. El punto de vista de un niño o niña lo prepara para la vida

Como habíamos dicho, los padres ayudan a los hijos a ver el mundo desde el punto de vista masculino, guiándolos por diferentes etapas de desarrollo, y mostrándoles qué está bien y qué está mal. La madre tiene un papel muy importante en cuanto a la enseñanza de la parte emocional, ya que les enseña a los varones a entender cómo deben tratar a las mujeres.

Por otro lado, los padres les enseñan a sus hijas cómo los hombres deben tratar a las mujeres. Estudios afirman que las niñas que crecen con sus padres desarrollan una elevada autoestima y eso les da más seguridad a la hora de relacionarse con los hombres.

Como podrás ver, depende de ti qué quieres enseñarle a tu hijo o hija para que sea un hombre o una mujer de bien y alcance el éxito en todas sus relaciones.

3. La presencia del padre en el hogar minimiza las posibilidades de que un hijo vaya a prisión

Aclaremos algo, un padre presente también puede estar ausente. Es decir, hay padres que se enfocan solo en cubrir las necesidades básicas del hogar y no están presentes en las vidas de sus hijos. Por lo que un padre presente que no se involucre con sus hijos, está ausente.

Según las estadísticas: "70% de los adolescentes que terminan en la prisión por delincuencia juvenil, crecieron en hogares con uno de los  padres ausentes.

4. Los padres fomentan el sentido de aventura, riesgo y emoción.

Los padres ayudan a sus hijos a traspasar límites, mientras las madres apuestan por lo seguro. Nuevamente, se crea un balance entre ambos puntos de vistas.

No sé si es una coincidencia, pero mis amigas, hijas únicas  y criadas solo por sus madres, no aprendieron a montar bicicletas cuando niñas, y es más, otras aún no han aprendido. El sentido sobreprotector de estas madres es el culpable, pues siempre se aseguraban de que estuvieran seguras y no les permitían ni siquiera tomar pequeños riesgos.

5. Los hijos de uno de los padres ausentes no se comprometen de adultos

Cuando falta uno de los padres en el hogar, dificulta que puedan creer en sus futuras relaciones y le huyen al compromiso. A pesar de las dificultades y las vicisitudes que enfrentan estos niños que crecen con la falta de un progenitor, y a pesar de que no quieren que les suceda lo mismo a sus hijos, tienden a repetir la misma historia por el miedo al compromiso que desarrollan.

Estas son tan solo algunas de las desventajas de la falta de uno de los padres. Como dijimos anteriormente, no se trata de que se pueda o no vivir con la falta de uno o ambos padres, pues definitivamente, se puede; pero enfrentarás una vida mucho más difícil. Aunque recuerda que "Porque aunque mi padre y mi madre me hayan abandonado, el SEÑOR me recogerá". Salmo 27:10  BAJA LA IMAGEN CON ESTE VERSICULO MAS ABAJO


La fotografía de estas trillízas reveló un grave problema

Trabaja en la fe de tus hijos por esta razón

La riqueza y la fama le hizo daño a estos amigos mios

Oracion poderosa y efectiva por tu familia

No todo es tristeza en estas familias, míralas

aunque mi padre y mi madre me dejaran imagen