Se le llama nictofobia o bien temor irracional a la noche o a la oscuridad. Este trastorno es generado por una percepción distorsionada del cerebro de lo que podría pasar en la oscuridad. Asimismo, se le conoce como acluofobia, ligofobia, escotofobia, mictofobia o bien, simplemente, temor a la obscuridad. Si bien es muy habitual en el mundo entero que los individuos puedan desarrollar un temor excesivo a la oscuridad, la verdad es que se ha investigado poco sobre este problema.

Las personas que hablan solas son...¿más inteligentes?

Nuevas investigaciones apuntan a que el temor a la oscuridad empieza a manifestarse antes de los 2 años de edad. Esto significa que, en todos nosotros, unos más que otros, llegamos a ser nictofóbicos alguna vez.

¿Cuándo se considera normal este trastorno del miedo a la oscuridad?

La nictofobia es un mal equivocadamente relacionado con niños, mas conforme explica J. Adrian Williams en su artículo Indirect Hypnotic Therapy of Nyctophobia: A Case Reports, es muy posible que los pequeños que hayan sufrido de un temor a la oscuridad excesivo, de la misma manera podría desarrollarla cuando sean adultos.

Se considera normal el temor a la oscuridad en las edades comprendidas entre los 2 y los 7 años. Desde esa edad, el temor a la obscuridad y otros temores comunes a lo largo de la infancia van desapareciendo de forma progresiva, debido fundamentalmente a que el individuo razona que los fenómenos o bien objetos que representaban un riesgo no lo figuran en sí, y a que logra crear nuevas herramientas psicológicas para defenderse a sí mismo de sus temores, debido a una preparación mental más compleja y al tiempo más elaborada.

"El amor a primera vista no existe", según la ciencia  

La nictofobia realmente, en muchas ocasiones no es un temor a la oscuridad en sí, sino más bien a los peligros que imaginamos que podrían estar latentes cuando estamos en completa penumbra.

Entre las medidas que se pueden tomar están encender una lámpara de baja intensidad a fin de que la oscuridad no sea total. Sin embargo, atravesamos una época en la que muchos vivimos con temor. Pero recuerda lo que nos enseña la Biblia, Dios está en control de todo; y aunque camines en valle de sombra de muerte, no temas porque Jehová tu Dios está contigo. No permitas que el miedo controle tu vida. Aprende a vivir por fe, no por temor.

Te invitamos a hacer esta oración:

Señor, ayúdame a recordar que no importa cuán oscura haya sido la noche. Tú eres la luz de mi vida, nunca te apagas y siempre me darás un nuevo amanecer.

Amén

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus