2020-06-28

Dios te dice:

Soy tu futuro, soy tu esperanza: Tu razón de vivir cada mañana.

Bajo mis alas te cubro por las noches. Soy tu camino y luz: escudo y espada.

Tu voz es a mis oídos dulce, cuando abres tus labios y me llamas Padre; cuando reconoces que te amo y eres mío.

Mi Amor por ti no será apagado por las aguas. Mi Amor por ti no lo ahogarán los ríos.

Eres mi hijo para siempre, para siempre eres MÍO...

----

Recibe el amor de Dios en este día y no le pongas obstáculos ni peros, ni te excuses detrás de tus errores.

Dios te ama, recibe su amor, Acéptalo, vive tu vida y deja a los demás que vivan la suya, pero claro, tienes el derecho de corregir a los que amas, así como Dios te ha corregido a ti.

¿Ahora lo entiendes?

Muchas cosas que has vivido y que te han dolido, posiblemente vinieron también de la mano poderosa de Dios para corregirte y regresarte al buen camino, o para enseñarte una lección eterna.

 

Así es, y así será. El amor de Dios recibirás, tendrás paz, serás estable y feliz.

A pesar de las tormentas, a pesar de las guerras que se libran en tu interior,

Dios te ama. Te lo ruego, y te lo repito y lo enfatizo: RECIBE EL AMOR DE DIOS… Dime que lo harás.

 Escrito por  Hermes Alberto Carvajal

 
Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti


Te puede interesar:

-          Abre tus brazos a la vida                             -   ¿Debo perdonar una infidelidad?

-          Mujer levántate                                              -   ¿A quién más iremos?

-          Un abrazo de amor y consuelo                -   Ciego y sin poder caminar

-          Celebremos a Cristo como niños            -   El espejo de Dios