Gánster fallecido trágicamente tiene una ocasión más para tomar alcohol y jugar al dominó antes de ser sepultado.

Jomar Aguayo Collazo, de Río Piedras, Puerto Rico, recibió un disparo mortal que le quitó la vida poco tras cumplir veintitrés años. Según parece, esto es algo que se ha vuelto una moda entre algunos sectores de Puerto Rico, puesto que tienen una forma de presentar a sus seres queridos fallecidos de la forma en que desean que se los recuerde.

El cuerpo de Jomar Aguayo Collazo, una de las víctimas de la reciente matanza ocurrida en un negocio de Hato Rey, ha sido velado en el Bar Carmín, propiedades de su madre, ubicado en Río Piedras.

La madre del joven asesinado a balazos junto a otros 3 en un suceso relacionado con drogas le dio a su hijo un velorio que muchos recordarán. La mujer contrató los servicios de la Funeraria Marín, una funeraria local experta en técnicas de embalsamamiento para que la ayudaran a conservar el cuerpo de su hijo. Entonces lo vistieron con un conjunto deportivo azul Adidas, una cadena de oro, una visera azul y lentes oscuros mientras que sostenía su cuerpo apoyado contra la mesa de dominó. En su mano pusieron condones y bebidas, simulando que el fallecido estaba gozando de un último juego de dominó.



"Ciertas personas se sientan y fingen que juegan con él...mientras, otros juegan billar, toman, bailan o escuchan música, como lo harían en cualquier bar", afirmó Elsie Marín, dueña de la funeraria.

Y agregó: "Quedó exageradamente brutal. Este ha sido el mejor en lo que se refiere a detalles. Es una cosa exagerada de lo bien que quedó".


A este velorio le han antecedido otros muy especiales, entre ellos el del joven montado en su motocicleta, el boxeador vestido con guantes y bata, el taxista en su vehículo y muchas otras ocurrencias.



Jomar Aguayo Collazo, de 23 años, perdió la vida el último día de la semana pasado en un tiroteo ocurrido en el negocio El Regreso en Hato Rey.

OTROS ESTÁN LEYENDO:

Encuentran trozo de piedra que podría pertenecer al Primer Templo en Israel

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus