Tónico Natural Para Eliminar Las Canas 100% Efectivo

2016-10-20

Para los que entienden de la biblia, aquellos que, si la leen de manera atenta, y no solo opinan y creen lo que leen en “sitios pseudo cristianos” o solo lo que escuchan de los expertos, es bien sabido, y bien entendido que no hay en la biblia tal ser que los pseudoteólogos y las películas exaltan como el “anticristo”.

¿Qué dice la biblia entonces?

Es aquí donde hay que hacer la separación entre “anticristo” lo cual es en realidad un movimiento cultural, educacional, religioso, y obviamente satánico, que se ha levantado en contra de todo lo que tiene que ver con Cristo Jesús aun desde los tiempos del apóstol Juan y otro ser a quien la biblia llama “el hombre de pecado”, “el inicuo”.

Es en la epístola Primera de Juan, y en Segunda de Juan donde se menciona la palabra anticristo, y hace clara referencia a que anticristo es lo que se opone a Cristo, a su deidad, a su poder, a su muerte, a su resurrección, a su segunda venida y a todo lo bueno, puro, amable que viene de la palabra de Dios a guiar las vidas de aquellos que han entregado su vida a Jesús y han hecho con él un pacto eterno.

Estos son los versículos:

1 Juan  2:18 Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo.

Según este versículo inspirado por Dios, aquellos que se han opuesto a Cristo son “anticristos”.

El problema de porque mucho cristiano que desconoce la escritura piensa que el anticristo es ese hombre que les va a poner a toda la marca de la bestia, es precisamente, gracias a las películas.

Es como el famoso caballo de donde cayó el apóstol Pablo. Pregúntale a cualquier cristiano que desconoce la biblia, ¿de qué animal cayo el apóstol Pablo cuando iba camino a Damasco? Y te contestaran, que era un caballo.

La verdad, no es así. La biblia solo dice que Pablo cayó, pero no dice que cayó de un caballo. La gente tiene esta imagen del caballo en la mente, por una pintura que alguien pintó por ahí, no recuerdo al pintor, la cual muestra a un supuesto apóstol Pablo cayendo de un caballo.

Tiene razón aquel teólogo que dijo que hoy la gente recibe su conocimiento de la biblia de lo que ve en las películas y de lo que oye de los cantantes cristianos, quienes la mayoría cantan cosas muy buenas y centradas doctrinalmente, pero hay algunos cuyos cantos están basados en depresión y derrota. Pero se oyen bonito. Eso sí…

Sigamos

1 de Juan 2:22 ¿Quién es mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este tal es anticristo, que niega al Padre y al Hijo.

Este versículo anterior dice que quien niega a Cristo, es anticristo. Atención, ahí no dice que ese tal es “El anticristo”, no, sino que solo dice que es un anticristo, o sea, uno más, de millones que niegan a Cristo el día de hoy.

1 de Juan 4:3 Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo es venido en carne, no es de Dios: y éste es el espíritu del anticristo, del cual vosotros habéis oído que ha de venir, y que ahora ya está en el mundo.

Igualmente, este versículo anterior nos muestra que negar a Cristo, es estar en contra de Cristo por lo tanto quien lo niega es “anticristo”. La biblia nunca dice que debemos de estar esperando a ningún “anticristo”. Ahí claramente dice, que ese “espíritu anticristo” ya existía desde los tiempos de Juan el apóstol. Lea al final, más abajo.

2 de Juan 1:7 Porque muchos engañadores son entrados en el mundo, los cuales no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Este tal el engañador es, y el anticristo.

Aquí también se sostiene que, si no se confiesa a Jesucristo, entonces prácticamente se es “anticristo”.

La biblia si menciona, sin embargo, al “hombre de pecado”, al inicuo, al malo, que se levantará contra todo lo que tenga que ver con Dios, y manipulará a este mundo a que le adoren, y los llevará hacia la destrucción orquestada mediante una batalla los unos contra los otros, y finamente a una batalla en contra de Jesús mismo, quien vendrá con sus ejércitos a este mundo, en su segunda venida.

Es un tema difícil, porque cada quien cree tener la verdad al respecto. Nadie da su brazo a torcer, y si alguien cree en una doctrina errónea, o equivocada, es aún más difícil volver a una doctrina correcta ya que la carnalidad humana y el ego no permiten a la persona reconocer que se ha creído en un error.

No veo en la biblia, como puede afectar tu salvación si tú crees en el rapto, o si no crees, o si tú estás de acuerdo en los versículos arriba mencionados, o si no lo estás. La biblia nunca dice que el evangelio, esto es las buenas nuevas, sea el predicar acerca del anticristo.

Es bueno enseñar sobre el tema, pero muchos se concentran en un solo versículo y le dan vueltas a lo mismo como discos rayados, llegando a pelearse y hasta odiarse los unos a los otros, por temas a veces realmente triviales, mientras el mundo se pierde sin conocer a Jesús.

El otro día por ahí vi unos comentarios en Facebook donde un pastor insultaba a otro, porque el otro decía que el anticristo era un presidente de raza negra muy famoso, y este pastor decía que no, que su interpretación súper de la doctrina muy pura, le mostraba que el anticristo es el líder de una iglesia que está basada en Europa.

Sinceramente tal vez ninguno de los dos tiene razón, pero eso sí, estos pastores demuestran su grado de conocimiento bíblico, insultándose públicamente y dando el peor testimonio ante los incrédulos, y dándoles más bases para no creer. Si tu pastor es de esos que pierden el precioso tiempo que Dios les ha dado peleando con otros en las redes sociales, por favor, aléjate de el, aléjate de esa iglesia porque lo más seguro es que no es pastor, ni tiene ningún llamado, y solo es un neófito envanecido que está causando daño al cuerpo de Cristo.

Ya vimos arriba que los versículos claramente dicen que anticristo no es una sola persona, sino todo aquel y todo aquello que se opone a Jesús. Actualmente vemos un movimiento anticristo gigantesco tanto en los medios, como en las escuelas, en los hogares etc.

Tenemos que estar alertas para que nuestro tiempo no sea mal usado creyendo, peleando, y predicando cosas triviales, cuando deberíamos estar predicando de Jesús y ser de edificación en todo lo que hablamos y enseñamos.

Si encuentras errores ortográficos, señálalos en la sección de comentarios. Nadie es “perfeito”

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus