¿Quién le regalo un par de orejas a este niño? LLORARAS CUANDO LO SEPAS...

2017-03-27


No te critica destructivamente (pero encuentra el momento sabio para un comentario edificante)

En este artículo estaremos hablando de la madurez, pero no nos referimos a la “edad”, sino a la madurez emocional.  
Y si tu pareja es un hombre sabio no criticará tu aspecto físico, y si te hace un comentario, lo hará con tacto en el momento adecuado. Si tienes a tu lado a un hombre sabio (sabiduría es casi lo mismo que madurez emocional), este hombre se preocupará por ti, y por cómo te ves, pero de una manera edificante, mas no destructiva. Un hombre torpe, te criticará en el momento inapropiado, y casi siempre en un momento que debería ser íntimo y romántico, o públicamente enfrente de otras personas, ya sea que te des cuenta o no.

Y perdona si uso la expresión “torpe”, “tonto” o inmaduro, pero realmente me molestan los hombres que no quieren madurar. ¿Y por qué digo que no “quieren” madurar? Porque realmente no toman la iniciativa para actuar, reconocer sus errores, humillar su soberbia y permitir que Dios ꟷy las personas que los amanꟷ hagan de ellos unos diamantes. 

No, los hombres inmaduros prefieren seguir creyendo que su valor es similar al de una piedra preciosa falsa. Lo más fácil, rápido y barato es continuar siendo un necio inmaduro y falto de sabiduría. ¿Inteligente? No me importa si el IQ sea mayor que el de Einstein y que se graduó con honores en Princeton. Si carece de sabiduría, un hombre inmaduro terminará su vida, posiblemente, solo, pobre, frustrado y enojado contra su familia, la sociedad y sobre todo contra Dios.

No se mete con tus asuntos privados

Un hombre maduro emocionalmente no se mete con tus secretos ni con tus asuntos privados y personales. Si quieres pensarlo de otra manera, un hombre tan valioso como el que tienes a tu lado, no se meterá en tu espacio de libertad.

Pero en el mundo latino abunda el celo excesivo, los hombres metiches y controladores que no dan a sus mujeres ningún espacio para tener algo de libertad. Una mujer sabia usa su libertad de manera inteligente. Lo peor: una pareja donde ambos son necios e inmaduros. Cualquier libertad es convertida en libertinaje y hasta puede ser que no desaprovechen la oportunidad para herirse el uno al otro de muchas maneras.

Pero un hombre sabio no te anda preguntando a quién “texteaste”, con quién estabas platicando, con quién “lo hiciste” por primera vez; ni te pide detalles específicos de tu relación con tu pareja anterior, si es que ya la tuviste. Obvio, un hombre sabio y maduro tampoco quiere que le estén preguntando sus asuntos privados, sobre todo, si son del pasado. Grábate esto: un novio sabio, o un amigo emocionalmente maduro, no te pedirá fotos desnudas, ni te exigirá grabar videos, ya sabes de cuáles.

 esposo sabio

Trata los asuntos serios cuando se deben de tratar

La verdad es que el temor es algo que todos sentimos. El temor diario a todo lo que nos rodea, y  supuestamente nos amenaza, no es un temor sano; y nos habla de falta de fe y confianza en Dios, en sí mismo, y hasta puede ser un indicio de problemas emocionales y mentales.

Pero enfrentar una dificultad, claro, es normal que sintamos temorcito. Un hombre maduro enfrenta las dificultades de la vida a pesar del temor, a pesar de las emociones negativas. No tiene miedo de hablar las cosas que contigo debe de tratar cuando es el momento adecuado, pero, sobre todo, no tiene miedo de herirte, (si es que la verdad te hiere), cuando confrontar la verdad de tu parte, sea necesario para fortalecer la relación. Un hombre maduro no te ocultará esa verdad que ambos tiene que enfrentar. Sacarles la vuelta a asuntos serios es síntoma de inmadurez (Lee al final porque un hombre emocionalmente maduro jamás podrá hacerte feliz).

esposo sabio

Para él, tú eres lo más importante en su vida.

Un hombre sabio, que ama a la bella mujer que tiene a su lado, está convencido sin lugar a duda que ella es la numero uno en su vida. Primero es Dios, después, la persona que merece toda su vida, es su mujer. No su mamá, no su hermana, no la vecina, ni sus amiguitos. Su mujer es número uno. Jamás se irá al soccer ni a una fiesta solo, sin tu permiso.

Pero no uses este consejo para convertirte en la arrolladora mujer celosa y controladora. Él te da tu lugar, tú eres la numero uno en su vida, ahora tu dale la oportunidad de tener el tiempo que el necesita para edificar sus relaciones personales con su familia y amigos. Todo tiene su tiempo. Como decían las “flans”: No controles.

 esposo sabio

Un hombre maduro y sabio, jamás te hará feliz 

Perdón que te abra los ojos, pero era necesario que te dijera esto. Ese hombre lleno de sabiduría que tienes a tu lado no puede hacerte feliz. Él se va a esforzar, te dará tu tiempo, será inteligente usando los recursos en tiempo y dinero para halagarte, y hasta busque la manera que no tengas nada que envidiarle a la Kim Kardashian, pero hay un problema que se repite todos los días:

Tú no serás feliz, si te la pasas buscando razones para ser infeliz. En otras palabras, hacerte feliz no es responsabilidad de tu pareja. Él hace lo que puede y más. Él debe amarte cómo eres y esforzarse por edificar la relación, demostrarte su amor de tal manera que no haya duda que eres amada.

Pero “sentirse amada” y “ser feliz” es tú decisión y aquí llegamos a la conclusión de que sentirse amado y ser feliz no son primariamente emociones, sino actitudes basados en la mutua dedicación y educación el uno hacia el otro. Claro, si te trata mal, es obvio que hay posibilidades que no te amé, pero si él te ha dado todas las muestras de que es maduro y te ama, y aun no te sientes feliz, es que tú has decidido no sentirte feliz. No es culpa de tu hombre, es culpa tuya. Por eso, una mujer sabia y madura emocionalmente, debe tomar la decisión de enfrentar la vida con una sonrisa y una actitud de felicidad a pesar de cualquier situación y no estar esperando a que venga alguien más a “hacerte feliz”.

Tal vez en las telenovelas funcione de otra manera, pero en el mundo de la gente sabia y emocionalmente madura que conoce a Dios, el mundo es real y las emociones son secundarias. Cuando el vaivén de tus emociones son el fundamento de tu vida, tu mundo es irreal, vives una vida de fantasía, buena o mala, pero es una fantasía; tu vida puede mejorar si pones tus emociones en segundo o tercer lugar y actúas con base a sabiduría, madurez e inteligencia.

Enfrentamos la vida con actitudes conscientes nuestro presente real, que no se basan en lo que primero vemos, o en lo primero que sentimos.

Yo sé que me entendiste. Dale gracias a Dios por tu hombre y sigue orando para que él y tú sigan creciendo en madurez y sabiduría.

Por favor comparte esta nota con una amiga, o escribe tu comentario, sugerencia, o añade a este articulo porque de seguro nos faltaron detalles que tú puedes agregar con tu experiencia.

Te amamos, no olvides visitarnos de nuevo y compartir estas notas con todas tus amigas