Después De Leer Esto Querrás Masajearte Los Pies Todos Los Días ¡Increíble!

2020-06-06

Presiona imagen para bajarla

Por favor lee todo este mensaje hasta el final.

La paz os dejo, mi paz os doy

La palabra de Dios para hoy es TRANQUILIDAD también la puedes entender como SEGURIDAD y una aplicación más profunda que le puedes dar en tu vida es PAZ. recordemos que Jesús nos prometió Paz y él dijo a sus discípulos que lo estaban escuchando:

 ” La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” Juan 14:27

Que formidable esta herencia que nos dejó nuestro Señor, que es algo que a veces no podemos entender, cuántas veces ya lo hemos repetido que él también nos dijo que:

” Estas cosas os he hablado, para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción: más confiad, yo he vencido al mundo. Juan 16:33 “

Yo te ruego que seamos sinceros de corazón delante de Dios y reconozcamos que la parte de la aflicción es lo que no nos gusta de esta vida y a veces cuando hemos tomado un compromiso, pleno, firme, duradero, eterno; con Cristo Jesús, pareciera que la aflicción, las tribulaciones, se multiplican al millón por uno.

No nos gusta la aflicción. Queremos cerrar nuestros oídos a la aflicción, queremos desviar nuestra vista de la aflicción. No queremos hablar acerca de eso, es más, algunos ya dejaron de leer esta palabra tan sólo cuando leyeron la palabra aflicción.

Pero la verdad es que, para poder sacarte de la inseguridad, de la ansiedad, de esa sensación que parece un terremoto que agita tus entrañas que parece que va a explotar en cualquier momento y aún te puede quitar la vida; para poder ser libre de ese tormento tienes que prestarme tu oído por unos momentos y enfrentar el hecho de que la aflicción es real y no debes, o debemos escondernos de ella.

Muchos dicen, ¿Pero si Dios es bueno porque hay aflicción?  si Dios es un Dios de amor ¿Porque a las personas buenas les pasan cosas malas?

Yo lo que no quiero es darte una explicación lógica, emocional o intelectual porque estoy seguro que no voy a poder darte a entender mi mensaje, si trato de convencerte de mi opinión. No, yo no quiero que te quedes con mi opinión, yo deseo que tú vengas ante Dios y te humilles con sinceridad y él vendrá a ti con su presencia y te dejará totalmente convencido de quién es y que desea quitar de tu vida toda aflicción.

Yo te puedo decir Dios es bueno por esto, o Dios es bueno por esto otro. Te puedo dar un millón de razones porque las tengo, pero quiero enfatizar que este día Dios quiere hablarte a ti y me mandó a mí a rogarte que lo busques.

En estos días que vienen, Dios se revelará a ti de una manera tan poderosa como jamás lo has imaginado ni lo has vivido. Dice su palabra, que un día cuando estemos con él conoceremos cosas que ojo no vio, ni oído jamás oyó, porque estas cosas él ha preparado para los que le aman.

Tú lo amas y aparte de su herencia de paz, Él te ha dejado una muestra de lo que en aquel día podrás experimentar. Es su misma presencia, la cual es también a la vez una promesa, un pacto, un juramento. La Biblia le llama “las arras” lo cual en algunas culturas es un objeto u objetos de valor que el novio le entrega  a la novia como un pacto de lo venidero. (Continua leyendo mas abajo)

Presiona imagen para bajarla
 

Es por esta promesa que la tranquilidad vendrá a tu vida y huirá de ti todo torbellino de pensamientos confusos, de amarguras, de recuerdos muertos, de emociones desenfrenadas, de temores infundados, porque serás lleno nada más ni nada menos que, con El Santo Espíritu del Dios todopoderoso.

Serás cubierto por el fuego divino que va a quemar todo lo que no sirve dentro de ti, en tu mente, en tus emociones y tomará ese lugar que a él le pertenece y te llenará de ríos de agua viva como jamás lo has experimentado.

Por eso te repito que en vez de convencerte de las razones por las cuales Dios quiere darte Paz, te voy a pedir mejor que en estos días que vienen no tomes ningún otro compromiso más que los necesarios. No aceptes invitaciones que desviarán tu atención de lo que Dios quiere hacer contigo.

Dios no miente. Él quiere que busques su rostro, porque en estos días El hará contigo algo sobrenatural y maravilloso. (Continua leyendo mas abajo)

Presiona imagen para bajarla

Dios quiere transformar tu vida de la manera más radical que tú no te imaginas y él te va a dar a conocer su amor, su cariño y te mostrará algo de lo que un día en la eternidad también podrás presenciar.

Pero hoy, estamos aquí en este mundo donde habrá aflicción de la que muchos no quieren hablar, pero tú buscarás a Dios y le dirás con tus propias palabras que ya no puedes más o que te hacen falta las fuerzas para continuar. Busca a Dios

Pronto podrás experimentar esa paz que Él ha dejado para ti.

Te ruego que donde estés si te es posible te pongas de rodillas y le digas a Dios:

 Señor, aquí estoy. Háblame, tócame, Lléname de ti…

 

Escrita por Hermes Alberto Carvajal