Estos Profesores Ocurrentes Parecen Ser Más Divertidos Que Sus Propios Alumnos

2022-10-03

Cuando se trata de los mandamientos que se encuentran en el Nuevo Testamento, la mayoría de la gente puede recitarlos con facilidad. Entre ellos se encuentran mandatos importantes como "No cometerás adulterio", "No matarás", etc. Sin embargo, hay un mandamiento al que no se presta tanta atención: la abnegación.

La Biblia tiene mucho que decir acerca de renunciar a cosas para el mejoramiento de tu carácter en tu nueva vida en Cristo. Este artículo detallará estos versículos y explicará la importancia de la abnegación para los que seguimos a Cristo.

y andad en amor, así como también Cristo os amó y se dio a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante aroma (Efesios 5:2).  

La importancia de la abnegación en un creyente

Hay muchas razones por las que debemos practicar la abnegación. En primer lugar, es una forma de controlar nuestros apetitos y deseos. A menudo nos vemos superados por nuestras pasiones y deseos, y necesitamos encontrar un modo de frenarlos. La abnegación es un modo de conseguirlo.

Otra razón por la que debemos practicar la abnegación, o negarnos a nosotros mismos, es que es una forma de imitar a Cristo. En la Biblia, Cristo es representado a menudo como varón de dolores, que nos llama a seguir sus pasos. Lo hacemos cuando renunciamos a cosas que son nos son muy apreciadas.

Por último, practicar la abnegación es una forma de mostrar gratitud a Dios. Dios nos ha dado tanto y, sin embargo, a menudo lo damos por sentado. Tenemos que mostrar nuestra gratitud, pues debemos dar por gracia lo que por gracia hemos recibido.

Asimismo, morir a los intereses propios es una muestra del mismo amor desinteresado que Cristo nos mostró, y esto es algo contrario a nuestra naturaleza.

Versículos bíblicos sobre la abnegación

En la Biblia, encontramos muchos versículos que detallan la importancia de renunciar a cosas para el beneficio de tu alma. Algunos versículos muy conocidos son los siguientes:

  • "Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, ve y vende lo que posees y da a los pobres, y tendrás tesoro en los cielos; y ven, sígueme.". (Mateo 19:21)
  • "No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen y donde los ladrones entran a robar, sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido destruyen y donde los ladrones no entran a robar. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. (Mt 6,19-21)
  • "Porque el que quiera salvar su vida la perderá, pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará". (Marcos 8:35)
  • Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; que como yo os he amado, así también os améis los unos a los otros (Juan 13:34).

Razones bíblicas para practicar la abnegación

Hay varias razones por las que debemos practicar la abnegación. En primer lugar, es una forma de mostrar gratitud a Dios por las cosas que nos ha dado. A menudo damos por sentados nuestros dones, y deberíamos mostrar nuestra gratitud por ellos utilizándolos para ayudar a los demás,

En segundo punto, es una forma de controlar tus apetitos y deseos. A menudo cedemos a la llamada de nuestras pasiones, pero tenemos que encontrar un modo de dominarlas. La autonegación es una forma de conseguirlo. Negarse a sí mismo, como nos ha dicho nuestro salvador.

Por último, la abnegación es una buena manera de imitar a Cristo. Él nos llama a seguir sus pasos, y uno de esos pasos es el camino de la abnegación.

Asimismo, los que se niegan a sí mismos para seguir a Jesús son útiles a Dios. Siguiendo con abnegación el mandato de predicar Su Palabra, hombres y mujeres consagrados a Dios trabajan día y noche para que su obra avance. Así como Jesucristo se sacrificó para salvar nuestras almas (Colosenses 3:3), la obra de Dios no se detiene y se extiende gracias a personas que con amor han sacrificado su vida.

Cómo practicar la abnegación 

  1. Tomando nuestra cruz y siguiéndole. Según Lucas 9:23, debemos tomar nuestra cruz diariamente y seguir a Jesús si queremos seguirlo. Los que aceptan a Cristo deben darle su completa lealtad.  "Ya no viven para sí mismos, viven para Cristo. Todas las cosas se han hecho nuevas".
  2. Dile no al pecado. Cuando tengas la tentación de cometer cualquier pecado, ya sea grande o pequeño, di "no" a la carne.
  3. Aléjate de situaciones inciertas. Del pecado, Dios nos dice que tenemos que alejarnos. Pero hay veces que no estamos seguros de si algo es beneficioso o perjudicial para nosotros. Antes de hacer algo que es dudoso, busca la opinión de Dios al respecto.
  4. No seas piedra de tropiezo. Es imperativo no llevar a los demás por el mal camino, no sea que te conviertas en una piedra de tropiezo.

Conclusión

La práctica de la abnegación tiene muchas ventajas. Es una forma de mostrar gratitud a Dios por los dones que te ha dado, es una forma de controlar tus pasiones y deseos, y es una buena manera de imitar a Cristo.

Hay una gran cantidad de versículos bíblicos relacionados con la importancia de renunciar a las cosas, y depende de ti decidir cuáles seguir. No hay una forma correcta o incorrecta de hacerlo, siempre y cuando seas sincero en tus esfuerzos. La abnegación es un camino difícil, pero la recompensa es enorme y merece la pena.

Close Ad