La modelo Miss BumBum cambió sus creencias por la fe en Dios

2016-05-12



Estuvo perdido durante 13 meses en el mar abierto, en un sencillo bote, comiendo pájaros, tortugas y pescado crudos. Esta hazaña ha convertido al pescador salvadoreño, José Salvador Alvarenga, en una noticia mundial. Lo trasladaron a un lugar no determinado, desde las Islas Marshall. ¿Por qué? Para evitar a los medios de prensa que han invadido el archipiélago desde su hallazgo, hace algunos días. 

De acuerdo a los reportes de prensa, Alvarenga —que trabajaba para la empresa mexicana “Camaroneras de la Costa”— había salido en diciembre de 2012 desde Costa Azul, junto con un joven compañero en una expedición de un día para atrapar tiburones. 

De acuerdo a lo indicado por el náufrago en el hospital donde fue asistido, poco después de salir a mar abierto fueron sorprendidos por una tormenta. El motor se averió y quedaron a la deriva. 

A cuatro semanas de su desaparición, el joven dejó de existir. Su deceso se debió –según Alvarenga— a que se negó a comer animales crudos. Por otro lado, José Salvador se alimentó de tortugas, pájaros y pescados crudos para sobrevivir. Tomaba agua de lluvia que pudo recolectar y hasta bebió de su propia orina para no morir de sed.

Alvarenga continuó solo a la deriva en su embarcación durante más de un año, sobreviviendo en las condiciones citadas, en un periplo de 10.800 kilómetros a mar abierto; antes de arribar a las Islas Marshall, primer lugar donde vio tierra, a medio camino entre Hawaii y Australia, en el Pacífico Norte.

Las condiciones físicas en las que se encontraba sorprendieron a los médicos y autoridades, porque pese a haber pasado 13 meses a la deriva; sobreviviendo de esa forma, su vida no estaba en grave riesgo. Incluso caminaba, aunque con cierta dificultad. 

Mientras era acicalado e internado en un centro asistencial de Marujo, en las Islas Marshall, su historia recorrió el mundo. 

Actualmente se encuentra en un lugar no determinado del archipiélago, pues –según informó CNN— el objetivo es evitar a los medios de prensa que se han apiñado en el área intentando obtener entrevistas y mayores detalles del caso. 

Según se dijo, su retorno a El Salvador fue pospuesto debido a su estado de salud. Pero el doctor Kennar Briand, jefe de personal del hospital de Marujo, dijo que Alvarenga está en condiciones de viajar. Asimismo, su salud mental ha mejorado en gran forma en pocos días. 

“Estaba un poco disperso, obviamente, por estar tanto tiempo solo, sin hablar con nadie”, dijo el médico, quien aseguró que estaba mejorando. 

Si bien se tejen muchas hipótesis respecto a su historia, las autoridades aseguran que no existen razones para no creerle. 


IMPACTANTES NOTICIAS:

- La tanga china acabó con su vida: impactante - mirar

- Mi hija me abandonó por su padre

Noticias curiosas de la salud

El reto de la canela

Bullying, terror en las escuelas

El juego del knockout cobra nuevas víctimas