¡Problemas de incompatibilidad del sueño resueltos!

2020-06-08

 

En ti confiarán los que conocen tu nombre; por cuanto tú ¡oh, Señor! no desamparaste a los que te buscaron.

 Salmo 9:10

 

Sí, parece difícil descansar  en las promesas de Dios, y mucho más cuando son nuestros propios errores los que nos han metido en aprietos. Aun así, primero recuerda que Él es tu padre. El no rechaza a nadie. Y en segundo lugar, recuerda que él ha prometido estar contigo todos los días. Esa es una promesa incondicional para los que lo buscan y confían en Él.

 

Y, si tú -cuando menos- llegaste a esta página por curiosidad, creemos sinceramente que en tu corazón, tú estás buscando a Dios. Él en su palabra te dice:

 

"...Nunca te he dejado, nunca te he abandonado, estoy contigo siempre, vuelve a mí..."



Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti


Te puede interesar:

- Abre tus brazos a la vida                              -   Cobijado por mi amor

- Mujer levántate                                               -   ¿A quién más iremos?

- Un abrazo de amor y consuelo                     -  Ciego y sin poder caminar

- Celebremos a Cristo como niños                -   El espejo de Dios

 

Entrevista a Lizzie Velasquez

 

Slide Image