2016-08-22
8.- AHORA SI TE QUEDASTE SIN REGALO DE CUMPLEAÑOS.

Una madre australiana puso en venta cuatro boletos para un concierto de One Direction, que originalmente serían el regalo para su hija, pero la chica le mintió. Su hija les decía que haría pijamadas con sus amigas, pero las chicas se iban de fiesta a la casa de chicos mayores. La madre escribió en la página de Ebay, que su hija no merecía ir al concierto por mentir y actuar de forma inapropiada y grosera. 

La madre escribió:

“ Yo estoy aquí para poner los límites que tú necesitas para convertirte en un adulto responsable y funcional. Es posible que me odies ahora ... Pero ¡no me importa! Mi trabajo es criar a un adulto responsable, no nutrir malos hábitos en mi hija adolescente.” dijo la madre en la publicación.




9.- MANTÉN TU BOCA CERRADA.


"No sé cómo mantener mi boca cerrada. Ya no me dejan estar en Facebook o en mi teléfono. Por favor, pregúntame por qué." Esas son las palabras escritas en una foto de Facebook de una niña de Ohio. 


Denise Abbott dijo que su hija de 13 años de edad, Ava, estaba siendo irrespetuosa; así que ella fue al sitio de redes sociales, que Ava frecuenta, para hacerle entrar en razón. 



"Me decidí a hacer algo que sé que sería totalmente impactante para ella, y que la próxima vez que ella fuera grosera, ella pensaría 'No quiero que mi cara esté por todo facebook”. 



Sabiendo que su hija estaba en condiciones de manejar su castigo, Abbott dijo que no se arrepiente de sus acciones. "Hay que adaptarse a la crianza de estos tiempos". Aunque algunos padres dicen que la humillación pública no es la mejor manera de enseñar a los niños una lección.



10.-  EN ESTA CASA NO SE BAILA ASÍ.


Una madre californiana avergonzó públicamente a su hija de 11 años de edad, por desafiarla y bailar twerking en su escuela. Frances Hena hizo que su hija Jamie Hena pasara dos horas en una esquina concurrida con un cartel que decía: "Yo le estaba faltando el respeto a mis padres por hacer twerking en un baile de la escuela".


Inspirada por Miley Cyrus y su baile con Robin Thicke, Jamie fue víctima del aumento de la popularidad de la danza sexualmente sugestiva, que implica movimientos del pecho y las caderas. 



"Quiero que ella se de cuenta de que sólo es una niña y que no puede hacer eso, es ridículo pensar que eso está bien en un baile de la escuela", dijo a Hena. 



“Cuando ella tenga 18, podrá hacer lo que quiera. Pero ahora, eso no es algo que va a hacer.” Frances Hena señaló que el bochornoso castigo de su hija pueda inspirar a otros padres.



nalgadas a niños con el cinturon