2016-05-12


Se han reportado delitos como secuestros exprés, robos a templos, extorsiones e incluso asesinatos que han sido perpetrados en contra de aquellos que profesan una fe cristiana. Los representantes de iglesias de varios credos en México reconocieron que los cristianos y templos han sufrido ataques del crimen organizado en últimas fechas.

Oscar Moha, presidente del organismo evangélico “A Favor de la Libertad Religiosa”, denunció que desde hace un año, por lo menos 32 pastores han sido víctimas de delitos que van desde secuestro exprés hasta pago de cuotas hacia algunas organizaciones delictivas.

 “Ha habido secuestros exprés porque los delincuentes saben que los pastores sí pagan, entonces secuestran a la esposa, al sobrino, al hijo o al propio pastor y piden rescate; ya lo han agarrado como una manera de extorsionarlos sobre todo a las iglesias grandes que tienen recursos”, expresó.

Sin embargo, las extorsiones han ido mucho más lejos y amenazan atentar contra los fieles.

“Por ejemplo, un pastor en Monterrey, iba a hacer un evento grande de 25 mil personas y los Zetas le dijeron que tenía que pagar 35 mil pesos si es que quería hacerlo porque si no iban a poner granadas en el lugar. Entonces tuvo que pagar esa cantidad para poder llevar a cabo ese evento”, expresó.

Moha se refirió también de que desde 2011 a la fecha se han registrado 17 robos a templos cristianos en los que se han llevado desde instrumentos musicales, hasta vehículos y dinero en efectivo. Agregó, además, que dos pastores fueron asesinados el año pasado, uno en Tabasco y otro en Durango.

Moha dijo también que los estados del norte son los que han concentrado los ataques en contra de la Iglesia cristiana evangélica.