2018-10-05

Dios está aquí para nosotros y nos ha mostrado cuál es el camino que nosotros debemos seguir para estar con él en el cielo: Jesucristo.

Jesús vino a morir por nosotros, debemos aceptarlo y vivir vidas agradables a Dios para que podamos pasar la eternidad con él. Desafortunadamente, no todos conocen a Jesús, ¡y es nuestro deber como cristianos ser una luz que refleje a nuestro Salvador para que ellos que no le conocen puedan llegar sentir el mismo amor y tener la misma esperanza que nosotros. 

Su experiencia en el infierno

Carl Knighton tuvo una encuentro muy cercano con la muerte que cambió completamente su vida. Knighton estuvo muerto durante unos 30 minutos, luego afirma que fue al infierno y regresó. Recuerda su aterradora experiencia y advierte a los demás que el infierno es un lugar muy real y aterrador.

Knighton dijo que creció en un hogar cristiano. Desde muy joven fue consciente del mundo espiritual. Knighton afirma: "Siempre sentí la presencia de Dios. He visto ángeles de Dios desde muy joven y eso me hizo saber que Dios estaba conmigo". Después de graduarse de la escuela secundaria, se alistó en el ejército y se casó, pero la vida no tardó en empeorar. 

Knighton pasó por mucho a medida que su matrimonio y su carrera se derrumbaban. Knighton cayó en el vicio de las drogas y después de una borrachera de dos semanas, terminó con una sobredosis de valium. Cayó en el suelo y comenzó a convulsionar, luego tuvo una visión. Se vio a sí mismo cayendo en un pozo profundo y se encontró en el infierno. ¡Afirma que el olor era horrible y que escuchó demonios gritando su nombre! Los demonios le hablaban, diciendo: "¡Te tenemos, te tenemos! "¡Ahora nos perteneces!"

¡Pero Dios no abandonó a Knighton! Knighton estaba llamando a Dios para que lo salvara, y él afirma que Dios se inclinó y devolvió su espíritu a su cuerpo. Las personas que rodeaban el cuerpo de Knighton afirmaron que había estado muerto durante unos 30 minutos antes de regresar. "Inmediatamente le pedí al Señor que me perdonara y me arrepentí y dejé esos pecados atrás. Realmente acepté a Jesús después de eso".
 

Knighton entonces se arrepintió y comenzó a vivir su vida de manera diferente. Está tan agradecido de que Dios le haya dado una segunda oportunidad que quiere compartir su historia para advertir a otros que el infierno es real. Knighton está casado de nuevo, y él y su esposa buscan activamente a Dios todos los días. Han pasado ya veinte años desde su aterradora experiencia cercana a la muerte, pero Knighton está más motivado que nunca para compartir su historia y hacer conocer a otros la realidad del Cielo y el Infierno. También anima a todos los que encuentra y les pide que acepten a Jesús, dándoles a conocer el asombroso don gratuito de la salvación.
 
Vea el poderoso testimonio de Knighton en el siguiente video: 

 

Comparta esta historia para recordarle a los demás que el infierno es real, pero que Dios está aquí para salvarlos.

OTROS ESTÁN LEYENDO:

La puerta del INFIERNO: y 9 impresionantes lugares

Mi secreto... ¡No soporto esta infernal situación!

¿Existe algún pecado específico que te haga ir al infierno?